Foto: Tony Spencer (The Sun)
  • Lynette Gillard recibió una donación anónima de 10.000€ para su tratamiento de fecundación in vitro tras aparecer en televisión.
  • El donante resultó ser George Michael y Lynette descubrió que se había quedado embarazada de forma natural el día en que murió el cantante.

Lynette Gillard, de 38 años, fue al Alla Tú inglés en 2008 para conseguir dinero y poder pagarse un tratamiento de inseminación artificial. Aunque Lynette ganó 3.500€, la cantidad no era suficiente para pagarse el tratamiento; pero poco después de aparecer en televisión un donante anónimo le hizo llegar 10.000€ para que pudiera realizarse la fecundación in vitro.

El tratamiento, por desgracia, no tuvo mucho éxito y tras nueve intentos Lynette no se quedó embarazada; así que ella y su marido dejaron de invertir en la FIV y continuaron manteniendo relaciones sexuales sin protección con la esperanza de ser padres. Después de tres años y medio sin tener suerte, el día de Navidad de 2016 (la fecha de la muerte de George Michael) descubrió que tenía un retraso en su periodo, se hizo la prueba de embarazo y dio positivo.

Foto: Tony Spencer (The Sun)

La casualidad no se queda ahí: tras la muerte del cantante Lynette y su marido descubrieron que George Michael fue el donante anónimo que les hizo llegar los 10.000€ para que pudieran quedarse embarazados.

Creo en el destino, así que su muerte y mi embarazo han de estar conectados” ha explicado Lynette a The Sun, “Es totalmente increíble. No dejo de pensar que si el gran hombre está ahí arriba mirándome y esto tenía que ocurrir, éste era el momento exacto en el que tenía que pasar.

Te in-Teresa
George Michael vs. Kate Moss en el vídeo de "White Light"

Después de tres años y medio manteniendo relaciones con la intención de quedarse embarazados es tremendamente curioso que Lynette se quedara embarazada justo cuando murió el hombre que le donó 10.000€ para que pudiera quedarse embarazada: “Los médicos no tienen una explicación racional o científica sobre por qué me he quedado embarazada ahora después de tantos años de ‘infertilidad inexplicable’ así que definitivamente parece que George estaba protegiéndome. Nathan y yo no hemos usado anticonceptivos desde hace tres años y medio y no había ocurrido nada. Así que debe ser el destino.

Lynette está embarazada de 15 semanas y espera tener a su bebé en septiembre. Aunque aún no saben el sexo biológico del bebé, pero si tiene pene (y por lo tanto lo identifican como un niño) quieren ponerle George como segundo nombre.

Fuente: Don’t let The Sun go down on me