Ya sabemos que aquí todas las que nos leéis sois súper inteligentes, súper científicas, súper investigadoras y súper todo. De hecho como director de esta web no sé qué coño hacemos escribiendo noticias y artículos si vosotros ya lo sabéis todo. TODO. Pero como tengo la esperanza de que aún podamos verter algo de luz sobre la realidad, voy a explicaros esta noticia aún sabiendo que en cuanto la publique vais a criticarla (y sé perfectamente lo que vais a decir).

Un estudio publicado en la revista The Journal of Sexual Medicine y realizado por un grupo de investigadores de la Universidad de Ginebra ha descubierto algo que (y esto es verdad) ya sabíamos: algunos hombres que tienen actitudes negativas hacia los gays también sienten, de forma inconsciente, cierta atracción hacia la homosexualidad.

surprise

Se trata de un estudio cualitativo muy pequeño realizado por el equipo de Boris Cheval que se basó en analizar las respuestas inconscientes de 38 estudiantes masculinos de la universidad. En el grupo había varios con actitudes negativas hacia los hombres gays y otros que no mostraban esas actitudes (determinadas por una encuesta previa). Tras la encuesta a los chicos se les sometió a un test de “maniquí“: se sentaban frente a un ordenador y tenían que alejar o acercar una pequeña figura humana de las imágenes que aparecían en pantalla. Esa tarea se va repitiendo de forma constante hasta que se vuelve bastante mecánica y las imágenes iban variando entre parejas heterosexuales y parejas gays. Los investigadores pueden determinar lo atraído o no que el sujeto se siente hacia la imagen que aparece en pantalla al calcular la diferencia entre los tiempos de respuesta.

giphy-1

 

En la siguiente parte del estudio a los chicos los ponían a ver imágenes rollo La Naranja Mecánica: un equipo de rastreo visual comprobaba el tiempo que tardaban en analizar imágenes para luego valorarlas. Las fotos eran, de nuevo, de parejas heterosexuales y parejas gays y tenían que calificarlas como “muy placenteras” o “muy poco placenteras“.

¿Y qué descubrieron los investigadores? Que los hombres con tendencias anti-gays pasaban más rato viendo las imágenes homosexuales que los demás, pero “sólo cuando tenían una alta tendencia impulsiva hacia las imágenes homosexuales.

989
RECREACIÓN: Uno de los chicos homófobos viendo imágenes de gaylors dándose besitos

Vamos, que se quedaban embobaos viendo a dos hombres dándose amor.

Según el equipo de Cheval, este estudio les ayudará a entender por qué algunos hombres con un alto nivel de homofobia tienen un interés sexual hacia hombres gays; pero aunque están seguros de que ahora podrán entender mejor los procesos psicológicos que realizan los homófobos al ver material erótico gay reconocen que aún hace falta un estudio mucho mayor para entender qué parte de esa homofobia está provocada por la supresión de la atracción hacia personas del mismo sexo.

Cheval recuerda que otro estudio de hace un tiempo demostró que la mitad de los hombres homófobos se excitaban sexualmente (se empalmaban, literalmente) viendo porno gay, pero aún así reconoce que “hacen falta otros estudios para evaluar correctamente la importancia de esta atracción negada.

 

P.D.: Os conozco. Lo sé. Sé lo que vais a decir: “vaya mierda de estudio, es muy poca gente, tendría que ser una muestra mayor bla, bla, bla…“. Porque todas sois licenciadas en psicología e investigadoras de post-grado por la Universidad de Massachussets a punto de ganar el Nobel. Por eso os quiero recordar, queridas amigas inteligentísimas, que un estudio cualitativo no es lo mismo que un estudio cuantitativo y si no sabéis diferenciarlos os vais a Google y lo buscáis. Es muy sencillo.

Fuente | PsyPost

Deja tu comentario