La parodia porno gay de Star Wars: El Despertar de la Fuerza tiene un montón de luchas de sables (láser y de carne) y por fin veremos a Finn y Poe enseñándose el “lado oscuro”.

[divider]Boys, boys, boys | Porno[/divider]

He de reconocer que el tema de las parodias porno siempre me ha fascinado. Supongo que con la tontería de llamarlo “parodia” uno ya puede irse de rositas con lo de hacer una versión guarra de una película. Y a mí eso me parece maravilloso, aunque la mayoría de las veces el tema en si tampoco dé para mucho.

Pero hay algo de la parodia porno gay de Star Wars: El Despertar de la Fuerza que ha despertado mi curiosidad. Y no es el hecho de que tengo ganas de ver cuántas veces hacen una coña sobre el “lado oscuro, sino que ahora que ya sabemos que lo que hay entre Finn y Poe en la película original es sólo una “bonita amistad“, tendrá gracia verles cumplir la fantasía de cualquier homosexual y que el piloto y el stormtrooper renegado den rienda suelta a su pasión.

Aunque claro, los actores no serán los mismos.

Para esta versión producida por Men.com, Poe será Aspen y Finn será Kaden Alexander. Que no se parecen demasiado a Oscar Isaacs y John Boyega pero ¿qué más da?

Lo que sí me mosquea bastante es que con lo que molaba que la heroína de la película (y de la nueva trilogía) fuera una mujer, hayan convertido a Rey en este pizpireto joven (que se llama Griffin Barrows):

Claro que teniendo en cuenta que es porno gay y el guionista ha decidido que Poe, Finn y Rey se monten un trío… pues es lógico que no sea una mujer. No es machismo, es… porno.

Te in-Teresa
Fallece la estrella del porno gay Denis Reed

Y para redondear el reparto, tenemos a Wesley Woods como Kylo Ren y a Colby Keller como Capitán Phasma (otro personaje al que han convertido en hombre, shame).

El trailer (nada guarro) lo puedes ver aquí:

Aunque evidentemente nuestro consejo es que te metas en Men.com y veas un resumen de la escena del trío que te contaba antes. No tiene desperdicio ver lo bien que usan los sables láser.

(Sí, tenía que meter ese chiste también).