• Dos hombres drogaron y secuestraron a un activista LGTB en un hotel de Marsella y le golpearon y violaron durante todo el fin de semana.
  • Zak Ostmane, natural de Argelia, consiguió escapar al ver un coche de policía desde la ventana y gritar pidiendo ayuda.

Zak Ostmane, de 35 años, huyó de Argelia (país que penaliza la homosexualidad con una multa y dos años de prisión) y llegó a Francia como refugiado. Instalado en Marsella, fundó la asociación Shams-France, un grupo de apoyo a las personas LGTBI de Oriente Medio que llegan al país y necesitan ayuda.

Zak Ostmane

El pasado viernes por la noche Zak estaba tomando algo con unos amigos en un bar cuando dos hombres drogaron su cerveza para luego llevarle a una habitación de hotel. Ostmane ha explicado en una entrevista que se empezó a encontrar mal al tomar la segunda cerveza y que suele ser bastante desconfiado pero por el efecto de la droga no era consciente de lo que hacía y ni siquiera se dio cuenta de que estaba en un hotel. Una vez allí se sentó en la cama, uno de los hombres le ofreció una cerveza y el otro salió de la habitación. Al ir a dejar la botella sobre una mesa su acompañante le dio un puñetazo que le dejó inconsciente y, al despertar, se lo encontró sodomizándole.

El segundo hombre volvió a la habitación y comenzó a golpearle mientras le exigía dinero. Como no llevaba nada encima, el asaltante cogió su tarjeta de crédito y Zak le dio un PIN falso. Al volver, enfadado porque no había podido sacar dinero, volvieron a golpearle hasta que les dio el código correcto; pero el cajero se tragó la tarjeta lo que provocó que el hombre volviera aún más enfurecido y continuara la paliza.

Te in-Teresa
TOP 10: Cosas que te vuelven gay

Zak ha descrito su agresión al blog francés Unicorn Booty, y ha explicado que tras el ataque le da auténtico terror salir a la calle. Ahí explica que, estando medio inconsciente, vio como uno de los dos atacantes rompía una sábana y lo ataba de pies y manos para lanzarle entonces contra la pared. Intentó gritar pidiendo ayuda, pero uno de los hombres sacó un cuchillo de grandes dimensiones y le amenazó con matarle si no se callaba.

Más adelante el hombre americano le dijo: “Vosotros, los franceses… odiáis a Trump, pero será un gran presidente. Luchará contra el terrorismo, pero vosotros no le ayudáis, sólo ayudáis a los negros y a los árabes. Es una pena que Hitler no tuviera tiempo de acabar con los judíos.

Finalmente, el domingo, tras dos días encerrado en la habitación, Zak pudo divisar desde la ventana abierta un coche de policía en la Place de l’Opera: “Pensé que si no hacía nada iba a morir. Así que grité con todas mis fuerzas.” Los agresores volvieron a golpearle para que se callara, pero la policía había escuchado los gritos y corrieron al hotel, entraron a la habitación y detuvieron a los dos asaltantes. El director del hotel asegura que ni él ni ningún trabajador notó nada extraño y, según cuenta Zak, le considera en parte responsable de lo ocurrido.

La policía llevó a Zak al hospital y estuvo ingresado durante todo el día.

Desde Shams-France, la organización LGTB que dirige Zak, publicaron las imágenes del activista en el hospital junto a un texto en el condenaban “este acto abyecto y bárbaro” y ofrecían todo su apoyo a su amigo.

Según los medios franceses, los asaltantes son dos militares veteranos. Uno de ellos, además, era un legionario desertor. Los dos están detenidos en la prisión de Baumettes y están acusados de violación, secuestro, asalto con violencia y de intento de fuga.

Te in-Teresa
La FELGTB exige al Ministerio de Interior la concesión de asilo a Christelle Nangnou, perseguida en Camerún por lesbiana
Fuente | Yagg.com

  • Sabi Risler

    Q horror!!,Basta de perdones,pena de muertes estos hijos de puta!!