Un turista danés reconoció en el monumento a las víctimas homosexuales del nazismo de Berlín a Jim Lyngvild, conocido por sus opiniones racistas, sexistas y homófobas.

[divider]Actualidad | La puta actualidad[/divider]

En pleno centro de Berlín, muy cerquita de la Puerta de Brandenburgo, podéis visitar el conocidísimo monumento que homenajea la memoria de los judíos asesinados por el nazismo en Europa. Y justo enfrente, cruzando la calle, está el mucho menos conocido, pero no menos importante,  monumento que recuerda a las víctimas homosexuales del nazismo.

Si habéis ido a Berlín y os habéis dado por lo menos una vueltecita seguramente ya lo conocéis: es un bloque gris que no llama mucho la atención y en el que hay una ventana  por la que os podéis asomar y en la que hasta hace poco se podía ver, en bucle, un vídeo de dos chicos besándose:

Es muy emocionante que en la capital alemana hayan puesto este monumento que pretende, como dicen desde la fundación que lo administra,  “recordar a las víctimas homosexuales del nacionalsocialismo y ser, al mismo tiempo, una muestra permanente contra la intolerancia, la hostilidad y la exclusión contra gais y lesbianas”.  Hasta aquí, todo perfecto,  y realmente es muy bonito ver a las parejas que se acercan a verlo, sobre todo si pensamos que muchos son turistas que vienen de países en los que pueden esperar sentados a ver algo parecido en un parque público.

El Monumento (Imagen: Queerpride.de)

 

El problema es que hace poco un turista danés que visitaba la ciudad reconoció en esta película a Jim Lyngvild (el chico rubio de la izquierda en la imagen), un diseñador de moda que es muy conocido en su país por sus declaraciones sexistas, racistas y homófobas. Por si esto no parecía suficientemente una broma de muy mal gusto, Lyngvild es abiertamente gay y votante del Dansk Folkepartei, un partido nacionalista, conservador, contrario a la inmigración y que, ¡sorpresita! no es precisamente partidario de los derechos LGTB. En definitiva, los que militan en él son unos encantos que encajan bien el perfil de ultraderechistas de toda la vida.

Te In-TERELU:  Una orgía entre policías y militares tiene a Bélgica escandalizada

Llegados a este punto, es cuando nos preguntamos, muy en serio, qué hace que haya tantos maricas idiotas en el mundo de la moda que, no sabemos cómo, acaban siempre diciendo tonterías muy parecidas. La rubia tonta del día, Jim Lyngvild, es además amiguito personal de uno de los cofundadores del Folkepartei, y se le conoce por haber dicho cosas como “No me gustan los homosexuales, no me gusta cuando dicen ¡Mírame, soy homosexual, tienes que respetarme!”  Otras hazañas que este muchacho tiene en su historial es que iba a participar como juez del concurso Mr Gay en el orgullo de Copenhagen hace unos años, pero le dijeron que mejor lo dejara y se fuera a su casa cuando le oyeron decir algo así como que eso estaba lleno de maricones.  Necesitamos, en serio, que alguna persona de las que nos lee que haya estudiado nos haga un informe sobre la endohomofobia en el mundo de la moda.  Sobre todo, necesitamos saber por qué aparecen tantos en ese mundo que aseguran que no tienen ningún problema en reconocer que follan con hombres pero que les estamos insultando y molestando muchisímo cuando les decimos que son tan gais como nosotros.

Jim Lyngvild en una foto más actual, toda discreta y sencilla demostrando que es muy imbécil y mucho danés (Foto: Ekstrabladet.dk)

Después de una investigación, se pudo comprobar que efectivamente el chico del vídeo era Jim Lyngvild y que la grabación se había hecho hace años, cuando aún no era rico y famoso, y antes de que fuese conocido por tener tanta idiotez en la cabeza, así en general.

Tanto los autores del monumento como los de la fundación que lo gestiona dicen que están muy decepcionados con esta historia y ya han cambiado las imagénes por otras en las que aparecen besándose una pareja de chicos y otra de chicas.  En cualquier caso, la cinta en la que aparece Lyngvild todavía está disponible en la web del memorial, y llevaba proyectándose en bucle desde 2008 (aunque en teoría tenían que cambiarla más a menudo, sólo lo hicieron una vez y luego recuperaron la película original) Ya os podéis imaginar la vergüenza que supone para los autores y el insulto y la decepción para muchos de los que han pasado por allí y han visto el vídeo.

Te In-TERELU:  WOMEN LOOKING: Mujeres leyendo mensajes de Grindr

[divider]Fuente: Unicorn Booty[/divider]