• Un canadiense de 27 años es acusado de dos asaltos sexuales con agravantes por mantener relaciones sexuales con dos hombres sin desvelar que era seropositivo.
  • La ley canadiense que criminaliza a las personas VIH+ estipula que estas han de revelar su estado serológico o, en caso de que ocurra una infección, serán consideradas responsables.

Canadá lleva un tiempo dándonos muchas alegrías. Pero hoy no.

Un residente de Toronto de 27 años, cuyo nombre no voy a desvelar (y mucho menos voy a colgar su imagen como han hecho desde el medio en el que publican esta noticia) ha sido acusado de dos cargos de asalto sexual con agravante por haber mantenido relaciones sexuales con dos hombres sin decirles que era VIH+. Esos dos hombres contrajeron el VIH, y según la ley canadiense el culpable es el VIH+.

No es la primera vez que hablamos de este tipo de casos en los que una persona VIH+ se enfrenta a la ley por mantener una relación sexual sin desvelar su estado serológico (en algunos casos que haya nueva infección o no es irrelevante). El que más recordamos es el de Michael Johnson, un universitario al que condenaron a 30 años de prisión por practicar sexo sin protección y no avisar a sus parejas sexuales de que era seropositivo. Johnson está pendiente de recurso puesto que varios medios denunciaron que su juicio fue de todo menos justo.

Cuando escribí por primera vez sobre ese tema lo hice desde la ignorancia más absoluta y me quedó un artículo lamentable que no voy a enlazaros ahora pero que tampoco voy a borrar porque así sirve para ver lo que no se debe hacer: culpabilizar a la persona que vive con VIH.

Te in-Teresa
Desmontando la leyenda del "Paciente Cero" de VIH

Las leyes que criminalizan a las personas con VIH y que, como denuncian los activistas, perpetúan el estigma sobre ellas, son leyes heredadas de la década de los 80 cuando se vivió la peor época de la epidemia y contraer el VIH era sinónimo de una muerte casi segura. Pero a día de hoy la situación ha cambiado lo suficiente como para que esas leyes dejen de tener sentido. Por un lado porque el VIH en países desarrollados ya no es esa sentencia y por otro lado, y tal vez el más importante, porque todos tenemos la información suficiente para practicar sexo de forma segura y responsable. Y la responsabilidad es justamente la clave aquí:

Tú también eres responsable de tu salud sexual

mari-carmen-qqccmh-claro

No sabemos los detalles de las relaciones que tuvo este hombre canadiense. No sabemos si estaba en tratamiento antirretroviral o si no lo estaba, si él propuso follar sin condón o si fueron los otros dos hombres. Por no saber ni siquiera sabemos si esos dos hombres contrajeron el VIH por acostarse con él o lo hicieron por otra vía y ahora él carga con la culpa. La ley canadiense (que ya ha acusado a más de 170 personas por algo así) estipula que si eres seropositivo estás obligado a desvelar que lo eres porque si una de tus parejas contrae el VIH se te considera a ti responsable.

Lo que sí sabemos es que las relaciones fueron consentidas. Y en una relación consentida dos no follan sin condón si uno no quiere. El único caso en el que realmente se podría acusar a una persona seropositiva de transmitir el VIH a conciencia sería en una violación. Así que es de una hipocresía brutal (y una muestra de serofobia apabullante) continuar criminalizando a las personas con VIH cuando en muchos casos el otro también es un irresponsable. Hoy en día, además, tratamientos como la PrEP sirven para que tú te responsabilices de tu propia salud sexual sin importar si tu pareja sexual te desvela su estado serológico o no (el estado serológico es un dato confidencial que nadie está obligado a revelar a nadie, salvo que existan leyes serófobas como la canadiense que no ayudan a eliminar el estigma).

Te in-Teresa
Un franquiciado de McDonalds paga 103.000 dólares por despedir a un empleado seropositivo

Cada vez que hablamos de este tema aparecen muchos proclamando su derecho a saber si sus parejas sexuales son seropositivas o no y la “obligación” que tienen las personas VIH+ de desvelar esta situación. Y precisamente ese tipo de reacciones son las que hacen que las personas VIH+ muchas veces teman desvelar su realidad por miedo al rechazo. Eso tiene un nombre, es serofobia.

Usad condón, usad PrEP (si es legal en vuestro país y tiene seguimiento médico), practicad sexo seguro, sed conscientes de lo que hacéis… Sobre todo sed RESPONSABLES y en el caso de que ocurra lo que nadie quiere que ocurra y sea resultado de un error de juicio vuestro no busquéis culpables fuera.

Deja tu comentario