Pablo Vilaboy

Gallego abogando por un musical de Broadway que aúne muñeira, queimada y queso de tetilla.

Sucedió en el transcurso de la rueda de prensa posterior a la proyección de Legend en el pasado Festival de cine de Toronto. Graeme Coleman, un periodista de la publicación LGTB Daily Xtra, le preguntó a la estrella del film Tom Hardy  si para los famosos era difícil manifestar abiertamente su sexualidad dada la ambigüedad con la que él mismo había hablado de la suya en el pasado. La reacción de Morritos Hardy fue más tensa que la cara de Paloma San Basilio y acabó ignorando al reportero.

Pongámonos en situación. La trama argumental de Legend gira en torno a los gemelos Ronnie y Reggie Kray mafiosos impulsores del crimen organizado en el East End londinense durante las décadas de los 50 y 60 e interpretados ambos por Tom Hardy. El Ronnie Kray que nos presenta esta película muestra su conocida bisexualidad sin problemas (no puedes decir lo mismo de los casados que te encuentras durante tus incursiones nocturnas en Las Ventas) y he ahí la “excusa” de la que se sirvió el periodista del Daily Xtra para encarar la cuestión sexual con el actor inglés.

legendhardy

Graeme Coleman dada la actitud defensiva que adoptó Hardy tras su pregunta le sacó a colación unas declaraciones que había hecho a Attitude  en 2008 en las que había reconocido naturalmente que  había “experimentado” con hombres.

“No creo que para los famosos sea difícil hablar sobre su sexualidad. ¿Me estás preguntando acerca de la mía?”

Ante la respuesta afirmativa de Coleman, Hardy zanjó el diálogo con el reportero tan bruscamente como cuando tú cortas un chat al descubrir que el presunto maromo del Grindr que quieres que te empotre te estás ligando es tu novio cincuentón camuflado.

TE IN-TERELU  Nyle DiMarco con gatitos. Nyle DiMarco de joven. Y ya está, esa es la noticia

stopdianaross

 A raíz del revuelo causado en la rueda de prensa, Tom Hardy se vio obligado a explicarse días después.

“(…) lo que hizo (Coleman) fue tan poco elegante (…) Sólo soy un actor que hace su trabajo. No soy un modelo a seguir para nadie (…) No voy a discutir mi vida privada con alguien que no conozco en una sala llena de desconocidos. (…) No hay nada ambiguo en mi sexualidad. Se quién soy. (…) Admiro la línea editorial de la publicación para la que trabaja pero considero que lo que se me preguntó fue irrespetuoso (…)”

Suavizaba así el actor la violencia generada por su actitud al tiempo que se mostraba víctima de algo que creía desconsiderado hacia su persona.

hardykleenexEnterándote de que le han denegado el tercer grado a la Pantoja

Vaya por delante que desde EB defendemos que cada cual salga del armario cómo y cuando quiera pero el hecho de que Hardy sea famoso y por tanto muchos de sus actos tengan trascedencia mediática no ha de implicar que esté obligado a dar cuenta de su intimidad. Sin embargo, se impone matizar unos cuantos puntos.

En primer lugar este intérprete inglés ha jugado en el pasado con el argumento cool de “he tonteado con rabos porque debo experimentar como artista” en declaraciones para una publicación gay como Attitude al tiempo que aclaraba que nunca había sido penetrado. Con lo cual Hardy se presentaba como un chico tan abierto de mente como heterosexual por el mero hecho de que no se la ha dejado meter. Vamos, el mítico argumento de esos machotes que después poner mirando a Cuenca a más de una docena en el Strong argumentan que “no son sarasas porque ellos son activos.”

kathylies

Por otra parte resulta curioso que en 2008, cuando aún no era una estrella, Hardy no tuviera inconveniente en hablar de dónde mojaba su churra su sexualidad para los medios  y a día de hoy el nuevo Mad Max se escude en su derecho a la privacidad para justificar su comportamiento en Toronto.

TE IN-TERELU  #Foll*onFriday - #FF - 15 de Marzo de 2013

El argumento de que el entorno promocional de una película no es lugar para realizar preguntas personales como la que formuló Graeme Coleman tampoco nos sirve. Si en su entrevista para Attitude de 2008 a propósito del estreno de RocknRolla, un film en donde a sumía un rol gay, Tom Hardy no tuvo problemas para disertar acerca de cuestiones homosexuales a propósito de su personaje…¿qué ha cambiado ahora que ha vuelto a interpretar un papel LGTB?…Evidentemente su posición profesional. Ahora tiene una imagen estelar que “salvaguardar”.

En cualquier caso, más allá de lo que parece ser un interesado cambio de actitud en Tom Hardy… En estos tiempos en que el mariconismo global aperturismo LGTB por fin se vive mediáticamente con una generalizada naturalidad, ¿es necesario que un famoso convierta en tema de debate su sexualidad debido a su reacción desproporcionada y rancia? y…¿no es aburridamente predecible que luego la misma celebrity eche mano de la manida defensa de su vida privada y del consabido “respeto” que sienten por la diversidad sexual?

Morritos Hardy, no te aproveches de lo mucho que pones a los maricas coqueteando comercial y heterosexualmente con lo gay , y recuerda que lo mejor para zanjar un asunto presuntamente polémico es afrontarlo de manera natural y directa.

tom-hardy-nude-sexy-2_raanntNuestro Tom opositando a Wapo

Gallego abogando por un musical de Broadway que aúne muñeira, queimada y queso de tetilla.