• Reino Unido registra un descenso de más de un tercio en los nuevos casos de VIH en el país, especialmente en Londres.
  • Los expertos y las ONG señalan el trabajo en prevención dirigida a hombres que tienen sexo con otros hombres y las pruebas clínicas de la PrEP como factores clave para conseguirlo.

Mientras en España vemos cómo los políticos pasan olímpicamente del tema y entre todos hemos conseguido el dudoso mérito de ser el país de la Unión Europea con más nuevos casos de VIH cada año, en otras partes parece que se están tomando la batalla contra el virus un poquito más en serio. Y digo “un poquito más” porque todos sabemos ya que en Reino Unido tampoco es que estén para tirar cohetes.

Según datos publicados hace unas semanas por el servicio de Salud Pública de Inglaterra, los diagnósticos de nuevas infecciones por VIH del período 2015-2016 se han reducido en más de un tercio, sobre todo en Londres, pasando de los 3.000 nuevos casos hace unos años a los 1.700. Mientras el ratio de nuevas infecciones se ha mantenido estable en parejas heterosexuales, es en el grupo de hombres que tienen sexo con otros hombres donde se ha visto el mayor descenso de nuevos casos. “Lo que estamos viendo es el primer descenso de la epidemia del VIH en hombres gais“, explica Valerie Delpech del PHE, “no hay absolutamente ningún motivo por el que no podamos superarnos para reducir aún más las nuevas infecciones en hombres gais; y también en todas las personas que están en riesgo de infectarse en Reino Unido, sin importar su género, etnia o sexualidad.

¿Y cómo se ha conseguido ese descenso tan bestia en las nuevas infecciones? Pues además de habiendo mejorado las campañas de prevención del VIH, con un arma importantísima de la que te hemos hablado mucho en esta web y vamos a seguir haciéndolo porque ¡oh, sorpresa! resulta que funciona: LA PrEP.

Los expertos en la lucha contra el VIH en Reino Unido coinciden en que gran parte del mérito de ese descenso en las cifras es debido a los estudios previos sobre la PrEP que se están realizando en el país. El Proud, por ejemplo, ya ha demostrado un descenso del 86% de las nuevas infecciones en el grupo de prueba. “Tras años de cifras muy altas en los nuevos diagnósticos de VIH entre hombres gais y bisexuales, es realmente emocionante ver estas pruebas de un descenso tan pronunciado en Inglaterra” declara Michael Brady, director médico del Terrence Higgins Trust. “Es muy pronto, pero esto señala hacia lo que se puede conseguir cuando utilizamos todas las armas de nuestro arsenal contra la transmisión del VIH. Esto incluye el acceso a los condones, las pruebas, la PrEP y, lo más crucial, diagnosticar y tratar a las personas lo más pronto posible para que puedan volverse indetectables.

Durante este verano se espera que comience otro estudio de la PrEP de mayor tamaño que haga que el tratamiento esté disponible de forma mucho más amplia.

Ahora es cuando yo te explico que cuando hablamos de la PrEP en esta web no pensamos únicamente en tomarte una pastilla y olvidarte del condón. De hecho siempre hemos dicho que la PrEP no sustituye al preservativo porque no protege frente a otras ITS. La PrEP es un tratamiento médico, de eficacia más que demostrada (si se ha conseguido esto con un estudio, imagínate si en Inglaterra hubieran dado por válidos los estudios que hace años se hacen en EEUU y hubieran aprobado el tratamiento de una vez), que además de la toma de una pastilla implica un seguimiento constante de tu salud sexual. Así es como se combate contra las ITS, y no asumiendo que todo el mundo sabe lo que tiene que saber o que como a los heteros no les afecta tanto pues tampoco es un problema.

Deborah Gold, jefa de la National AIDS Trust, ha dicho que estos resultados son fantásticos y que “estamos frente a una revolución absoluta en la prevención del VIH“. Pero los activistas avisan de que los recortes en programas de prevención pueden suponer un frenazo enorme en este progreso. Esto estaría bien que lo recordara Cristina Cifuentes, por ejemplo; que aunque no tiene problema en hacerse una foto junto a Miguel Bosé y Mónica Naranjo por la Gala SIDA de cada año luego se pasa años sin pagar a las ONG que luchan contra el VIH las subvenciones que les corresponden.

Éstas son noticias extremadamente positivas para los hombres gais y bisexuales, que siguen siendo uno de los grupos más afectados por el VIH“, señala el doctor Brady, “Pero no es momento de autocomplacencia y debemos redoblar nuestros esfuerzos para prevenir el VIH también entre otros grupos de riesgo. Si podemos seguir construyendo sobre este increíble progreso con una inversión continuada en pruebas de VIH y prevención, incluyendo un programa a largo plazo de la PrEP financiado por el NHS para todos los que están en riesgo, un mundo sin transmisiones de VIH está a nuestro alcance.

Deja tu comentario