Rafael Amargo regresa mañana al Teatro de la Latina, el de su adorada Lina Morgan, con una nueva versión de su espectáculo Tiempo Muerto. El bailarín y coreógrafo nos atiende desde el camerino de Lina con una camiseta de Carmen Amaya y mirando al cielo, acordándose de Lola Flores.

Mañana estrenas en La Latina una nueva versión de uno de tus montajes de mayor éxito. ¿Qué tiene de diferente?

Es una evolución del flamenco hacia la danza urbana, dos estilos que casan muy bien.

Tiempo-muerto-2

¿Qué hace que Tiempo muerto siga vivo?

El espectáculo está tan vivo como lo esté el artista. Tiempo muerto ha funcionado siempre muy bien. Es muy versátil porque la partitura de Juan Parrilla es redonda, con lo que se adapta perfectamente a todos los cambios que van surgiendo de manera natural.  Esta segunda versión es un valor añadido a esta saga. Creo que puede haber una tercera y hasta una cuarta entrega.

¿Con quién no has bailado y te gustaría hacerlo?

Con Manuela Carrasco y por eso estará con nosotros a partir del día 14. Me voy a dar el gusto de tener en el escenario conmigo a la reina de la soleá.

¿Eres de esos artistas que estarán en el escenario mientras el cuerpo aguante?

Creo que no, que antes haré variaciones como las de Goldberg. Seguramente haré otro tipo de cosas, soy un artista muy inquieto pero morir con las botas puestas creo que sería demasiado. Aunque también es cierto que como persona intensa que soy puedo estar con las botas hasta el final.

Te independizaste muy pronto, has vivido en muchos sitios, multitud de actuaciones y giras a tus espaldas, programas de tv… ¿qué te gustaría hacer que no hayas hecho?

Me encantaría tener un programa de televisión en España y hacer “Flamencos por el Mundo”. Un programa informativo sobre el flamenco que hay por todo el mundo. Es increíble la de academias que hay en Argentina, Colombia, Corea, Sudáfrica…

¿Por qué crees que atrae el flamenco fuera de España?

Porque son bailes de raíz que no pertenecen al folclore sino al arte, como le pasa al tango argentino.

Uno de los lemas del orgullo LGTB de este año tenía que ver con la visibilidad bisexual. ¿Participas en el Orgullo?

Estuve como jurado en el concurso de Mr.Gay y al día siguiente en las carrozas. Me gustan mucho las fiestas de día. Me parecen divertidas.

¿Consideras necesario que siga existiendo un Orgullo?

Sí, lo considero necesario. Además considero que todo suma. También aporta mucho dinero y mucho turismo a la ciudad de Madrid.

La pregunta es obligada, ¿tienes alguna diva?

Soy poco mitómano,  pero muy de los grandes éxitos antiguos. A mí me ponen una Rafaella Carrá y lo siento mucho, pero me hago una Lola Flores. Me ponen Beyoncé, Rihanna o Gloria Gaynor y me lo bailo pero no me llega al corazón. Sin embargo, una Lola Flores, una Sara Montiel, una Maruja Díaz, una Lina Morgan,…