• Pocos días después de anunciar que es bisexual, Aaron Carter dice que él lo que quiere es tener una relación seria con una mujer.
  • ¿Ha usado Carter a los medios LGBT para hacerse un pinkwashing de manual? Pues eso parece.

El otro día os contábamos que Aaron Carter, el hermano de Nick Carter (de los Backstreet Boys), estaba sufriendo mucho porque la policía le había detenido conduciendo borracho y en posesión de Marihuana. Carter (Aaron) explicó entonces que llevaba una época muy complicada y que su hermano (Nick) no le ayudaba y pobrecito él.

Y en mitad de todo este drama, Aaron encontró el momento oportuno para salir del armario y decir que era bisexual, que con 17 años tuvo un affaire con otro hombre y se dio cuenta de que le gustaban los chicos y las chicas.

Lo que pasó después fue que se supo que su novia le había dejado y a la pobre empezaron a caerle hostias por todas partes llamándola homófoba (a lo que ella se defendió con un contundente “no soy homófoba, tengo muchos amigos LGBT“); Chris Crocker (el del “leave Britney alone“) se puso a insinuar que él se había acostado con Aaron; Aaron agradeció a la comunidad LGBT su enorme apoyo y aprovechó para anunciar que iba a comenzar una pequeña gira a modo de comeback por locales gais.

Y los gais se volvieron locos.

Bueno, no todos. Algunos, como el columnista Bryan Keating de Instinct Magazine, empezaron a sospechar que esto de que haya tanto famoso saliendo del armario últimamente (sobre todo como bisexuales) empieza a parecer una forma que tienen de utilizar a la comunidad LGBT para darse un impulso en su carrera: “La comunidad LGBT tiene una poderosa voz mediática. Páginas webs, redes sociales y blogs son visitados regularmente para informarnos de las últimas noticias, los temas de actualidad y todo lo que hay en medio. Confiamos en nuestros medios. Hemos luchado para tener nuestros propios medios y hemos creado nuestro propio camino porque no había otra opción. Necesitábamos nuesetra plataforma. Así que cuando pienso en la posibilidad de que nuestros medios se estén usando de forma diferente… Odio ver que se aprovechan de nosotros, que nos usan para otras razones.

Pues Keating no ha tenido que esperar mucho para que el tiempo le acabara dando la razón; porque pocos días después de que el propio Carter leyera su artículo y lanzara a sus fans contra el columnista, el cantante anuncia que está saliendo con otra chica, que le ha hecho una mamada de campeonato en su primera cita y aclara que no tiene ninguna intención de salir con hombres:

He recibido mucha negatividad también… En plan prejuicios e insultos y comentarios que no me merezco. Quiero buscar una relación con una mujer. Cuando pienso en ello de verdad, tuve una experiencia con un tío cuando tenía 17 años, pero ahora que tengo casi 30 voy a buscar relaciones con mujeres.

Al final, como vuelve a señalar Keating, es imposible saber si Carter realmente es bisexual (él sólo habla de una experiencia a los 17 pero ¿ha tenido más? ¿cree realmente que por eso ya es bisexual? ¿o realmente lo es?) o si simplemente ha usado esa excusa para que la prensa LGBT le apoye y conseguir lavar su imagen después de sus desastres con la policía. Un pinkwashing de toda la vida.

Pero lo peor es que, en casos así, nosotros como medio poco podemos hacer. Si un famoso (aunque llamar famoso a Carter es un poco too much) dice que es bisexual no podemos ponerlo en duda porque sí ni exigirle pruebas, así que lo único que nos queda es señalar actitudes como ésta para evitar que (si ha sido el caso) el próximo que quiera hacerse publi en nuestros medios se la gane y nos la pague.

Deja tu comentario