Aunque la compañía Blizzard ya anunció que había varios personajes LGTB en el videojuego Overwatch, la salida del armario de Traer ha provocado que la homofobia de muchos salga a darse un paseíto.

[divider]Culture Club | Gayming y Tecnología[/divider]

Ya no hace falta el día del Orgullo” o “¿Para cuándo el día del Orgullo Hetero?” son dos de las tonterías más grandes que una persona LGTB se puede echar a la cara hoy en día. Y lo peor es que no es algo que cada vez se oiga menos, no; de hecho cada vez se oye más.

Y luego pasan cosas como ésta, y te das cuenta de que… de que… mira, de que el mundo está lleno de gilipollas.

El otro día Blizzard, la compañía desarrolladora del juego Overwatch, decidió sacar a uno de los personajes del armario. Desde que se publicó el juego desde Blizzard han dicho por activa y por pasiva (guiño, guiño) que están comprometidos con la visibilización del colectivo y que alguno de los personajes eran LGTB, que ya lo dirían más adelante. De hecho hace poco en la Blizzcon anunciaron que podían ser varios personajes.

Vamos, que Overwatch iba a ser como un Circuit Festival digital.

Pues al final la elegida ha sido Tracer:

Que en el cómic navideño que la compañía publicó hace unos días resulta que tiene novia. ¡DRAMA!

Bueno, drama ninguno. Para nosotros que tenemos la cabeza bien amueblada, porque buena parte de la comunidad de jugadores se ha vuelto loca con el tema y acusan a Blizzard de forzar la “agenda gay”.

Fíjate que incluso en los comentarios de la web Gaymer.es hay uno que dice que Tracer es un personaje hipersexualizado (por los hombres heteros, se ha olvidado de añadir), que por ahí se pueden ver hasta vídeos porno basados en ella y que “el que quiera ver tetas o cosas lésbicas que se meta en una página porno“. Porque claro, el lesbianismo siempre ha de ser pornográfico.

Si hay una cosa que los homófobos saben hacer muy bien es inventarse excusas para justificar su homofobia. Por eso ahora resulta que a gran parte de los que protestan por la sexualidad de Tracer no les molesta que sea lesbiana, lo que les molesta es que les parece una decisión forzada, que han obligado al equipo creativo a convertirla en lesbiana, que si Tracer era hetero (aunque nunca se dijera en el juego que era hetero) y ahora es que “es la moda.

En realidad lo que pasa es que a los machirulos se les ha caído el mito. Fíjate como nadie se quejaba de la sexualización de los personajes cuando dibujaban a Tracer comiéndose las pollas de los otros personajes de dos en dos, pero ahora les parece fatal que tenga novia. Como si hubieran perdido la oportunidad de ligarse a la chica ¿sabes?

El drama por la homosexualidad de Tracer es tal que algunos se han puesto a elucubrar sobre que el cómic es en realidad una realidad alternativa y que no forma parte del canon del videojuego. Y todo por no aceptar QUE TIENE NOVIA.

De ahí que en Twitter surgiera el hashtag #GayDesdeElComienzo. Todo viene porque el típico mindundi en Twitter (no llega a 2.000 seguidores) al que nadie hace caso se quejó de lo que te estoy diciendo:

Y como todos somos así, en lugar de reportarle (no por ese tweet, pero sí por la sarta de burradas homófobas que fue soltando después) la gente le dio tantos RT que la conversación se volvió viral. El muy bobo se vino arriba y se puso a pedir argumentos científicos para justificar la homosexualidad y a decir que si un personaje es gay desde el principio le parece bien pero no que se fuerce el cambio para “generar agendas”. Total, que al final… LA RISA:

Lo que muchos se preguntan es por qué a algunos jugadores parece afectarles tanto el hecho de que una de las heroínas del juego sea lesbiana, cuando el juego va a seguir siendo el mismo y la única diferencia es que ahora sabes que a Tracer no le van los penes. Pero, como bien decía alguien por Twitter, puedes montar todo el drama homófobo que quieras que el juego ya lo has pagado.

La parte menos divertida de toda esta historia, además de comprobar que la homofobia sigue MUY presente y que la comunidad gamer no es de las más abiertas, es que la propia Blizzard decidió no publicar el cómic en Rusia por miedo a las posibles represalias legales.

El movimiento ha sido radical, porque no es que hayan censurado esa parte del cómic sino que directamente no lo han publicado; y si entras en la web desde Rusia te aparece un mensaje en el que se lee que “De acuerdo con la legislación rusa no podemos compartir este cómic con nuestros jugadores“. Un representante del estudio ha hablado con Eurogamer y ha explicado que el equipo legal de la compañía les recomendó no publicarlo.

La ley contra la “propaganda homosexual” sigue vigente en el país y ya el otro día te explicábamos que varios ministros rusos habían pedido que se prohibiera la venta del FIFA 17 porque una de las equipaciones que puedes ponerle a los jugadores es un uniforme arcoiris (que podría ser la bandera LGTB pero ¡está al revés!).

[divider]Fuente: Gaystarnews | Gaymer | Buzzfeed[/divider]

Deja tu comentario