• Un estudio del Instituto Kinsey de Indiana señala que la progesterona podría ser un elemento muy importante en cuanto al desarrollo psicosexual de los seres humanos.

Cuando una mujer se queda embarazada su cuerpo es un hervidero hormonal. Y a veces lo es aún más porque su médico le receta progesterona, una hormona sexual que se genera naturalmente tanto en hombres como en mujeres y que se utiliza para incrementar la fertilidad, ayudar en el desarrollo del feto o prevenir abortos o partos prematuros.

Estoybailando, siempre ayudándote a aprender

El Instituto Kinsey de Indiana lleva desde 1959 estudiando 34 casos (17 hombres y 17 mujeres) de bebés nacidos en Dinamarca. A la mitad de las madres de esos bebés se les recetó progesterona durante el embarazo y a la otra mitad no. El resultado del estudio apunta a que los bebés de las madres que recibieron la hormona del amor son más propensos a no identificarse como heterosexuales.

Un 21% de las personas expuestas a la progesterona se define como no heterosexual, en comparación al 0% de aquellas que no recibieron la hormona durante el embarazo. Además un 29% de los expuestos confesaron haberse sentido atraídos en algún momento por alguien de su mismo género, mientras que en el caso de los que no fueron expuestos ese porcentaje bajaba a un 6%.

Además los investigadores señalan que entre los que sí recibieron la progesterona era más habitual encontrar atracción hacia los hombres mientras que la atracción hacia las mujeres no variaba. Es decir: que la progesterona parece que nos vuelve a todos bisexuales/maricones.

Los resultados desafían la visión prevalente de que el interés y el comportamiento homosexual responde únicamente a una feminización/desmasculinización en los hombres y a una masculinización/defeminización en las mujeres“, dicen los investigadores. Yo aún estoy intentando aclararme con esa frase.

Te in-Teresa
Un estudio sugiere que los antirretrovirales pueden aumentar la susceptibilidad a la sífilis

Las conclusiones del estudio son, básicamente, que se ha subestimado la progesterona como factor en el desarrollo psicosexual de los seres humanos de la sensibilidad y que, dado que es un tratamiento bastante habitual durante los embarazos, habría que “seguir investigando“.

Que teniendo en cuenta que, como dijo Paquita Salas, maricones ha habido toda la historia de la humanidad, necesitamos que realmente investigan más porque no creo yo que en la antigua Grecia, que todos sabemos que era un despiporre de sexo gay everywhere, hubiera muchos viales de progesterona circulando.

¡Pero es todo muy interesante!

Fuente | Pink News

  • Pangloss

    34 casos es una muestra demasiado pequeña para que el estudio pueda ser tomado en serio, por no hablar de que se eliminan todas las causas no biológicas.