• Un menor de 9 años de sudáfrica se convierte en el tercer niño del mundo que parece estar “virtualmente curado” del VIH.
  • Su carga viral se mantiene indetectable sin tratamientos antirretrovirales.
  • Los otros dos casos fueron en Estados Unidos y en Francia.

La terapia antirretroviral a la que deberían poder acceder todas las personas VIH+ del mundo no es una cura del VIH, es un tratamiento para mantener el virus a raya y conseguir que esa persona se convierta en indetectable. O, lo que es lo mismo (porque es lo mismo), en una persona que no puede transmitir el VIH. Un estudio de 2015 demostró que cuando un bebé nace con VIH (ya sea porque la madre no sabía que era VIH+ durante el embarazo o porque por algún motivo no ha podido seguir la terapia antirretroviral) se pueden reducir los reservorios del virus de forma drástica en su cuerpo si se les administra esa terapia en los 3 primeros meses de vida; pero luego esos bebés han de seguir recibiendo tratamiento de por vida.

Salvo que, por algún motivo, consigan mantenerse indetectables sin necesidad de tratamiento.

 

Eso es lo que ha ocurrido con un menor no identificado en Sudáfrica que fue diagnosticado con VIH al nacer en 2007 y al que se le suministró el tratamiento antirretroviral durante 40 semanas. Al acabar ese tratamiento los médicos comprobaron que el VIH había pasado a un estado “durmiente” y sólo se detecta en sus células inmunes pero no en el resto de su organismo. La gran noticia es que el menor lleva en ese estado más de 8 años y medio y, aunque en un futuro no se descarta que necesite la terapia antirretroviral, los médicos que le están tratando creen que su caso puede ayudar a encontrar una cura contra el VIH.

Te in-Teresa
Expertos en VIH solicitan la PrEP en España

No creemos que sólo la terapia antirretroviral haya llevado a la remisión” explica la doctora Avy Violari, de la Unidad de Investigación de VIH del hospital de Johannesburgo, “Realmente no sabemos la razón por la que el menor ha entrado en remisión, pero creemos que es algo genético o relativo a su sistema inmunológico.” El caso de este menor es muy similar al de los otros dos menores que han entrado en remisión y no necesitan terapia antirretroviral para mantenerse indetectables. El primer caso ocurrió en Mississippi y se trataba de un menor que recibió el tratamiento un día después de nacer y se mantuvo así durante 27 meses. El segundo caso fue en Francia y es otro menor que lleva 11 años sin necesidad de la terapia.

Se habla de que esos niños están o han estado “virtualmente curados” porque no necesitaban seguir el tratamiento para mantener baja su carga viral, pero evidentemente no están totalmente curados puesto que el virus continúa estando presente en algunas de sus células (los reservorios del virus). Los doctores en los tres casos no saben exactamente cuál es el motivo, pero están convencidos de que la investigación en profundidad de los mismos puede ayudar a descubrir si hay algo en el ADN o en el sistema inmunológico de los menores que puede ayudar a desarrollar una cura contra el VIH. El doctor Michael Brady, el Director Médico del Terrence Higgins Trust, explica que el caso del menor sudafricano es realmente interesante porque “añade a nuestro conocimiento lo que se puede conseguir con un tratamiento muy temprano en niños. La terapia temprana del VIH, tanto en niños como en adultos, ha demostrado que reduce parte del daño que el VIH causa en el sistema inmune en las primeras semanas y meses tras la infección. Si podemos entender ese mecanismo mejor podría llevarnos con suerte a nuevas estrategias en los tratamientos y, tal vez algún día, a una cura.

Te in-Teresa
La PrEP podría ser segura en adolescentes, apunta un estudio

Desde el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos el doctor Anthony Fauci explica que es necesario estudiar en profundidad la situación pero reconoce que este caso “aumenta nuestra esperanza de que tratando a niños infectados por VIH durante un breve periodo en su infancia, podemos ser capaces de ahorrarles el peso de una terapia de por vida y las consecuencias en la salud que suelen ir asociadas a la activación inmune a largo plazo en pacientes con VIH.

A pesar de la buena noticia, el Dr. Brady recuerda que, por ahora, la mejor estrategia para luchar contra el VIH siguen siendo la detección precoz y los tratamientos antirretrovirales.

Fuente | Pink News

Deja tu comentario