Nenas, activad el Defcon 2: lo de anoche en Viena fue de vergüenza ajena. Nosotros íbamos con toda nuestra ilusión a disfrutar del evento no deportivo con más audiencia de la televisión mundial… y nos encontramos un mojón con mucho brilli-brilli y demasiadas bombillas.

Y es que si algo ha caracterizado al Festival de Eurovisión en los últimos años es la impresionante calidad de su retransmisión. No va a ser buena la jodía, si el festival lo organiza la Unión de Radiodifusión Europea (que son, básicamente, los jefazos y los que más saben de retransmisiones y televisión en el continente). Pero lo de anoche, como ya presagiaba el desastre de la primera semifinal, fue el apocalipsis televisivo.

La gala ya empezó mal, con un número de introducción aburrido y sin ninguna garra. ¿Por qué cojones Conchita Wurst no cantó el Rise Like a Phoenix? Vale, llevamos algunos años en los que ese número se deja para la semifinal pero para poner un número aburrido tirando de clichés, niños cantores y aburrimiento en general mejor vamos a lo que sabemos que funcionará y pondrá ya el listón bien alto. Que manda huevos que tengan que venir de Azerbaiyán o Rusia para enseñarnos cómo abrir un festival como Eurovision.

Que sí, Viena, que tu filarmónica es una maravilla. Pero esto es un festival de canciones. Cantadas. En las que predomina el POP. Y entre el número de apertura y ese ESPANTOSO (y hasta racista) entreacto con los percusionistas, la orquesta y el coro no sabíamos si estábamos viendo Eurovisión o El Conciertazo.

eurovision-entreacto-2015¡Es negro! ¡Vestidle raro!

Pero no sólo hubo cagadas tremendas en cuanto a la selección de los números musicales fuera de concurso. La realización del evento fue un escándalo, con cámaras que se pinchaban cuando no debían, técnicos que se colaban en plano, fallos en las conexiones, unas presentadoras sosas como la comida de un hospital, una iluminación fea (muy fea) y unos tiros de cámara sin sentido que provocaban que las canciones perdieran fuerza, el escenario pareciera más pequeño de lo que era y todo el conjunto desluciera mogollón.

Cómo echamos de menos el MARAVILLOSO escenario del año pasado Copenhague. Que se supone que estábamos celebrando el 60 aniversario del festival ¿alguien se dio cuenta? ¿Algún homenaje a las ganadoras? ¿Un medley? ¿Un algo? No.

NPH-dissapoint

Y de los comentarios de José María Íñigo mejor no hablamos. Que desde el “¡Joder, cómo está la peña!” al “Sí, ¡hay mucho chino por aquí!” sufrimos toda una sarta de topicazos y gilipolleces sin sentido: “Esto es un concurso y ya sabemos lo que pasa al terminar, que puede que alguno gane.” La pobre chica que le acompañaba, que de vez en cuando intentaba traducir a las presentadoras, no sabía dónde meterse y en más de una ocasión intentaba hacer callar a Íñigo sin suerte. Gracias, TVE, por poner a nuestra disposición un canal de audio directo en el que no había comentarios; para el año que viene si conseguís que vaya sincronizado con el vídeo entonces ya os hacemos la ola.

tumblr_lkhxejoGhG1qj6xwno1_500RECREACIÓN: Íñigo y la otra comentarista
RECREACIÓN 2: Los técnicos de audio de RTVE

Por desgracia a nivel artístico la gala tampoco fue para tirar cohetes; por mucho que Rosa, Pastora Soler y Ruth Lorenzo dijeran que había mucho nivel. Cariños, esos comentarios no nos ayudan. La gala fue UN COÑAZO y las canciones, en general, eran malas. Sed sinceras con el público, España os lo agradecerá.

Entre la extraña preselección que vino de las semifinales (mucha balada y canción que se hacía eterna) a un sorteo tocahuevos que hizo que el ritmo se resintiera muchísimo, ver ayer Eurovisión era un ejercicio de superación que ríete de una película Disney. De poco sirvió la Gran Final para convencer a un euroescéptico de que el Festival es guay. Eslovenia con los auriculares y la violinista fantasma, Armenia con su número de Broadway de mercadillo, Serbia tirando de topicazo musical de los noventa, Chipre con el hipster depresivo, Austria con una canción aburrida y sin gracia, Grecia con baladón de saldo, Montenegro bailando sardanas, Alemania con un tema incómodo de escuchar, Rumanía llevando el aburrimiento a su máximo exponente (¡y con un niño dando pena!), Hungría demostrando que en su país nadie es feliz con un arbolito hecho de metralletas, Georgia más perdida que Margarita la de la Cope en el Strong, Azerbaiyán con otra balada y unos cuantos gallos y Albania con una chica que prometía y no dio ni una sola nota.

Te in-Teresa
ANGRY BIRDS, la película "espídica" de la temporada

Mención especial al terrorismo sentimental de Polonia, que les faltó proyectar la silla de ruedas para intentar dar más pena. ¿No podían sentarla en un sofá? Que digo yo que si iban a darle tanto protagonismo a la silla ya podía haber salido un bailarín a moverla de un lado a otro.

En el Big Five, poco a destacar salvo el ridículo espantoso de Inglaterra con un número digno de Alfombra Roja Palace; Francia con una balada perfectamente ejecutada pero que hundió los ánimos ya desde el principio; Alemania con una canción estridente e Italia llamando a las señoras a coger el teléfono y votarles. Maravillosa bofetada de Australia al resto de concursantes. A Guy Sebastian sólo le faltó terminar con un:

w9Aw52k

De España podemos sentirnos muy satisfechos. La canción no era nada del otro mundo y tuvo la mala suerte de que este año toda Europa había dejado atrás el intento de copiar a Loreen y acabó siendo el perro verde. Edurne, salvo algún momento en que la traicionaron los nervios (ese gallo final…) estuvo fantástica y por fin terminó por creerse la canción y hacerla suya; y el baile con Giuseppe Di Bella (imponente en el escenario) fue una oportunidad de oro para resultar espectacular totalmente desaprovechada por una realización sosa que tiraba de planos generales que le restaban impacto.

Y si estuvo tan bien ¿por qué quedó tan mal? Probablemente porque la canción no llegó a conectar con el público (puede que por el idioma), porque los cambios de vestuario llamaban la atención en 1995 y porque la realización fue un mojón. Edurne actuó para el público que tenía delante, cuando los que votan son los que están en casa. Emmelie de Forest, por ejemplo, se ganó a Europa con un montón de miradas que encandilaban a la cámara en una actuación dinámica y simpática que además fue reforzada por una realización perfecta:

Conchita tuvo una de las realizaciones (e iluminaciones) más espectaculares que se han visto en años y que hicieron que la barba dejara de importar y la canción se convirtiera en un coloso. Besitos a los imbéciles de El País que aún la llaman “friki”. Manda huevos, que encima os pagan por soltar semejante sarta de tópicos y mamarrachadas.

De ahí que Måns se llevara ayer el premio. Su actuación (que lleva meses realizando) fue la que más llamaba la atención desde casa porque fue la más imaginativa de todas en cuanto al uso de los recursos audiovisuales del festival (porque si entramos en temas de parecidos razonables y plagios nos podemos quedar bien a gusto).

Sólo hubo otras dos actuaciones que llamaron la atención a la gente desde casa por su originalidad, su calidad y su puesta en escena: Bélgica y Letonia. El primero por una apuesta minimalista basada en el blanco y el negro que le otorgaba a Loïc Nottet una presencia escénica absolutamente necesaria para un chaval como él. Y la segunda porque Aminata impresionó no sólo con su voz y su porte en el escenario (a pesar de no moverse) sino por una realización estupenda. Lástima que las dos canciones se salgan un poco del canon comercial necesario para que los europeos la compren. Básicamente: ten huevos a tararearlas.

Así que sí, Edurne estuvo muy bien sobre el escenario y el número era llamativo. Pero TVE sigue tratando a sus artistas como si estuvieran en 1999. Las proyecciones del fondo eran de un absurdo escandaloso (¿burbujas? ¿perdón?), el cambio de vestuario era un truco barato mal ejecutado (la bata se abría y se veía lo que iba a pasar) y mal realizado (la gracia era NO ver a Giuseppe tirando de la cola). ¿Te diste cuenta de las apariciones y desapariciones de los cantantes de Estonia? No, porque se realizó bien. Y la de Estonia fue junto a las actuaciones de Noruega e Israel las únicas que hacían que el público en casa soltara un “Ooooooooh” asombrado. Los primeros por un simple pero efectivo juego de iluminación que le sacaba rendimiento al escenario (para mi gusto, un espanto) y el segundo por el número pirotécnico en la entrada del primer estribillo.

Para el año que viene estaría bien que en TVE dejaran de pensar en qué cosas han funcionado otros años en Eurovisión y se atrevieran a llevar una propuesta lo más original posible y, sobre todo, pensada para que en casa la gente aplauda con las orejas cuando la vea. Amanecer no era un gran tema, pero Edurne lo podía defender bien y en un show como la final de Eurovisión podía haber dado muchísimo más juego audiovisual del que dio. Sin contar, por supuesto, que gran parte del éxito de una canción en Eurovisión viene por un marketing previo que este año no ha existido. ¿Os pensáis que las más que decentes posiciones de Ruth Lorenzo o Pastora Soler cayeron del cielo? No. Se lo curraron. Promocionaron la canción, fueron a los conciertos que había que ir, se reunieron con quien se tenían que reunir. Hicieron lo que tenían que hacer.

Te in-Teresa
El biopic de Tom Of Finland se rodará en primavera en Suecia

Edurne, dirigida por su discográfica y TVE, pasó de todo eso y se metió en un estudio a grabar su disco. Al que llamará Amanecer. Bonita forma de pillarte los dedos, sobre todo ahora que has conseguido el resultado que has conseguido.

Y, para colmo, uno de los autores de la canción se caga en TVE por su gestión del festival y las relaciones con los artistas.

Aún así, yo soy de los que felicitan a Edurne y a todo su equipo. Evidentemente no por su puesto en la clasificación (eh, que los hubo peores) sino por haber conseguido pasar de aterrorizarnos vivos con su primera actuación en Alaska y Segura a emocionarnos con su número final. Se nota que ha habido mucho trabajo y aunque probablemente las emociones le jugaran una mala pasada a nivel vocal, ver ese rimmel corrido por un lagrimote que le caía al comenzar la canción es una de las cosas más bonitas que hemos visto en Eurovisión en mucho tiempo.

Por cierto, que el año que viene estaría bien que mandáramos a un chico y mantengamos los decibelios a un nivel medio-bajo.

tumblr_mwcqgwevY71rf2m3xo1_500

P.D.: No he dicho nada de Rusia, la otra gran favorita, porque ahí hay más tela que cortar que en la capa de Edurne. El país de Putin, consciente de su mala reputación en el resto de Europa, intentó colárnosla con una chica muy mona (y muy blanca) cantando una canción cargada de buenas intenciones y mucha hipocresía. El país de la ley Anti Propaganda Homosexual y el del conflicto armado con Ucrania nos recuerda lo bonito que es estar todos unidos, creer en un sueño y unir nuestras voces en una porque todos somos iguales. Pero lo peor no es eso, lo peor es que Europa va y se lo compra. Lamentable.

facepalm

Igual de lamentable, por cierto, que os hayáis olvidado tan rápidamente de las declaraciones hómofobas de Måns Zelmerlöw. Si el bueno de Måns hubiera sido ruso ayer por la noche le habríais puesto a caer del burro y no estaríais como locas intentando defender lo indefendible; pero como es sueco y está bueno le perdonáis que dijera en televisión que un hombre que se acuesta con otro hombre es una aberración que va en contra de la naturaleza. Que sí, que luego pidió perdón. Pero por esa regla de tres el PP tendría que caernos bien, y sin embargo no les perdonamos. Que no, que no fue una mala traducción (si se tradujo mal ¿entonces qué coño de perdón pide?). Que sí, que ha salido en la portada de muchas revistas gays y ha presentado eventos LGTB; igual que Leticia Sabater ha subido al escenario del Orgullo y ha ido a la mayoría de las fiestas maricas que conocemos. Y sí, Zelmerlöw acabó su discurso anoche con un precioso alegato contra la homofobia que, curiosamente, nadie le había pedido. Excusatio non petita…

excuse-me-rudeness

Tened un poquito de dignidad. Nadie dice que no debía ganar por haber sido un bocachancla en la televisión sueca hace unos años. En cualquier caso si no debía ganar era porque su canción (a pesar de ser de las mejores del festival) era Lovers On The Sun de David Guetta.

Pero manda huevos que un año después de que Conchita ganara y desatara las iras de los más homófobos del continente (recordad que nos comimos con patatas y abucheos a Aram MP3 y a Rusia), ahora vayamos al país de la travesti y pongamos a Rusia en segundo lugar y le demos el premio del “Building Bridges” al señor que dijo lo que dijo.

Cuando dejéis de babear porque está bueno, hablamos de lo de la dignidad y el orgullo.

  • Javi Bradshaw

    Muy de acuerdo en todo. Solo podría haber ido peor si llega a ganar Rusia. Mención especial a los aberrantes aplausos y gritos enlatados por doquier.

  • albertito

    Hoy, primera vez y sin que sirva de precedente, suscribo todas y cada una de las palabras de este tocho-post.

  • deivit

    L’actuació d’Edurne era freda i distant… això mata un artista de veritat.

  • pedro

    El artículo más inteligente que he leído sobre el festival!!

  • ALEJANDRO ISMAEL RAMIREZ GARCI

    Enhorabuena macho, pensaba que era el único que me había dado cuenta, muchas luces y poca música, y en la nuestra justo lo contrario, apenas espectáculo, pegaban algunos fuegos artificiales y un buen video, aparte de que se viera mejor al bailarín ya puestos, en fin, si al menos nos saliera barata la fiesta, un saludo.

  • Jose

    ENORME la ultima parte del articulo. No puedo estar mas de acuerdo contigo, no entiendo tampoco como el año pasado tumbamos al favorito para ganar por sus declaraciones homofobas y esta vez no…o lo de Rusia, que si, que la cancion no esta mal pero es cinica e hipocrita. Estoy bastante disgustado con todo…el ganador, el puesto de España o el 0 a Alemania

  • Erick el Hermoso

    Solo puedo decir BRAVO!!!!!!!!

  • LumberLoca

    muy de acuerdo con el articulo.
    Estuvimos viéndo la final por casualidad en un bar de viejos, de 60-70 años, y uno dice cuando ve la Conchita: “todavía le sigue saliendo la barba!” No se si se creía que en realidad es (bio)mujer con mucho pelo o que 😀 (pero nada mas, el resto seguían hablando sobre Edurne y que pocos votos etc)

  • Sack Reims

  • eurovisivopositivo

    Q critica mas negativa y destructiva… vas de guay d la vida… ponte “royals” de Lorde y veras como se parece a Belgica…

  • La Ogra

    el rollo este de maricas malas que lleváis sí que es de 1995