• El Ayuntamiento de Barcelona y la Agencia de Salud Pública considerarán el chemsex como un problema de salud pública de la ciudad.

Aunque es cierto que en España, sobre todo en las grandes ciudades, aún no tenemos un problema con el chemsex como el que hay, por ejemplo, en Londres, sí que empieza a ser algo a lo que hay que prestarle la atención y la preocupación necesaria. Y por eso el Ayuntamiento de Barcelona ha decidido considerar por primera vez esta práctica como un problema de salud pública de la ciudad.

Consumir sustancias para mantener relaciones sexuales no es ni algo nuevo ni algo que sólo hagan los hombres gais, pero el fenómeno del chemsex va un paso más allá y se caracteriza por el uso de unas drogas muy concretas (mayoritariamente el GHB, la mefedrona y la metanfetamina) para mantener largas sesiones de sexo entre hombres. El problema es, como te hemos explicado también varias veces, que el consumo de esas sustancias puede llevar a una reducción brutal de la percepción del riesgo, lo que hace que se practique más sexo sin protección y crezca el número de diagnósticos de diferentes ITS entre las personas que participan. Como señalan desde BCN Checkpoint, participar en una sesión de chemsex puede triplicar el riesgo de infección por VIH.

Pero las ITS no son el único problema de salud que se deriva del chemsex. En 2016 el porcentaje de hombres en al ciudad de Barcelona que inician tratamiento por trastornos derivados del consumo de metanfetamina, mefedrona, GHB o ketamina se duplicó con respecto a 2013 y supuso un 7% del total. Los centros comunitarios, como el ya mencionado BCN Checkpoint, han empezado a abrir consultas psicológicas para atender a los hombres gais que están en esa situación.

Te in-Teresa
Reino Unido le dice NO a la PrEP

Es por todo esto que el Ayuntamiento de Barcelona y la Agencia de Salud Pública de Barcelona han decidido considerar por primera vez el chemsex como un problema de salud pública para poner en marcha un plan a corto plazo que incluya programas de prevención y tratamiento por el consumo de sustancias asociadas a contextos sexuales dentro del colectivo LGTBI. Como explica Maribel Pasarín, directora del Observatorio de Salud Pública de la ASPB, “se trata también de una estrategia de reducción de daños y poner el acento también en casos muy iniciales para evitar que lleguen a tener un consumo problemático.” El Ayuntamiento quiere garantizar la atención personalizada a las personas en las que se detecte esta problemática, ya sea para intervenir de forma breve o en un proceso terapéutico a largo plazo. Además desde el Ayuntamiento estudiarán el fenómeno para determinar la dimensión del problema en la ciudad y si es necesario crear nuevos circuitos de atención sanitaria.

En esta web sabes que nos gusta hablar de algunos temas que en otras webs ni siquiera mencionan porque creemos que la mejor forma de conseguir cosas es estar perfectamente informado sobre esas cosas. En el caso del chemsex más de uno se ha llevado las manos a la cabeza (o nos ha acusado directamente de hacer apología de las drogas) por artículos como éste en el que repasábamos los efectos de las sustancias más utilizadas en estas sesiones o por un capítulo de la serie Indetectables que abordaba el tema. Pero por mucho que haya a quien no le guste seguimos pensando que la mejor forma de evitar que el chemsex sea un verdadero problema no es decirle a la gente que no lo haga (porque no somos tu madre y porque no nos ibas a hacer caso igualmente) sino informar sobre los riesgos y consecuencias que puede acarrear esta práctica. Algo que puedes ver en el documental Chemsex del que te hablamos hace un tiempo.

Te in-Teresa
Instalan una máquina expendedora de tests de VIH en una sauna de Brighton

 

 

Y si con toda esa información tú, como persona adulta capaz de tomar tus propias decisiones a la que no vamos a juzgar porque cada uno tiene lo suyo, decides practicarlo (cosa que evidentemente no te recomendamos); esperamos que lo hagas aplicando los conocimientos que humildemente te ofrecemos y que sepas exactamente cuáles son las cosas que NO debes hacer. Que, por si no ha quedado claro, en lo relacionado al chemsex son prácticamente… TODAS.

Fuente | El País

Deja tu comentario