gayband estoy bailando

Hace mucho mucho tiempo dejé bien claro en una web de cuyo nombre no quiero acordarme que la nueva generación de cantantas patrias eran todas unas MAMARRACHAS. Pero inesperados éxitos como el de Auryn, David Pop Xuso Jones me hacen replantear dos cosas:

1. El gusto musical español, dominado principalmente por mojabragas carpeteras.

2. Que quizás hay futuro en el pop adolescente más allá de productos aburridos serios como Pablo Alborán.

Y aunque a priori la idea del programa El Hormiguero 3.0 y el productor Carlos Jean de montar una boyband como si fueran, respectivamente, el X Factor y el Simon Cowell patrio, puede parecer DEL TERROR, a la hora de la verdad el concurso… ES BASTANTE CUADRO.

httpvh://www.youtube.com/watch?v=aUloFHfb_W0

Para empezar tenemos a un montón de maricas random, circas del Arena (Barcelona) y el Long Play (Madrid), actores de musicales y descartes de preselecciones eurovisivas, programas de TV autonómicos y vloggers venidos a más a la sombra de otros con más talento contactos. Un casting que más que empatía lo que despiertan son ganas de quemarlos vivos a todos apagar el televisor para no verlos nunca más. Con esa selección inicial no vamos a ninguna parte.

httpvh://www.youtube.com/watch?v=Hjfj1QzKaec
La canción que tienen que aprenderse es un descarte del disco de Auryn. Mal empezamos.

En el primer programa de esta sección el ganador fue Fabio, presentador del programa La Banda de Canal Sur. Un chico cani simpático, follable bastante mono, hiperactivo dinámico y puesto hasta las cejas de redbull con mucha energía que se ganó el voto del público y el jurado. Bueno de todos menos de Mario Vaquerizo que escogió a una peliteñida con flequillazo que era total. Desde aquí animamos a Mario a montarse su gayband alternativa solo con las travestis descartadas.

El sistema de votos es muy particular. Dos votos provienen de la popularidad de los aspirantes en Twitter y los tres restantes de lo que digan Carlos Jean, el que ponía la música en Crónicas Marcianas y el marido de Alaska. Y como en la guerra los concursos y en internet todo vale, más de uno y de dos ha empezado a blandir sus armas de destrucción virtual, porque donde no se alcance con las cualidades artísticas siempre puede alzarse uno con el apoyo popular. Si no que se lo digan a Virginia Labuat. Así que ni cortos ni perezosos, los participantes se han afanado a crear vídeos virales con los suplicar el apoyo del público. Por lo pronto a Fabio le ha servido a pesar de que su vídeo daba más rabia que ver actuar a Sonia Monroy. Nosotros hemos seleccionado a dos de ellos, porque los tenemos añadidos a Facebook básicamente y nos han bombardeado y spameado con el tema. PESADAS.

httpvh://www.youtube.com/watch?v=fXDar58cK40
Christian Villanueva: Tranquila, donde no llega el talento, siempre pueden llegar tus amigas

httpvh://www.youtube.com/watch?v=e-W2ZZfEtMc
Íñigo Etayo: De actor de musicales a cantante para chavales

A título personal tengo que reconocer que me encuentro dividido. Por un lado Christian Villanueva y la Geltrú  #ChristianV_BB es colega aunque me llamó oportunista una vez por una chorrada de una huelga de TMB y desde entonces se la tengo un poco bastante jurada. A eso hay que añadirle que aunque con edición su voz ronca suena chachis, le oí cantar en directo y me quedé espantado de lo poco que afina. Por otro lado, Íñigo Etayo  Mohedano #IÑIGO_BB  me gusta mucho más física y vocalmente pero hizo de cura en una peli un poco fachilla y nunca lo he conocido en persona, luego si no hay polvo de por medio tampoco le voy a hacer ahí promo a saco ¿no? Ni que fuera yo Santa Teresa de Calcuta. Ahora, también os digo que soy un vendido de mierda, por lo que unas cuantas fotos sugerentes en mi Whatsapp pueden hacerme cambiar de opinión ipso facto.

De momento, como los dos son maricones, decidid vosotros: ¿cuál os follaríais? ¿cuál os gusta menos? Y podéis votarles esta noche durante el programa a través de Twitter escribiendo VOTO a + el #hashtag de su nombre y un motivo por el cual les votáis. Así de fácil.

Deja tu comentario