• Reino Unido registra un descenso del 18% de nuevos diagnósticos de VIH en la población general en el último año. Entre el colectivo LGTB ese descenso es del 29%.
  • La clínica 56 Dean Street registra un descenso del 80% en los nuevos diagnósticos desde enero de 2015 hasta septiembre de 2017.

Las cifras son muy claras.

Los nuevos diagnósticos de VIH en Reino Unido han bajado, en general, un 18% en tan solo un año; pasando de 6.286 casos en 2015 a 5.164 en 2016. Entre la población LGTB ese descenso es más pronunciado, un 29% (1,554 casos en 2015, 1.096 en 2016).

Pero si miramos con más detalle vemos que en Londres esa cifra es aún más espectacular. La clínica 56 Dean Street, la clínica de salud sexual más grande de Europa situada en pleno centro de Londres, ha registrado un descenso del 80% en los nuevos diagnósticos desde 2015 hasta septiembre de 2017, y eso que el número de personas a los que les realizan la prueba se ha mantenido estable por encima de las 6.000 personas al mes:

El personal de la clínica está convencido de que, tras adoptar la campaña “Getting to Zero” que tan buenos resultados está dando en San Francisco, es cuestión de tiempo conseguir un mes en el que haya cero diagnósticos nuevos de VIH.

Y ahora viene cuando te planteo de nuevo la adivinanza del titular de esta noticia. ¿Por qué han descendido tanto los diagnósticos? ¿Por qué los expertos están hablando de “el desarrollo más emocionante en la lucha contra el VIH en Reino Unido de los últimos 20 años”?

Vas a pensar que la respuestas es la PrEP. Pero lo cierto es que la respuesta es:

LA INFORMACIÓN

Sí, sé que te pilla por sorpresa a ti, querida amiga que a veces nos dices que qué pesados estamos con el tema del VIH, que en 2017 ya todo el mundo lo sabe todo. Pero resulta que gracias a que hay gente igual (o más) pesada que nosotros en Reino Unido están viviendo una situación que, como dice Ian Green del Terrence Higgins Trust, demuestra que “estamos empezando a darle la vuelta a la epidemia del VIH en algunas comunidades del Reino Unido.

Deborah Gold, directora ejecutiva del National AIDS Trust de Reino Unido, ha dicho que estas cifras se han conseguido “gracias a la concienciación, las pruebas, los tratamientos, los condones y la PrEP” y asegura que “un futuro en el que el VIH (y el miedo al VIH) deje de ser una carga para los hombres gais está a la vista.

Ya te hemos explicado en alguna ocasión que en Reino Unido la implantación de la PrEP está siendo un auténtico culebrón. La seguridad social (el NHS) dijo que no tenían dinero para pagar su implantación y derivó la responsabilidad a las autoridades locales, pero el Tribunal Supremo le dio la razón al National AIDS Trust en su denuncia contra el NHS por no hacerse cargo de sus obligaciones y forzó a la seguridad social a hacerse cargo de la implantación del tratamiento. Finalmente la PrEP comenzó a distribuirse a través de un estudio al que hoy muchos directivos de la sanidad inglesa ceden gran parte del mérito de este descenso de los casos, descenso que están seguros se agudizará en los próximos tres años conforme el estudio siga su curso.

Curiosamente desde el NHS un portavoz ha tenido que reconocer que la inversión que se ha hecho en la prevención del VIH está dando resultados: “La alta tasa de efectividad en el tratamiento de personas diagnosticadas con VIH, nuestra política de Tratamiento como Prevención que asegura que las personas tengan acceso al tratamiento para proteger a sus parejas VIH negativas y nuestra gran intervención con la PrEP, que seguirá en marcha hasta final de mes, supondrán un tremendo empujón a estos esfuerzos cada vez más exitosos de prevenir el VIH.

Esto es algo tan sencillo que parece mentira que haga falta explicarlo, pero la información es básica. Si nosotros hablamos de la PrEP, los condones, las vacunas y demás, tú te interesas por el tema y eso hace que tomes todas las precauciones a tu alcance para cuidarte a ti y a los demás. En España no puedes hacer mucho, porque el Ministerio de Sanidad ya ha dicho que la PrEP ni está ni se la espera (aunque sí se están llevando a cabo varios estudios gracias a organizaciones como Barcelona Checkpoint, que está a punto de inaugurar el primer centro europeo especializado en la PrEP); pero en Reino Unido esa estrategia de información ha hecho que el número de hombres gais y bisexuales que acuden a una clínica de salud haya pasado de 37,224 en 2007 a 143,560 en 2016.

Así que el uso de la PrEP, el crecimiento en el uso del condón (gracias a las campañas de prevención) y la mejora de la información son claves para conseguir estas cifras. ¿Es eso posible en España? Con un gobierno que no da un duro sobre este tema (literal y figuradamente) no, no lo es.

Y no hay que olvidar, por supuesto, las pruebas de VIH; sobre las que, por cierto, hay un dato preocupante: mientras entre los hombres gais y bisexuales sólo el 32% de los nuevos diagnósticos ha sido realizado en una fase avanzada, entre las personas heterosexuales esa cifra llega al 60%. Es decir: los heteros no se hacen la prueba de forma tan regular como las gais y bisexuales. Al no saber que tienen VIH esas personas no están en tratamiento y, por lo tanto, su carga viral no sólo supone un riesgo para su salud sino que también implica una mayor facilidad a la hora de transmitirlo. Recuerda que una persona VIH+ en tratamiento y con carga viral indetectable no puede transmitir el virus.

Aunque publicación de estos datos sobre el VIH en Reino Unido es una gran noticia, lo cierto es que ha puesto de manifiesto otro grave problema: el acceso a esa información y tratamientos fuera de las grandes ciudades. Mientras en Londres se ha visto un descenso del 29% en los nuevos diagnósticos de VIH entre hombres gais y bisexuales, fuera de Londres la cifra ha sido tan solo del 11%. Como explica Deborah Gold, “Es una desigualdad inaceptable a la que hay que prestar atención urgente. No podemos esperar construir sobre este éxito si la inversión en prevención del VIH continúa afrontando recortes significativos, que ya están poniendo en peligro el progreso reciente. Debemos celebrar juntos lo que se ha conseguido, pero no es tiempo para la complacencia. Si algo demuestra todo esto es que sabemos que es posible, ahora debemos redoblar nuestros esfuerzos.

Fuente | Gay Star NewsPink News

Deja tu comentario