• Un instuto de Indiana aparece lleno de carteles que piden celebrar el Orgullo Hetero y “recuperar el arcoiris”. Y claro, se lía parda.

No es la primera (ni será la última) vez que oímos a algún idiota preguntarse aquello de “¿Y por qué no hay día del Orgullo Hetero?“. Pasa lo mismo con lo de “¿Y por qué no hay día del Hombre?” (Que sí lo hay, por cierto). Pues mira, no lo hay porque no os hace falta.

A pesar de que es así de simple aún hay mucha gente que no lo entiende. Oye, si soy hombre, blanco y heterosexual y los demás piden igualdad ¿por qué no son como yo y dejan de pedir las cosas que les niego como hombre, blanco y heterosexual? Eso es justamente lo que pensó un estudiante del Jasper High School, en Indiana, que no tenía nada mejor que hacer que organizar un “Orgullo Hetero” en su instituto para ¡recuperar el arcoiris!:

Celebra que eres heterosexual en el JHS no molestando a nadie sobre tu orientación sexual.

¡Es fácil! Simplemente ven al JHS y pasa el día sin diciéndole a todo el mundo lo “diferente” y “especial” que eres.

Organizado por todos esos estudiantes que están cansados de escuchar cosas sobre vuestro Orgullo LGTB. A nadie le importa lo que pensáis que sois. Si queréis igualdad, ¡dejad de meternos vuestras ideas con calzador! No tenemos nada contra vuestra orientación sexual. Simplemente ¡nos da igual!

Hasta aquí pues mira, el niño que puso ese panfleto tiene 16 años. Es un síntoma evidente de que hay algo que no se está haciendo bien si no conseguimos que los chavales de 16 años entiendan que no celebramos el Orgullo LGTB o exigimos ciertas legislaciones por gusto, sino porque es necesario. Que precisamente nosotros somos los primeros que estaríamos encantados de no tener que reivindicar nada, pero que hasta que dejen de pegarnos por la calle o discriminarnos social y laboralmente por ser LGTB pues es lo que hay.

Te in-Teresa
RentBoy España: El lado más cool de los chaperos

Pero la cosa se ha ido de madre. Cómo no, es Estados Unidos, nada puede pasar sólo un poquito.

El instituto retiró todos los flyers deprisa y corriendo antes de que los estudiantes llegaran, pero alguien hizo algunas fotos y las carreras por los pasillos de la pobre secretario no sirvieron de nada. Los flyers no sólo se retiraron porque el mensaje que envían es como un poquito homófobo, sino porque además no habían seguido las normas del centro para colgar carteles. La respuesta de los alumnos del centro fue, eso sí, ejemplar: llenaron las paredes del instituto con frases a favor del colectivo LGTB y arcoiris pintados con tiza.

El periódico local se hizo eco de la noticia y el drama se apoderó de la comunidad. Y uno de los estudiantes que colgó los flyers se ha visto obligado a enviar una carta al periódico explicando cuáles fueron sus motivos. Y no hace falta que la leas (aunque si la quieres leer, la tienes aquí enterita) para saber que todos sus motivos están mal.

Sí, por supuesto, hace referencia a su “libertad de expresión“, a que es una persona que cree en la igualdad pero que simplemente le molesta que para ganarnos la “tolerancia y respeto” del resto de la sociedad heterosexual usemos tácticas que no demuestran que merecemos ser tomados en serio. Porque claro, quién mejor que un hombre heterosexual para decirte cómo reivindicarle algo.

Además en al carta el chico dice que no quiere coartar la “libertad de expresión” de nadie, pero que “la ideología social liberal aboga por la igualdad y la incorporación en la sociedad pero aún así establece lugares seguros para el aislamiento. Si acudes a un lugar seguro porque crees que es un sitio en el que puede ser amado, puedo asegurarte que la sociedad te ama.

Te in-Teresa
Ignacio Arsuaga (HazteOír) defenderá su homofobia en la ONU

Si alguien habla con este chico, por favor, llevadle a un colegio en el que los y las estudiantes trans no pueden usar el baño que se corresponde con su género; presentadle a algún chico gay al que le partieron la cara por ir cogido de la mano de su pareja o que hable con las mujeres lesbianas a las que les niegan sus derechos reproductivos porque son lesbianas.

A ver si así lo entiende. Él, que tiene 16 años, y los demás tontolabas que hay por el mundo que ya tienen pelos en los huevos para seguir con estas tonterías.

Nos alegra mucho, eso sí, que este Orgullo Hetero tuviera el mismo éxito que aquella marcha por los derechos de los heterosexuales a los que sólo acudió una persona: el imbécil que la organizaba.

Fuente: Dubois County Herald