• En un artículo sobre los hábitos poco saludables de los jóvenes australianos, a alguien en el Daily Telegraph se le ocurrió añadir una estadística sobre el número de homosexuales y bisexuales.
  • El editor ha tenido que explicar que se ha “malinterpretado” el gráfico, pero la gente no está para aguantar mierdas homófobas.

El Daily Telegraph australiano decidió hace unos días publicar un reportaje sobre los problemas de salud de la juventud. Bueno, en realidad era una historia sobre hábitos y conductas de los jóvenes del país que no necesariamente eran malos para la salud. Pero alguien tuvo muy poquito ojo al maquetar la historia y la ha liado parda.

El reportaje, que se abría con el tremendísimo titular digno de Pedro Piqueras: “Pocas probabilidades de ser sanos: los jóvenes australianos sólo pueden culparse a si mismos“, pretendía analizar las estadísticas que el Servicio de Salud Juvenil del gobierno Asutraliano había proyectado para el período de 2017 a 2024. Pero lo hicieron tan mal que metieron en el mismo gráfico datos que no tenían nada de insalubres.

Así, por ejemplo, en un lado explican que un 37% de los chicos y un 21% de las chicas de entre 16 y 24 años tienen sobrepeso o son obesos, que un 30% de los jóvenes entre 18 y 24 años han consumido drogas en los últimos 12 meses, que un tercio de los jóvenes australianos vive en Nueva Gales del Sur y que un 16,8% de los estudiantes de secundaria son gais o bisexuales.

View post on imgur.com

Evidentemente ni vivir en Nueva Gales del Sur ni ser homosexual o bisexual es un problema de salud. Pero el becario que hizo la ilustración debía estar empanadísimo y nadie se dio cuenta de la tremenda burrada que estaban diciendo al meter esos dos datos entre un montón de problemas de salud.

Te in-Teresa
Sara Ramírez se cabrea con la ABC por un chiste "bifóbico"

O no, ésa es la explicación que han dado desde el diario, asegurando que no pretendían decir que la homosexualidad o la bisexualidad sean malas para la salud, sino que la historia se ha interpretado mal: “El titular claramente se refería al problema sanitario que es la obesidad, así como la historia que le acompañaba que se centró en las dietas. El gráfico cogía datos estadísticos del gobierno del Servicio de Salud Juvenil del gobierno de Nueva Gales del Sur, capturando una imagen muy amplia de la vida de nuestros jóvenes. Es una imagen estadística de la vida de los jóvenes, desde dónde vivan hasta cómo viven. Desgraciadamente la presentación de la historia se ha malinterpretado. De ninguna manera sugerimos ni intentamos sugerir que las relaciones entre personas del mismo sexo no sean saludables.

Pero por mucho que el editor del periódico, Chris Dore, haya querido explicarlo así… a la gente no le ha hecho ni puñetera gracia. Lógico.

¿Pero qué coño? Daily Telegraph, si no pensara ya que sois una completa basura esto sería la gota que colma el vaso.

Sí, puede no ser saludable… cuando uno no es amado, aceptado y es acusado y tratado de forma discriminatoria. Pero están siendo despectivos, lo normal.

 

Esta propaganda del odio debería ser señalada y ridiculizada por nuestros políticos. Uy, espera. Malcolm. Me olvidaba.

¡Esto va más allá de lo inaceptable! Para ser sincera, vuestra agenda homófoba es mucho menos saludable de lo que ser gay podría ser jamás.

Te in-Teresa
Reacción multicolor ante la aprobación del matrimonio igualitario en USA

Fuente | Instinct Magazine

Deja tu comentario