El pasado jueves, el joven Austin Lacey de sólo 13 años de edad, acudió a una fiesta de disfraces de su colegio en Menifee, California, vestido de su personaje Disney favorito: Elsa.

Frozen

Sin embargo, al llegar al centro escolar, el director le “invitó” a quitarse el vestido y la peluca porque lo consideraba una “provocación”, así que Austin tuvo que cambiarse de ropa y el disfraz fue confiscado. El responsable de su distrito escolar ha realizado un comunicado en el que dice que “La decisión se tomó según las políticas del distrito escolar […] No había ninguna señal de que el estudiante estuviera transmitiendo algún mensaje… La actuación del director se basó en la necesidad de evitar un conflicto en el ambiente escolar”.

Ajá.

Vamos a ver si nos aclaramos. Si un chico va con una peluca de un personaje de dibujos animados es un escándalo, pero si hubiera avisado que se trata de una muestra de identidad de género entonces no habría pasado nada y a todo el mundo le parecería bien… No sé. Algo no cuadra en este argumento.

messed-up

Y aún dando por bueno ese razonamiento, la madre de Austin asegura que el director no cree que los chicos deban vestirse como chicas. Mira, esto ya nos cuadra un poco más. De todas maneras, creemos que la jugada les va a salir muy mal, porque los compañeros del joven se están organizando y mirad qué cosa tan cuqui han convocado:

Austin-Lacey

Para aquellas que no sabéis inglés: es un llamamiento al alumnado del centro para que acudan todos travestidos a clase la semana que viene. ¡Ojalá pudiéramos ir nosotras y hacerles un Que Trabaje Rita! Aún así, nos hubiera encantado saber si el director del centro se hubiera atrevido a obligar a Channing Tatum quitarse el disfraz de Elsa.

tatum-frozen

Fuente | Advocate