Maricones, nos tenéis calentitos y no precisamente por lo buenorros que estáis: A estas alturas ya hemos visto casi de todo en el universo mariconcil, pero lo que nos faltaba es ver a algunos de vosotros justificando que la policía apartara a empujones a una pareja de chicos por besarse mientras pasaba por la calle una manifestación de zombies neonazis.

Os lo contábamos hace dos días:  La delegada del gobierno autorizó una manifestación nazi en el centro de Madrid, y la policía echó a empujones a los protagonistas del beso supuestamente por su seguridad, o más bien, por garantizar su seguridad ante la posibilidad de que la situación se fuera de las manos.

¿A este activista no hizo falta protegerlo? Su provocación es aún mayor
¿A este activista no hizo falta protegerlo? Su “provocación” es aun mayor

Lo que nos tiene absolutamente patidifuntos es que haya bastantes maricas que justifican la actuación del policía y acusan a la pareja que se besaba de ser unos provocadores. ¿En qué momento hemos asumido nosotros mismos que un beso es una provocación? Claro que ese beso en concreto era una protesta (recordemos que los manifestantes estaban lanzando insultos como “maricones” y “sidosos” a la pareja de chicos); protesta cargada de profundo simbolismo, por cierto.

Sí, amiguitos, la policía está, entre otras cosas, para garantizar la seguridad de todos (incluídos neonazis, para nuestra desgracia) entre otras cosas. Y como parece que sois muy amiguitos de la policía  en Tuiter y os gustan el Orden y la Ley, algunos de vosotros estáis aplaudiendo con las orejas la actuación del agente y diciendo que en realidad estaba efectivamente protegiendo a los chavales. ¿Os imagináis la preciosa imagen que hubiera dado España al mundo si el policía hubiera hecho, de verdad, un gesto de protección frente a esos cavernícolas vociferantes?

Figura91

No parasteis de intentar colarnos que la manifestación estaba legalmente convocada y autorizada, que no hay nada que decir; que son personas que estaban expresando unas ideas con las que podemos estar de acuerdo o no, siempre que no hagan daño a los demás, y bla, bla, bla… ¿Qué parte de lo de “manifestación neonazi” no habéis entendido? Ya es bastante preocupante que en Madrid se autorice una marcha de este estilo y que (casi) nadie se preocupe, pero mucho, muchísimo peor, es este discurso buenista de que es una alternativa política más. Buenismo o fruto de la ignorancia del pasado reciente y lo que representan sus herederos, lo cual es escalofriante que te cagas,¡bitches!. Así es como empezó, precisamente, el movimiento nacionalsocialista: como “una alternativa política más” a la que muchos no hacían caso ni daban importancia porque les parecía demasiado extremista y demasiado ridícula como para calar.

Gif88

Otros estáis filosofando sobre si el beso era, en realidad, una provocación. Chicos, es evidente que si te encuentras en un callejón oscuro de noche con una panda de skinheads con esvásticas tatuadas jamás os recomendaríamos que os dierais un beso con vuestra pareja por aquello de continuar llevando una vida normal (en este o el otro mundo). Pero estamos hablando de un caso muy distinto, y entrando en un juego muy peligroso.

Camino de acabar como éste
Camino de acabar como éste

Si admitís que el beso es una provocación, no hacéis más que alimentar el mensaje de odio de los que dicen que es algo que tenemos que ocultar, porque molesta. Y llegados a este punto, nunca es suficiente. Lo siguiente será ir cogidos de la mano. O simplemente que tu ropa no es la “adecuada” o que no les gusta cómo les miras. Siempre tendrán una excusa para decir que tu actitud es una provocación: ¡Cómo se os ocurre ofender a un niñato fascista con vuestros gestos o vuestras miradas! Como también les ofendió el marroquí al que igualmente insultaron (“¡Dúchate, perro!“) pero al que la policía no consideró oportuno apartar por su seguridad.

Figura92
Mariquitas, ¿de verdad pensáis que el orgullo es una cosa que se celebra una vez al año, rodeados de chulazos sin camiseta (y eso sólo en contadas ciudades), en una manifestación que es un espacio seguro, bien numerosa y bien mercantilizada controlada por una serie de asociaciones? ¿O de verdad habéis olvidado para qué se hace? Precisamente para poder, entre otras cosas, besarnos con quien y donde queramos y poder hacerlo con toda libertad y seguridad. Y si hay alguien a quien le molesta, o a quien le da un arrebato violento al verlo, es contra quien tiene que actuar la policía.

Gif90

Deja tu comentario