Un grupo de evangélicos cristianos quería representar como almas atormentadas en el Infierno a las personas asesinadas en la masacre de la discoteca Pulse

[divider]Actualidad | La puta actualidad[/divider]

Una iglesia evangélica de Chicago pretendía celebrar Halloween a su manera este fin de semana pasado organizando una “casa del terror” (cristiana, por supuesto) en el gimnasio de una escuela púbica. Tener a un grupo de cristianos fundamentalistas celebrando esta fiesta en un lugar en el que estudian niños ya nos parece suficientemente terrorífico, pero lo más grave es que la atracción, titulada “The Room: a journey to Hell“, pretendía reproducir la decoración de la discoteca Pulse de Orlando y mostrar a las víctimas de la matanza como almas que estaban en el Infierno como castigo divino a su homosexualidad.

En el folleto promocional se describía The Room como una experiencia interactiva cristiana en la que los visitantes deberían recorrer 10 espacios en los que se les mostrarían escenarios en los que sus protagonistas debieron elegir entre vida o muerte, pecado o salvación, Cielo o Infierno. Además de la discoteca Pulse, en la publicidad también aparecían escenas de un aborto clandestino y de un tiroteo en una iglesia de Charleston en 2015.

the-room-1477758547

El evento estaba previsto para los días 29 y 30 en una escuela de educación primaria. Afortunadamente, fue cancelado después de que las autoridades educativas retiraran el permiso para celebrarlo: según un portavoz del distrito escolar de Chicago (CPS), “los organizadores escondieron el verdadero contenido del evento y no hemos dado nuestra aprobación a ninguna de las actividades que ahora están promocionando.

Te In-TERELU:  Le dan una paliza mientras le llaman "maricón de mierda" en A Coruña

Ya sabéis que a los cristianos, en general, no les gusta demasiado la fiesta de Halloween. Además de otras ideas un poco locas como pedir a los niños que se vistan de santos, en Estados Unidos están de moda las Hell Houses, la respuesta religiosa a las atracciones que representan mansiones encantadas. En lugar de recorrer una casa poblada de fantasmas, monstruos y asesinos psicópatas, en las Hell houses se representan las consecuencias del pecado que, como ya sabéis, en el imaginario religioso son castigos infernales.   

Por supuesto, la homosexualidad no escapa a las obsesiones de esta gente. En el documental que tiene el mismo título, Hell House, aparece una de las más famosas de Estados Unidos y en ella se pueden ver escenas como la de un moribundo en una cama de hospital mientras a su lado un demonio se burla diciendo “Paul pensaba que el estilo de vida homosexual era todo lo que un hombre podía desear. Pero ¡Oh, no!, ahora está muriendo de SIDA“. Finalmente Paul es enviado al Infierno mientras maldice a Dios por no aprobar su homosexualidad.

Ya veis que ahora los medios tecnológicos son mejores y la forma de transmitir el mensaje, mucho más espectacular, pero realmente no es nada más que la milenaria estrategia de asustarnos contándonos cuentos terroríficos sobre las llamas del infierno y las torturas por toda la eternidad que según ellos les esperan a los pecadores.

051498e01a38c0952640dee05483ae165b91f6-wm

[divider]Fuente: NewNowNext[/divider]

  • Jp Santamaria

    madre mia… esto es MUY fuerte… como permiten cosas asi?