La GLAAD carga contra la nueva película de Michelle Rodríguez por banalizar sobre el cambio de sexo pero… ¿por qué no se quejaban de lo mismo cuando se estrenó La Piel Que Habito?

[divider]Culture Club | Cine y TV[/divider]

Un asesino a sueldo (Michelle Rodriguez) es capturado por una cirujana sedienta de venganza (Sigourney Weaver) porque suponemos que algo le habrá hecho a la doctora. El asesino se duerme y cuando se despierta descubre que la doctora le ha sometido a una operación de cambio de sexo y ahora es una mujer. El asesino, ahora ¿asesina?, busca venganza y supongo que no parará de dar hostias hasta que mate a Sigourney.

Ése no es el argumento de La Piel Que Habito, la de Almodóvar, sino el de The Assignment, película escrita por Dennis Hamill y dirigida por Walter Hill a la que llevan meses cayéndole palos desde las asociaciones LGTB porque consideran que es indignante: “Es triste ver cómo un director convierte un tratamiento médico destinado a salvar vidas en un golpe de efecto sensacionalista“.

Si he mencionado antes La Piel Que Habito no ha sido por casualidad, es que el argumento es exactamente el mismo (aunque con menos hostias de por medio). Pero cuando se estrenó la película de Almodóvar desde la GLAAD la aplaudieron como locos diciendo que “los fans del director abiertamente gay Pedro Almodóvar saben que han de esperar ciertas cosas con cada película que estrena. Melodrama, buena música, algunos toques violentos y un guión tenso son características presentes en casi todas las películas del director, como en La Piel Que Habito. También es una de las películas más oscuras e intensas que ha hecho en mucho tiempo.

Cuando se estrenó La Chica Danesa muchos fueron los que criticaron al estudio por contratar a Eddie Redmayne como la protagonista (la primera mujer en someterse a una cirugía de reasignación de sexo) porque decían que deberían haber contratado a un actor trans. O a una actriz trans. Lo cual no deja de ser curioso porque ¿cómo explicas la historia de una mujer trans desde el principio de su transición con una actriz trans? Y más curioso es que cuando se estrenó La Piel Que Habito no se quejaran de que Almodóvar contratara a un actor cis y una actriz cis para hacer el mismo personaje.

Te in-Teresa
El nuevo póster de Stonewall no huele a que están cagaos, qué va

Aunque a The Assignment (que antes se llamaba “Marimacho” -literalmente-) le están cayendo palos por todas partes, no por su transfobia sino porque parece que la película es malísima, el equipo debe estar dando palmas con las orejas porque toda esta campaña de la GLAAD y otras asociaciones LGTB le está dando una publicidad gratuita que de otro modo una película como ésta no habría conseguido.

Walter Hill es uno de esos directores de cine de acción de los 80 (Los amos de la noche, Límite: 48 horas, Danko: Calor Rojo) que en en los últimos años no da una a derechas y el guionista es tan prolífico que ésta es su foto en la IMDb:

LITERAL.

A todo esto su protagonista, Michelle Rodriguez, ya ha explicado por activa y por pasiva que ella es bisexual y nunca haría nada que dañara al colectivo, y que además no cree que la película sea un ataque a la comunidad LGTB porque “nadie tiene la patente de los cambios de sexo, y en la película es un acto de venganza. No un viaje emocional o psicológico“. Es decir, no se trata de banalizar la historia de una persona trans para justificar la acción sino que se utiliza un procedimiento quirúrgico como venganza, algo parecido a lo que pasaba en Cara a Cara (los protagonistas intercambiaban sus caras) o lo que se ve en todas esas películas de médicos locos. ¿Hay realmente motivo para que el colectivo se moleste tanto? Al fin y al cabo el personaje, aunque le hayan operado para parecer una mujer (con mucha más ficción que ciencia, para qué nos vamos a engañar), no deja de ser un hombre heterosexual al que someten a una operación. Y sí, soy consciente de que este tipo de cirugías son importantes, salvan vidas, no son para tomárselas a cachondeo…

Te in-Teresa
Rebeca arrasa en Internet con su anuncio de Aurgi

Pero el cine lleva años contando historias de cirugías igual de importantes que se utilizan para ejercer daño en personajes. Desde Coma de Michael Crichton, en la que los médicos ponían en coma a pacientes para robarles órganos, hasta todas las variaciones de Frankenstein en las que los transplantes de un miembro se utilizan para revivir a los muertos.

Si The Assignment tratara de una mujer trans que se vuelve loca al despertarse y verse como mujer porque no acepta su nuevo cuerpo, entendería la polémica y sería el primero en defenestrarla. Porque la reasignación no es un proceso que ocurra de un día para otro y estarían banalizando la realidad de las personas trans para conseguir un efecto emocional cutre, poco realista y muy ofensivo.

Pero sinceramente: yo qué coño sé. No me voy a poner a darle lecciones a nadie ni a decirle a los demás por qué se pueden ofender o por qué no, pero no entiendo por qué Walter Hill ofende y Almodóvar no. Igual que tampoco entendí por qué se lío la que se lió con el malo de El Silencio de los Corderos.

 

  • Victor Shade

    No se, a mi si una peli de acción fuese sobre la venganza de un hetero contra un cientifico por haberle vuelto gay igual un poco ofendido si me sentiría.
    P.D: se que la peli tiene unos años, pero menudo spoiler me he comido de ‘La piel que habito’ ¬¬

    • Hidroboy

      Pero si lo de La Piel Que Habito era la psinopsis de la película y se sabía incluso antes de que la rodaran xDDD

      De todas formas, no es que le vuelva transexual, le vuelve mujer. ¿No deberían ofenderse las mujeres, que se da por hecho que ser mujer es su castigo? I mean, no le cambia la orientación, sólo el cuerpo.

      No sé, es ficción. Una ficción muy chusca, sí. Y como no la he visto (ni la veré) no sé hasta qué punto se meten en un jardín; pero es que en la de Almodóvar hacen lo mismo y nadie se quejó.

      • Victor Shade

        No te lo perdonare jamás Hidroboy Carmena, jamás.
        Ahora en serio, puede quedar raro que no se quejasen de la peli de Almodóvar, pero en estos años se ha estado trabajando más la transfobia, puede que si la pelicula se estrenase ahora recibiese las mismas críticas.