La puesta en marcha del servicio 900 018 018 parece un buen comienzo pero nos tememos que queda mucho por hacer.

[divider]Actualidad | Opinión[/divider]

La semana pasada el Ministerio de Educación anunciaba la puesta en marcha del teléfono gratuito 900 018 018, que permite a docentes, alumnos y familiares denunciar situaciones de acoso escolar mediante una simple llamada, anónima y gratuita, que no deja rastro en la factura. Es una novedad que empieza este curso escolar y que fue en su momento una promesa electoral de Rajoy  después de los varios casos mediáticos de agresiones en centros escolares que hubo el año pasado.
figura134En principio, esta es una de esas noticias que nos hace aplaudir como locos. Estamos casi seguros de que la mayoría de vosotros habéis pasado por un colegio o instituto y que sabéis que muchas veces no es nada fácil ser el marica o el transexual de la clase. En esta página hemos hablado varias veces de terribles historias de bullying  y también de los informes que hablan de que el 90% de los adolesentes percibe homo-, bi- o transfobia en su centro de estudios, que casi la mitad de los adolescentes homosexuales han sufrido algún tipo de acoso  y que un 15% de adolescentes LGTB han tenido que soportar ciberacoso de sus compañeros según un reciente estudio. Y sí, claro que hay otros tipos de acoso, cosa con que nos machacáis no tan inocentemente continuamente: somos conscientes de ello, pero el acoso por condición sexual o identidad de género es de los más recurrentes, y ahí están las cifras. Y oye, esta es una página marica, por si no os habíais dado cuenta.

Te In-TERELU:  La puñetera envidia marica
Así aplaudíamos como locos en la rueda de prensa del Ministerio
Así aplaudíamos enfebrecidos en la rueda de prensa del Ministerio

El problema es que el acoso en los centros no se va a terminar porque ahora se pueda llamar a un número de teléfono, ya que el asunto es de más complejo calado y para empezar se debería actuar sobre las causas. En primer lugar nos sorprende mucho que no esté demasiado claro quien va a atender estas llamadas. Desde el Ministerio hablan de un equipo de 16 profesionales entre psicólogos, sociólogos, juristas y trabajadores sociales para atender todas las consultas que reciban y desde el Consejo General de la Psicología consideran que según el pliego de condiciones  pueden ser contratadas personas “en posesión de una licenciatura o grado universitario en el ámbito de la Psicología”, una expresión tan ambigua que permitiría acceder al proceso de selección a licenciados en Criminología o incluso en Derecho o Empresariales.

gif120
Pero todavía nos preocupa más que desde el Ministerio parece que no tienen muy claro qué ocurre después de que se recibe una llamada en el teléfono contra el acoso. Estamos de acuerdo en que cada caso es diferente, que es lo que han dicho en la rueda de prensa, e incluso nos parece bien que los casos que se consideren más graves se deriven directamente a la Fiscalía y a la Policía, pero de todas formas quedan muchas situaciones intermedias de las que solo sabemos que “serán tratadas individualmente”.

Sí, no te equivocabas, éste era el ministro
Sí, no te equivocabas, éste era el ministro

Hablamos, además, de un servicio estatal pero que tiene muchísima relación con una competencia, la de Educación, que en España está transferida a las comunidades autónomas. Sin un protocolo de actuación coordinado con cada una de ellas tampoco parecer que pueda ser un éxito, y desde Cataluña por ejemplo consideran que se solapa con su propio servicio de atención teléfonica a la infancia 116 111, el cual a partir de ahora anuncian que van a reforzar para atender mejor las demandas de acoso.

Te In-TERELU:  La revista Shangay y Alfonso Llopart: ¿el enemigo en casa?

Nos podemos imaginar que lo primero que harán será ponerse en contacto con el centro implicado, y mientras queden tantísimos profesores o directores que no hacen nada porque consideran que estas son cosas de niños o comportamientos propios de la edad  difícil va a ser que una llamada pueda solucionar nada.

 

Una extraña mezcla de esperanza y desconfianza
Una extraña mezcla de esperanza y desconfianza

Las organizaciones de padres tampoco parecen estar muy contentas y desde la CEAPA, que es la mayoritaria en España, dicen que el teléfono no es mala idea pero que estaría mucho mejor poner en marcha el plan de convivencia (que incluía hasta 70 medidas) en los centros que también había prometido el Ministerio y que de momento está paralizado,  o que quizás ya va siendo hora de que se reúna el Observatorio Estatal de la Convivencia Escolar, un organismo consultivo que no hacho nada desde el año 2011.

Ahora que lo pensamos… ¿Al final, podemos decir que hay alguien que esté contento con este teléfono? Pues en realidad… lo cierto es que salvo las notas de prensa no hemos encontrado nada muy positivo. En todo caso, es un  paso adelante que esperamos que desarrolle toda su potencialidad.

[divider]Fuente: RTVE.es[/divider]