El Servicio Nacional de Salud (NHS) de Reino Unido está sumido en una polémica muy absurda (porque la han provocado ellos mismos), y todo por negarse a suministrar la PrEP como tratamiento preventivo contra el VIH y luego lanzar una vergonzosa campaña en medios cargada de homofobia y malas prácticas.

Daily-Mail2

Esta rabieta del NHS (que dejó caer en una nota de prensa que los fondos para la PrEP saldrían del tratamiento de otras enfermedades, como la fibrosis quística infantil) responde al hecho de que una ONG les ganó el juicio al denunciarles por decir que suministrar el Truvada como tratamiento pre-exposición contra el VIH no era su responsabilidad. El Tribunal Supremo le dio la razón a la ONG e instó al NHS a empezar a ponerse las pilas con el tema.

Y no son los únicos que están hartos de la posición del Servicio Nacional de Salud. Mike Freer, un parlamentario conservador que es además el presidente de una comisión interparlamentaria sobre el VIH y el SIDA, ha acusado al NHS de “agitar los tabloides y proceder a poner a un grupo de pacientes en contra de otro“.

Mike Freer
Mike Freer

Freer asegura que las decisiones del NHS deberían “basarse en la efectividad clínica, no en prejuicios sobre las vidas de los demás. Los fondos para medicamentos deberían basarse únicamente en la evaluación clínica, el coste respecto a la efectividad y el impacto más amplio en la sociedad. Para mí todos esos criterios se cumplen y por eso el NHS debería moverse hacia la financiación de la PrEP“.

mari-carmen-qqccmh-claro

Además, en su carta a la web ConservativesHome, Freer asegura que es muy lamentable que el NHS “utilizaran la hipotética situación de un niño que sufre fibrosis quística, diagnosticado de una terrible enfermedad por la que no tiene ninguna culpa; frente a la de un hombre que contrajo el VIH porque no fue lo suficientemente responsable para ponerse un condón“.

Te In-TERELU:  Charlie Sheen deja los antirretrovirales

Parece que el NHS no lo va a tener fácil para quitarse el marrón de encima y al final lo más fácil va a ser que hagan caso a las ONG que afirman que el coste del tratamiento se amortizaría por el hecho de que las infecciones por VIH bajarían notablemente… y que acusan al NHS de inflar los costes estimados al presupuestar la Truvada y no el sustituto genérico.

Por lo pronto, con los periódicos del país hablando de la PrEP como la “pastilla de la promiscuidad“, parece que va a costar que la opinión pública entienda cuáles son los verdaderos beneficios del tratamiento. Pero por suerte algunos como Freer van a seguir haciendo el ruido necesario.

A todo esto, los responsables sanitarios en España nos han enviado un comunicado en el que han querido dejar clara su postura sobre la PrEP.

Es la siguiente:

giphy

Fuente | PinkNews