Ellen y Pharrell hablan en el programa sobre el veto a Kim Burrell, la pastora homófoba que tenía que actuar en el show y fue invitada a no salir por televisión.

[divider]Actualidad | La puta actualidad[/divider]

La semana pasada empezamos el año viendo cómo Kim Burrell, una pastora evangélica y cantante de gospel muy de moda en EE.UU., entraba en la casa del Gran Homófobo como nueva concursante. Y lo hacía por la puerta grande. Burrell, que acaba de participar en la banda sonora de la película Hidden Figures, dijo en un sermón que los gays estamos poseídos por un espíritu diabólico, que avergonzamos al reino de Dios y que nos tienen que escupir cuando nos vean. Pero que tampoco se esfuercen, que en 2017 vamos a morir todos.

Burrell luego intentó justificarse diciendo que ella no es homófoba, que a ella Dios la ha elegido para transmitir su mensaje y si el mensaje es ése pues chica, qué culpa tiene ella de lo que quiere el Señor.

“¡Hola! Soy Kim Burrell y doy todo el asco del reino de Dios”

La casualidad hizo que el día 5 Burrell estuviera invitada al programa de Ellen. Al día siguiente de que el sermón apareciera en Youtube, Ellen dijo en un tweet que Burrell ya no estaba invitada a su programa. Pero sí lo estaba Pharrell, que es el que canta la canción de Hidden Figures junto a la pastora, que ya había dicho en sus redes sociales que estaba totalmente en contra del discurso de Burrell.

Al sentarse a entrevistar al cantante, Ellen no dudó en señalar el elefante en la habitación. Y la conversación entre la presentadora y el cantante fue TAN ELLEN que morimos de amor:

Tenemos que hablar de esto antes de seguir… Hoy se suponía que ibas a cantar otra canción, y se suponía que ibas a hacerlo junto a una cantante a la que personalmente no conozco, se llama Kim Burrell. Ella hizo unas declaraciones y dijo cosas poco bonitas sobre los homosexuales y yo no sentía que estuviera bien traerla al programa y darle una plataforma después de que dijera esas cosas sobre mí. Así que te dejo hablar sobre ello.

Pharrell aprovechó para ser más contundente de lo que había sido con su post de Instagram:

No hay espacio, no hay lugar para ningún tipo de prejuicio en 2017. Es una cantante fantástica. Y la quiero, igual que quiero a todo el mundo. Pero tenemos que acostumbrarnos a eso, todos tenemos que acostumbrarnos a las diferencias de los demás y entender que éste es un mundo gigante, bello y colorido y sólo funciona con inclusión y empatía. Vive y deja vivir. Ama y deja amar.”

Ellen le puso el punto personal a la historia:

Yo lo digo siempre: Sed amables los unos con los otros. Y lo siento así porque como alguien que ha recibido mucho odio y muchos prejuicios y discriminación por amar a quien yo elijo, no entiendo a alguien que ha experimentado ese tipo de opresión o algo así… Sólo me hace sentir más compasión, más empatía. Quiero a todo el mundo, no quiero que nadie se sienta herido sólo por ser diferente.

Y Pharrel sentenció, haciendo la comparación que hace que a cualquier homófobo le explote la cabeza:

Cuando escuchas a alguien soltar algún tipo de discurso de odio y sientes que no te afecta porque no tienes nada que ver con eso, lo único que tienes que hacer es poner la palabra “negro” en la frase. O la palabra “gay”. O la palabra “transgénero”. O “blanco”. Y de repente empiezas a verle el sentido. Te lo digo en serio, el mundo es un lugar maravilloso pero no funciona sin empatía e inclusión. Dios es amor. Este universo es amor y es la única forma en la que funciona. Y sé que a veces las cosas que dividen funcionan. Aprendimos esta lección el año pasado, que la división funciona.  Pero tienes que elegir en qué lado estás. Yo elijo la empatía, yo elijo la inclusión, yo elijo querer a todo el mundo intentando animar a todo el mundo. Incluso cuando no estoy de acuerdo con alguien, les deseo lo mejor y espero lo mejor para ellos porque no podemos ganar de otra manera.

Puedes ver el vídeo de la entrevista aquí:

Te in-Teresa
#TERRORIFICO: El trailer de 'Jersey Shore Massacre'

  • RepeLust

    Claro que si Kim Burra, estamos poseídos por el demonio de Mae West. No se puede ser más……