Como sabemos que sois muy de poneros lo primero que sacáis del armario y parecer Madonna en sus horas bajunas una homeless zarrapastrosa hemos pensado que, cumpliendo con nuestra labor social de entreteneros e instruiros en las artes de la marica moderna, estaría bien daros las claves de los looks que lo van a petar esta primavera-verano 2013. Nos referimos a esos tres o cuatro estilos o prendas que primero te vas a atrever a poner tu (porque te gusta el riesgo y porque el mundo te ha hecho así) y que luego vas a ver por todos los rincones del país y que va a llevar incluso tu vecina la fea.
Veamos: 
La Geometría Azteca es bien y parece ser que los diseñadores han estado muy inspirados con todo el rollo del fin del mundo y han pensando que si al menos se producía la hecatombe que nos pillara bien vestidos y guapérrimos. Es verano, los días son más largos, los pantalones se acortan y los colores se aclaran. Se van a llevar colores planos donde triunfa la combinación blanco, aguamarina y sahariano-lino-camel. NO aceptamos combinaciones oscuras durante el día y si todavía conservas algún pantalón pirata te recomendamos que lo dones a la ciencia o aproveches la hoguera de San Juan para su exterminio. No hay término medio, o pantalón largo vaporoso durante el día y estrecho sin llegar a pitillo hacia la tarde noche o cortos por encima de la rodilla. Las geometrías aztecas en los finales de las mangas y pantalones así como encima de los hombros son tendencia y le dan un punto étnico al conjunto. Si ya complementas con alguna chaqueta por si el fresquibiris y una gafapasta la combinación cobra sentido total. Es así, es la ley de la selva.
Ellos no se arrepienten de nada, ¡ni falta que les hace!
Siguiendo un poco la estela de los motivos geométricos nos encontramos con otro estilo que yo me he atrevido a bautizar como el de “La que no se arrepiente de nada”. Se caracteriza porque la explosión de colores que significa el verano se hace patente en todas sus vertientes. Las camisetas son salpicadas por palmeras, guacamayos multicolor, flores de diversa índole y algún que otro animal print. Los pantalones son bermudas clásicas con un toque ceñido y de colores muy vivos y las camisas son vaporosas e incluso se atreven con la transparencia. El toque total a este tipo de look y que ya vienen siendo tendencia de dos años hacia aquí son las sandalias romanas, que este año ya se tiñen de color. Unas romanas en tu vida son BIEN, hazme caso. 
Líder y vocalista de tu grupo Punk-Rock. Se llevan los chicos malotes, desenfadados, un tanto desaliñados y a los que no les importa que se les escape un pezón de vez en cuando.  Las camisetas son de tirantes estrechos y espalda de nadador, con escote rozando la parte baja del esternón dejando entrever esos pectorales (con algún que otro pelito al viento perfectamente estudiado) y esos hombros que Dios te ha dado. Las alegorías al universo jungla están muy presentes junto con motivos deportivos, frases de estrella del Pop venida a más en letras gigantes y alguna que otra calaverita suelta dando el toque. Triunfan los pantalones cortos tejido deportivo por encima de la rodilla, pegados al cuerpo y con cinturilla de goma ancha. Si además llevan cordones es un plus. En cuanto a colores triunfa el negro con los motivos y figuras en colores vivos. Es un estilo muy versátil e informal que nos sirve tanto para abrir la veda a una noche de lujuria y desenfreno en cualquier carpa de ciudad como para destacar en nuestro día a día. Los complementos van desde las gorras con flequillo por fuera apuntando al cielo hasta las gafas Ray-Ban estilo Wayfarer, pasando por las pulseras de cuero con algún aplique metálico. ¡La que no va mona es porque no quiere!
Si la cosa se pone más seria y necesitas un estilo modernuqui pero algo más formal el negro y el blanco estilo ejecutivo agresivo con ganas de petarlo se imponen en la noche. Lamento comunicarte que puedes aprovechar la misma hoguera donde vas a quemar todos los pantalones piratas para destruir y eliminar las pruebas todas esas tachuelas y brilli brilli varios que compraste durante este invierno. ¿Pensabas que la tachuela había vuelto para quedarse? Ni mucho menos, la tachuela va directa al lugar de donde jamás debería haber salido. Olvídate de lo estrafalario porque lo formal pero elegante para las noches más selectas de verano se resume en lineas rectas, pantalones bermuda pegados al cuerpo y tejidos orgánicos. Se juega con las superposiciones de prendas para darle el toque de gracia y distinción al conjunto. Los accesorios van desde un buen bolso (¡sí! ¿que pasa?) tipo roller hasta unos zapatos o botas con calcetines para ser la más moderna de la fiesta. ¿La cosa es atreverse no?
Y sí, no te preocupes, por que aunque aquí te hemos mostrado diseños de David Delfín, Francis Montesinos o Ana Locking vas a encontrar estos estilos en las tiendas más accesibles del país.
Mona, ¡que aquí pensamos en todo!

Te in-Teresa
MÁS QUE BAILE: Cristiano Ronaldo promociona sus zapatos bailando