Investigadores de la Universidad British Columbia plantean que las terapias antirretrovirales podrían estar provocando una mayor susceptibilidad a la sífilis, lo que explicaría el crecimiento de las infecciones de esa ITS.

[divider]Comando G | Salud[/divider]

Antes de explicarte esta noticia te voy a explicar lo que va a pasar, porque soy muy listo.

Yo voy a escribir este artículo que tiene un titular relativamente claro y conciso (es difícil titular esta noticia) y cuando acabe saldrá en las redes de Estoy Bailando y me juego lo que quieras a que habrá varios comentarios que dirán cosas como que claro, ahora que se ha puesto de moda la PrEP la gente folla sin condón y se cogen otras ITS y que ellos ya lo sabían porque eran muy listos.

 

Si eso ocurre, te prometo hacer capturas y ponerlas aquí. Porque eso demostrará una cosa: no se han leído la noticia. Lo que te voy a contar no tiene nada que ver con la PrEP.

Un grupo de investigadores han publicado un estudio en la revista Sexually Transmitted Infections en el que sugieren que la terapia antirretroviral altamente activa (HAART o “triterapia”) podría estar haciendo que los hombres gays y bisexuales sean más susceptibles a la bacteria que causa la sífilis, la Treponema pallidum.

Mariquita, te presento a la Treponema.

Nótese que los propios investigadores aclaran lo de “sugiere“, porque lo que han descubierto es algo que necesitan investigar con mucha más calma. En el propio editorial dejan claro, por ejemplo, que en ningún momento piensan que haya que replantearse el uso de la terapia antirretroviral.

Estos investigadores de la Universidad British Columbia de Canadá, no entendían por qué en los últimos años el número de infecciones de sífilis se ha disparado entre los hombres que tienen sexo con otros hombres en Estados Unidos, China y Europa Occidental. La primera hipótesis sería pensar que las personas en esta terapia son más propensas al sexo sin protección (y seguro que es lo que comenta el que no se lea la noticia); pero esa hipótesis plantea un problema: otras infecciones como la gonorrea o la clamidia parecen estables. Es decir: el problema no es que por tomar la terapia (como antirretroviral o como PrEP) usen menos condón y haya más ITS. Es que hay más casos de sífilis que de otras ITS.

Te In-TERELU:  El NHS se ha gastado un dineral contra la PrEP

Así que pensaron en una hipótesis alternativa: que aunque la HAART se supone que le da un subidón a tu sistema inmunológico de alguna forma la terapia afecta a las respuestas innatas contra la bacteria que causa la sífilis.

Para descubrir cuál era la hipótesis correcta estos seres humanos tan inteligentes hicieron una cosa que yo que me he leído cuatro artículos diferentes sobre el tema aún no acabo de entender muy bien, pero que básicamente se resume en una fórmula matemática que enfrentó a dos “modelos de riesgo”: a los que la terapia les cambió la conducta (básicamente, sífilis por más prácticas de riesgo) y los que sufrieron un cambio biológico (sífilis, pero sin prácticas de riesgo).

Y al ver los resultados se dieron cuenta de que tanto el cambio de comportamiento como el cambio biológico pueden producir repuntes en las infecciones de sífilis mayores de lo esperados; pero que era la combinación de las dos cosas las que daban como resultado las cifras que manejan actualmente. Así que como que haya más prácticas de riesgo no sirve como única explicación, los investigadores concluyen que la triterapia “podría tener el potencial de alterar las respuetas innatas y adquiridas de forma que aumentan la susceptibilidad a la Treponema pallidum“. Apuntan además que es necesario investigar esta hipótesis porque si realmente la terapia afecta al sistema inmune y expone a las personas a la sífilis, los tratamientos preventivos de VIH pueden llevar a un serio problema.

En un editorial que acompaña a este estudio en la publicación varios expertos en enfermedades infecciosas señalan que ese repunte de la sífilis en comparación con otras ITS puede deberse únicamente a que las otras ITS sean asintomáticas y se monitoricen de forma deficiente. Además recuerdan que ha habido anteriormente otros repuntes de sífilis entre hombres y mujeres heterosexuales sin que los antirretrovirales estuvieran de por medio. Pero a pesar de los fallos que pueda tener el estudio, creen que la hipótesis es “intrigante” y hay que tenerla muy en cuenta.

Te In-TERELU:  El Mr. Gay de Gran Bretaña aboga por la PrEP tras rechazarla y dar positivo en VIH

Vivimos en una era en la que la terapia antirretroviral se utiliza de forma efectiva para tratar y prevenir la infección por VIH. En cierta manera eso ha hecho que disminuya la necesidad de controlar otras ITS. Como la historia ha demostrado en varias ocasiones, ése sería un tremendo error. (…) Si futuras investigaciones apoyan la idea de que la terapia antirretroviral aumenta la susceptibilidad de contraer sífilis, sería una prueba más del por qué la monitorización, el diagnóstico y el tratamiento de las ITS en hombres que tienen sexo con otros hombres deben ser prioritarios.”

[divider]Fuente: OnMedica[/divider]