• Reanalizamos el vídeo de Perdida de Mónica Naranjo porque hemos descubierto de qué va y necesitamos hacer capturas, gifs y hasta ponerle otra música.

El otro día (¿ayer? no sé, yo con cosas de la Naranjo pierdo la noción del tiempo y las ganas de vivir) Mónica Naranjo publicó el videoclip de Perdida, el segundo single de Lubna. Y no vamos a hacer ningún chiste sobre lo de estar “perdida” porque ya los habéis hecho todos. TODOS.

El caso es que nuestra redactora y no por eso amiga Littlebab decidió hacer un pequeño análisis y el resultado ha sido desastroso: cientos de fans se han quejado, nos han inundado los comentarios, nos han enviado cartas, nos han atosigado por twitter… Pero no porque fuéramos malos con la Naranjo sino porque el análisis no les parecía lo suficientemente… cabrón.

rupaul-shady-bitch-gif

Así que, como vuestros deseos son órdenes, vamos a analizar Perdida como ya analizamos en su día Jamás. El vídeo de Jamás. No me estaba inventando una construcción gramático-temporal típica de un estribillo de la Pantera de Figueres. Hemos hecho capturas, hemos hecho gifs, hemos reflexionado sobre las imágenes y hemos encontrado el significado oculto de este esperpento.

¿Quieres saber de qué va realmente el vídeo de Perdida? Ojo, porque lo que hemos descubierto al analizarlo es TERRORÍFICO. Un drama con tintes de ciencia-ficción en el que encontrarás todo lo que puedes esperar de una historia que te emocionará. Llantos, gritos, sexo y Grindr.

Todo en el mismo videoclip.

MÓNICA NARANJO PRESENTA:

PERDIDA

Capítulo 4.

Recordemos que Jamás era el capítulo QUINCE. Hay niños que nacen, niños que se mueren, señoras que sufren (mucho)… Y no tenemos ni idea de qué pasa antes de esto ni entre esto y Jamás pero eh, ES ARTE. Vamos al lío.

La historia empieza con un grito de sufrimiento que es el mismo que se oyó en la redacción cuando se publicó el vídeo. Aún hoy no sabemos si era de alegría o de terror. En cualquier caso, hay una mujer pariendo. Para el rodaje de esta escena se ha contado con los mejores asesores médicos traídos desde el set de rodaje de Anatomía de Grey. Nótese el realismo del sudor en la cara de la parturienta, para el que se ha contado con el trabajo de maquillaje y animación por ordenador de los creadores de Avatar Tadeo Jones:

El drama tarda poco en comenzar. Literalmente. En cuanto nace el bebé ocurre la desgracia:

Es un niño. Y es…

VERSÁTIL

De ahí la V que tiene como marca de nacimiento.

Verás, a ti esto te puede parecer una tontería. Pero imagínate un mundo en el que nuestro rol en la cama vaya escrito en nuestros pechosh. Por mucho que intentaras engañar a tus vecinos poniendo en Grindr que eres activo, en cuanto vieran la P en tu pecho sabrían que eres pasiva.

Y de eso va precisamente el vídeo: de cómo cuando a uno le gusta que le den mandanga no hay manera de ocultarlo (y de cómo tratar de ocultar lo que realmente te gusta no te trae más que disgustos).

Madre: Tranquilo cariño, aunque seas versátil, yo te querré siempre.

Niño: Quita, coño.

En este momento vamos a hacer un salto temporal a una época indeterminada entre que nace el niño y entre que tiene barba hasta en el prepucio.

Mientras el niño crece y se hace un hombretón vamos a ver a Mónica Naranjo haciendo un tutorial para travestis que quieran imitarla. De verdad, esto es muy importante que os entre en la cabeza: MÓNICA NARANJO NO BAILA. NO SE MUEVE. Si eres travesti y quieres ganarte la vida imitando a la Naranjo lo llevas claro fíjate en que sólo mueve los pies cuando gira sobre si misma y dado que el vestido es tan largo no descartamos que esté subida a un plataforma giratoria y ni eso mueva.

Ahora que el niño ya es mayor nos encontramos a Mónica en un bar tomándose… ¿un colacao? ¿Qué clase de bebida alcohólica se sirve en ese vaso del IKEA? ¿Está en el ya difunto Nike de Chueca? El camarero no le hace ni puñetero caso mientras ella actúa con la serenidad que le da saber que esta noche se emborracha aunque sus amigas la hayan dejado sola.

Hashtag: Para qué quiero enemigas si ya os tengo a vosotras, hijas de la gran puta.

Mientras Mónica bebe de ese vaso rescatado de la post-guerra, un hombre se acerca por detrás y aprovecha el “perdona, voy a ponerte bien la chaqueta que se te cae” para violar su espacio vital.

“Pero no toques, ¿por qué tocas?”

A Mónica no le gusta que le toquen desconocidos. A mí tampoco, por cierto. Y nuestra reacción cuando lo hacen es exactamente la misma:

#NOTOQUES

Por lo visto Mónica y el Chico (spoiler: es el bebé del principio) establecen una relación que algunos podrían considerar romántica y que yo considero de pagafantismo. Porque se nota a la legua que él tiene ganas de zumbársela y ella sólo deja que la invite a colacaos.

La prueba la tenéis en uno de los sets de rodaje de El Secreto de Puente Viejo en el que han quedado para bajarse la pluma tomar un café (él es el que pinta los fondos de la serie contra los que doña Francisca Montenegro tira la vajilla cuando algún sirviente le trae el colacao frío):

“Tía, actúa natural que viene el pastor que te gusta”

Cuando Mónica llega se dispone a saludar al chico y…

LE HACE UN CHENOA

Hashtag: Sí hubo cobra.

A pesar de haberse quedado sin beso, el chico es todo un caballero y le dice a Mónica que pida lo que quiera. Ella pide una botella de Moët y unos centollos, pero en ese bar sólo hay agua. Lo que no impide que mantengan una bonita conversación.

“¿Te importaría mirarme a los pechos cuando me hablas?”

Esa noche, mientras Mónica se prepara para su bolo en el LL y para grabar un vídeo para Facebook diciendo que este sábado la veréis en PK2, recuerda que durante la conversación en el bar el chico le ha dicho que es activo. Así que ella coge el bote de popper perfume:

Y va en busca del mancebo de Puente Viejo para que le dé lo suyo y lo de su prima.

Para llevar a cabo su plan, Mónica se disfraza de Isabel Pantoja:

Y después de volver a hacerle la cobra como setenta veces más, detiene las manos del joven mancebo preso de la lujuria el desenfreno y el éxtasis que le produce la belleza intimista de la decoración, para decirle algo importante:

Mónica: “Es la primera vez que hago algo así. Soy virgen y espero que entiendas que vaya poco a poco.”

Mancebo: “¿Estás segura de que es tu primera vez?

Porque sí, amigas. Mónica no da besitos en los labios y se hace la estrecha con sus escotes, pero luego se planta en tu casa con ese corsé, esos ligueros y esas medias y todo tapado por una gabardina. Lo normal en una mujer que sufre por el amor y te hace la cobra cada vez que vas a saludarla.

Total, que Mónica está ardiendo en deseos de que el mancebo activo la empotre contra la pared. Lo único que espera es que no sigan en el decorado de Puente Viejo porque del viaje que le va a pegar lo va a desmontar todo. Pero entonces…

¡V DE VERSÁTIL!

Ella no entiende nada:

“¿Qué significa esto, maricón?”

Él le explica que aunque nació versátil en realidad es más activo. Pero ella no se lo cree. Todo el mundo sabe que un versátil es una pasiva con ínfulas.

Mónica no se lo piensa y hace lo mismo que tú cuando quedas con un chico y por no ponerte a chupársela directamente y que piense que eres una guarra sacas un tema de conversación y te dice que vota al PP:

sm96car

Mónica huye del lugar del crimen, pero por el camino se detiene a intentar ganar un Goya:

Me dijo que era activo. ¡Activo! Y yo que me he puesto el traje de estar por casa de Christina Aguilera para seducirle. ¡No puedo estar con un versátil!

¿Y si me pide que se la meta?

Y así Mónica acaba como tú cuando intentas llegar a casa el domingo a las 9 de la mañana: tirada en tu portal porque no hay huevos a subir las escaleras.

NOTA DEL AUTOR:

Necesito hacer esto ahora mismo:

¿Por qué no puede haber un maricón en Puente Viejo? ¡El secreto de Puente Viejo! ¡¡Pues eso es un secreto!!

Continuamos:

Esta parte no la hemos entendido bien, pero es muy bonita y… todo.

Aquí viene cuando toca hacer una pausa para la publicidad:

perdida-chic

¡CLARO QUE SÍ, GUAPI!

Llegamos a la parte final del drama del versátil.

El mancebo de Puente Viejo, ahora que ya se ha desvelado su secreto, decide hacerse pintor porque es lo que se suele hacer cuando te descubren un secreto. Y mientras pinta se da cuenta de lo que va a sufrir y de lo poco que va a follar diciendo que es versátil. Y si alguien no se cree que los versátiles follan menos, que se atreva a discutírmelo.

“No volveré a follar JAMÁS”

Y Mónica sigue a lo suyo, porque le dan igual tus putos dramas, que ella bastante tiene con lo suyo:

Y el mancebo pintor, se derrumba:

“Y luego vendrá una china y dirá que mis cuadros los pinta ella, seguro”

Y hasta aquí el Extended Cut del análisis de Perdida de Mónica Naranjo.

Si eres Mónica Naranjo, thank you for not calling the police.

Si eres fan de Mónica Naranjo no desgastes el teclado dejando comentarios. Es bromi.

paquita-salas

Ni bromi ni hostias, a la Naranjo no me la toques, perra amargada envidiosa

¡Claro que sí, guapi!

 

Deja tu comentario