• El filme protagonizado por Jake Gyllenhall es una sucesión de tópicos con un resultado que no convence.

Jake Gyllenhall, querido Jake, ¿qué te hemos hecho para que nos trates así? Eras el mejor actor de tu generación y el que hacía películas más arriesgadas pero, desde que te has apuntado al gimnasio, te encontramos en una serie de films nefastos to the max, que, eso sí, te darán mucha pasta, ¿pero para qué quieres más dinero? ¿para qué? ¿para hacerte otra mansión en Hollywood?

Ya la última en película que vimos tuya, Demolition (Jean Marc Valleé, 2016) …, también lucías palmito a la primera de cambio (vale, lo reconocemos, tu entrenador personal se gana el sueldo) pero tu interpretación en un filme tan mediocre nos dejó con una lagrimita de decepción.

Lagrimita que, en el caso de esta Redención, se convierte en lagrimones, porque, a lo mediocre y lo tibio se une, ay, lo convencional, pero un convencionalismo de libro, Jake, que es que hasta el que nunca haya visto ninguna película adivinaría en todo momento qué va a pasar al minuto siguiente.

Y si ahora nos besamos nos dan un plus de 10.000 dólares. ¿Hace?

Alguien dijo una vez que, después del primer Rocky y de Toro Salvaje, no se deberían hacer más filmes de boxeo, y eso es absolutamente cierto, especialmente si es como esta nefasta Redención, que es calcada a toda película de boxeo que se precie: campeón del mundo en la cima que pierde título, familia, casa, desciende a los infiernos y acaba fregando suelos hasta que un viejo y fracasado entrenador lo acoge y lo prepara para subir de nuevo al ring. De verdad, ¿no se ha contado esto infinidad de veces y MUCHO MEJOR?

Te in-Teresa
Esta noche las Shimai en Alaska y Coronas
Vale, tenéis razón, pero yo pongo más cara de malo. ¡UUAAARRRGGHH!.

No sabemos si tú eliges las películas que haces, querido Jake, si tu entrenador personal es también tu consejero, si te importa ahora más la pela que la calidad; de lo que estamos dolorosamente seguras es que, al terminar el rodaje, tú habrás sido el primero en olvidar esta película para siempre.

Pues mi próximo film será un remake de “Un golferas con suerte”. ¿A que mola?

FICHA:

Southpaw (Estados Unidos, 2015).
DIRECCIÓN: Antoine Fuqua.
INTÉRPRETES: Jake Gyllenhall, Naomi Harris, Oona Lawrence, Forrest Withaker, “50 cent”.