• Un estudio de la Universidad de Washington entre 1.800 homosexuales de más de 50 años señala que los que están casados son más felices y están más sanos que los que están solteros.

No hay semana en la que no tengamos un estudio cientifiquísimo que consiga una de estas dos cosas: hacernos reír o deprimirnos. Hoy toca uno de los segundos. Porque si estás soltera que sepas, querido lector, que eres una infeliz de la vida.

RECREACIÓN: Tú, tú y tú y solamente tú.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Belinda Washington ha realizado un gran estudio titulado “Envejecer con Orgullo: Estudio Nacional sobre la Salud, el Envejecimiento y la Sexualidad/Género” en el que han entrevistado a 1800 personas LGTB de 50 años o más. El estudio se comenzó a realizar en 2014 y se hizo en estados en los que el matrimonio igualitario ya era legal (32 de los Estados Unidos).

De todo ese montón de maricones (1800 maricones son muchos maricones) un 25% estaba casado, otro 25% estaba en una relación duradera y un 50% estaban solteros. Las relaciones entre los casados tenían una duración media de 23 años mientras que los que estaban arrejuntados pero no casados llevaban de media unos 16 años juntos. Entre los entrevistados había marineros, soldados, solteros, casados, amantes, andantes y alguno que otro cu-ra des-pistao.

Es broma. Es para que no te sientas tan mal por estar más sola que Estela Reynolds.

RECREACIÓN: Tú al darte cuenta de que ya no te da tiempo a tener una relación que dure 23 años

Para medir la salud física se les preguntaba a los participantes… pues por su salud física, claro. ¿Por qué les iban a preguntar? ¿Por 13 Reasons Why? Y para medir la felicidad se les preguntaban cosas como “¿Cuánto disfrutas la vida?” o “¿Cómo de satisfecho estás contigo mismo?“. El resultado, ¡oh sorpresa! demostró que los que estaban casados eran más felices y estaban más sanos que los que estaban en pareja pero no casados, que a su vez eran más felices y estaban más sanos que los que estaban solteros. “Había grandes diferencias entre la salud y el bienestar de las parejas gais casadas y los gais solteros“, ha dicho Jayn Goldsen, la supervisora del estudio, que se ha quedado más ancha que larga.

La propia Goldsen apunta que hace falta seguir investigando por qué pasa esto. Que ya te digo yo que la culpa la tienen Disney y la sociedad heteropatriarcal que nos vende desde pequeñitos (a los heteros y, por asimilación, a los demás) que o estás en pareja o eres un fracasado de la vida. Pero por lo que señalan algunos de los resultados preliminares parece que los recursos financieros, tener hijos o vivir en pareja son las variables clave en esos factores.

RECREACIÓN: De nuevo tú al pensar en “recursos financieros”, “hijos” o “vivir en pareja”.

Aunque hay otro factor importante que afecta a la felicidad de los hombres gais que respondieron a la encuesta: los casados viven su homosexualidad de forma más abierta (de cara a la sociedad) que los que están en pareja, que a su vez la viven de forma más abierta que los que están solteros. Es decir: que cuanto más fuera estás del armario más feliz eres.

Que, como suele pasar cada vez que publicamos un estudio de estos, es algo que todos sabíamos ya pero parece que hasta que no viene una señora que ha hecho muchas encuestas a decírnoslo no nos damos cuenta.

CONCLUSIÓN: Deja de escuchar a Pablo Alborán y hazte travesti. No sabemos si te servirá para casarte y tener hijos y vivir en pareja y tener mejores recursos financieros pero seguro que te ríes más. Y qué importantes son la amistad y la risa.

Fuente | New York Daily News