• Un hombre le pega un puñetazo al grito de “maricón de mierda” a un miembro del coro La Reina de la Noche en mitad del Carnaval de Cádiz porque iba disfrazado de Drag Queen.

España es un país moderno. Un país inclusivo. Un país tolerante. Respetuoso… no mucho, pero tolerante un huevo. Mientras por Madrid circulan autobuses y autocaravans con mensajes transfóbicos en Cádiz a un chico le pegan un puñetazo por ir disfrazado de Drag Queen en mitad de los Carnavales.

Pero eh, España es un país modernísimo.

Ayer por la noche el Coro de los Estudiantes actuó en un escenario de la calle Plocia de Cádiz. Este año el coro se ha presentado al concurso oficial con el nombre “La reina de la noche” y sus integrantes van disfrazados de drag queens y las letras de sus canciones hablan sobre la libertad sexual y la tolerancia.

Pues poco tolerante era el energúmeno con el que se encontró uno de los integrantes del coro que se acababa de dispersar para ir a otra actuación. El chico pasaba por la zona de los Callejones cuando un hombre de unos 30 años se le acercó y empezó a gritarle “maricón de mierda“, para luego lanzarse hacia él y propinarle un puñetazo.

El representante del coro, Mario Mangano, ha explicado que el chico agredido forma parte de la orquesta del Coro, perdió sus gafas por el ataque y se quedó con un ojo hinchado y tras la agresión “verbal y física” puso una denuncia ante la Policía.

Es muy triste que haya sucedido esto en un carnaval que, para nosotros, estaba siendo muy bonito“, ha dicho Manglano, que también ha explicado que unas noches atrás, en una discoteca instalada en el muelle, otro miembro del coro fue insultado con “desprecios homófobos”. Aunque en ese caso, según Manglano, la cosa “no pasó a mayores”.

Te in-Teresa
Cataluña obliga a HazteOir a quitar los mensajes transfobos del #putobus

Recuerda, amiga, que la homofobia es un delito de odio. Da igual si pasa a mayores o no. Nadie tiene derecho a insultarte o menospreciarte por tu orientación sexual, y da igual si te agreden físicamente o no. En el momento en el que alguien te menosprecie o te insulte por tu orientación sexual o tu identidad de género, denuncia al canto.

Fuente: 20 minutos

Deja tu comentario