Se nos hace muy raro, pero por fin podemos dar una buena noticia procedente de Rusia en materia LGTB.

Un tribunal de la ciudad de Kostroma acaba de publicar una sentencia en la que determina que las autoridades municipales se excedieron al impedir de forma injustificada celebrar una marcha del orgullo LGTB y un homenaje a la diva gay de toda la vida actriz soviética Faina Ranevskaya en 2014.  Kostroma es una pequeña ciudad de unos 260.000 habitantes situada en el turístico Anillo de Oro ruso, cerca de Moscú.

Deportes de riesgo modernos: Una marcha del Orgullo en Rusia

Desde luego es una sentencia muy importante en el contexto de la actual Rusia, que está viviendo una vuelta a los “valores del pasado” reflejados en una represión legal de los derechos de las personas LGTB inaudita en un país avanzado. Dicha sentencia contradice otras que se han dictado en Rusia, arguyendo que las marchas por la igualdad LGTB no se podían permitir porque eran “propaganda homosexual” que podía ser vista por menores. Por ejemplo, en Moscú las marchas del orgullo fueron prohibidas por 100 años con esta peregrina excusa.

Sí, en Moscú se prohibió la manifa del Orgullo por cien años
Sí, en Moscú se prohibió la manifa del Orgullo por cien años

Es una gran victoria también para el activista que ha presentado esta demanda contra la ciudad de Kostroma y otras parecidas en otros tribunales rusos, Nikolay Alekseyev. El tribunal ha condenado a la ciudad a pagar las tasas judiciales y a compensar económicamente a Alekseyev. Hablamos de un total de 6300 rublos, unos 80 euros, lo cual es una cantidad ridícula si solo pensamos en lo monetario, pero sin duda es una pequeña esperanza para la dura realidad LGTB rusa. Además, todavía hay otra demanda presentada por este activista que aún sigue su curso y está pendiente de sentencia.

Te in-Teresa
La Universidad de Kansas reparte chapas para que avises de tu género

Por desgracia, ya hemos hablado mucho de la ley rusa que prohíbe la “propaganda” de las relaciones sexuales no tradicionales, como se las califica legalmente, y nos tememos que aún queda mucho por contar. Aparte de historias ridículas como la del tigre y la cabra que os contamos hace un mes, esta ley se utiliza continuamente para impedir cualquier atisbo de normalización o visibilidad de todo lo que no sea heterosexual.

El anuncio que está homosepsualizando a toda Rusia
El anuncio que está homosepsualizando a toda Rusia

Estos días, por ejemplo, la justicia investiga si un anuncio de Calvin Klein viola dicha ley porque en él aparecen distintos tipos de parejas en actitud cariñosa. En realidad, las escenas de parejas heterosexuales son bastante más explícitas (y aún así, no mucho) que las dos parejas del mismo sexo que aparecen. Al parecer, los menores rusos se convierten automáticamente en homosexuales si ven a dos chicos sin camiseta en moto, o dos chicas levantándose la ropa y mostrando el torso a los coches de una autopista. En cambio, las autoridades rusas parece que no tienen nada que objetar a que un menor de edad gane un concurso en el que el premio es pasar un mes con una actriz porno. Habría que ver qué pasaba si el premio lo hubiera ganado una chica, que hubiera tenido el mismo derecho de concursar.

 

El moralista gobierno ruso usa la ley antigay para “proteger a la infancia”; si un menor gana un concurso para pasar un mes con una actriz porno, ya tal…

Os dejamos con el anuncio que ha sido denunciado por “promover relaciones sexuales no tradicionales y pedofilia” por varios celosos ciudadanos :

youtu.be/mQTDDeJCL1s

Fuente | Russia Today

Deja tu comentario