Esta foto es puro terrorismo sentimental.
  • Un hombre denuncia que su cita de Grindr le amenazó, le robó, le desvalijó la casa y le robó el perro.
  • La policía ya ha detenido al sospechoso y a su cómplice.

Ésta es una de esas cosas que hasta que no te pasan a ti o a alguien que conoces no sueles tomarte muy en serio; pero recordad, queridas lectoras, que hay que tener cuidado cuando quedamos con un desconocido a través de una app de ligoteo.

Un hombre de Boynton Beach, Florida, estaba hace unas noches chateando con Vadol Marquise Reed, de 22 años, cuando decidieron quedar y Vadol le invitó a ir a su casa a jugar al parchís. Una vez allí, Reed y otro hombre amenazaron a la víctima poniéndole un cuchillo en el cuello y amenazándole con una tubería. Le exigieron que les diera todo lo que llevaba encima y, poco después, Reed sacó una pistola.

Con el arma en la mano, obligaron a la víctima a llevarles a su casa para que pudieran desvalijarla y los dos delincuentes se llevaron todo lo que pillaron de valor. Y, no contentos con eso, decidieron llevarse también a Coco, el perro de la víctima. Cuando el hombre suplicó que no se llevaran al perro, los asaltantes amenazaron con matarle. Por si todo esto fuera poco, le exigieron que les condujera de vuelta a casa y le amenazaron con que si avisaba a la policía, ahora que sabían dónde vivía, irían a matarlo.

La víctima en lugar de avisar a la policía fue a una página para personas LGTB de la zona en Facebook y explicó lo que le acababa de ocurrir. Allí contactó con otro hombre al que Reed y su cómplice le habían hecho lo mismo. Como explica la policía de Boynton Beach: “El otro hombre explicó que él tampoco había denunciado el incidente porque tenía miedo; sin embargo los dos juntos sintieron que tenían que hacer algo para evitar que otros fueran víctimas“.

Te in-Teresa
Guía de apoyo a los jóvenes LGTB de Facebook: NO NOS GUSTA

Los dos hombres acudieron a la policía, denunciaron lo ocurrido, identificaron a Reed y los agentes fueron a detenerle a él y a su cómplice. La policía cree, además, que Reed y el otro detenido son responsables de otros dos robos en los que siguieron el mismo modus operandi.

El perro, Coco, fue devuelto y está sano y salvo en casa de su dueño.

Ahora que ya sabéis que la historia tiene final feliz, os pongo los gifs que iban a acompañar esta noticia pero no quería que pensárais que soy un cerdo insensible:

RECREACIÓN: Tú al leer el titular
RECREACIÓN: Tú al leer que se llevaron a Coco
RECREACIÓN: Tú al leer que Coco está sano y salvo en su casa
RECREACIÓN: Tú al darte cuenta de que te daba más pena el perro que el hombre al que atracaron, amenazaron de muerte y cuya casa desvalijaron.

Fuente | Palm Beach Post

Deja tu comentario