¿Por qué lo llaman “salud sexual” cuando quieren decir serofobia?

Estos días circula por Twitter un vídeo de un programa de La Sexta en el que se recuerda la situación de las personas que vivían con el VIH en 1992 en España. El desconocimiento, los prejuicios, las fobias… campan a sus anchas en un vídeo que a día de hoy nos escandaliza tanto que ahí está, con miles de retweets. Y todo el mundo llevándose las manos a la cabeza. “¡Qué miedo!” “¡Qué ignorancia!” “¡Vaya pelos llevábamos en los 90!

Pero cada vez que veo el vídeo aparecer en mi timeline no puedo evitar preguntarme de qué nos escandalizamos. Porque sí, que haya un responsable del Ayuntamiento de Madrid diciendo semejantes burradas, que se discrimine a una niña seropositiva en los colegios o que echen al seropositivo del pueblo por “miedo” es un escándalo; pero hoy en día a las personas con VIH no se las trata mucho mejor. El VIH se sigue percibiendo por muchos como una enfermedad que sólo afecta a los maricas, las personas con VIH siguen sufriendo discriminación laboral y como sociedad hemos pasado de tenerles miedo a compadecerles (y a tenerles un poquito de miedo también).

Sólo así, a través del prejuicio y el miedo, me explico el movimiento de las apps de ligoteo que permiten a sus usuarios revelar su estado serológico. Algunas como Scruff hace mucho que tienen esa opción en los perfiles y otras como Grindr lo han añadido hace poco, causando bastante revuelo; entre otras cosas porque muchos estamos temiendo el día en que en los filtros que te permiten elegir si quieres un chico alto, bajo, más joven, más mayor, de ojos marrones o azules… Aparezca el filtro que te permita ocultar a las personas seropositivas. Porque no están suficientemente ocultas ya.

Para empezar, lo siento Grindr y usuarios de Grindr que lo consideréis importante, no pienso poner en mi perfil si soy seropositivo o negativo. Primero porque se trata de un dato médico confidencial que nadie debería airear (ni el tuyo ni el de nadie) tan alegremente. Ese dato está protegido por la confidencialidad médico-paciente y, por lo tanto, no me parece apropiado ponerlo en un perfil. Del mismo modo que no me parecería apropiado ponerlo en un currículum, en una tarjeta de visita o en mi felicitación navideña. Y segundo, y más importante, porque aunque no fuera un dato confidencial es un dato que no le interesa absolutamente a nadie más que a mí. Eso te incluye a ti, amiga del “tengo derecho a saber si la persona con la que me acuesto tiene VIH“. Porque no, no tienes derecho a saberlo.

Igual que yo no tengo derecho a saber cuánto cobras, a quién votas, qué religión profesas, cómo es la relación que tienes con tu madre o si en tu familia hay antecedentes de enfermedad mental o enfermedades coronarias. No vaya a ser que, después del polvo, necesite llamar a tu madre porque te ha dado un jamacuco y mírame qué papeleta.

Pero lo que realmente me preocupa es la tremenda hipocresía que supone publicar un dato así. Para empezar, porque ya me dirás tú a mí qué validez tiene ese dato. Y ojo porque no te estoy diciendo que las personas seropositivas oculten su estado serológico porque son terribles monstruos sociópatas que quieren matarnos a todos y luego beberse nuestra sangre y sacrificar un bebé. Hago un inciso. Lo del seropositivo cabrón que va engañando a la gente y pasando el virus ha adquirido ya el status de leyenda urbana porque todo el mundo conoce a alguien así que siempre es amigo de un amigo. De hecho ya me he encontrado con varios que me vienen con el “pues tengo un amigo que me contó que tiene un amigo que pilló VIH porque el tío con el que se acostó es uno que se lo va pasando a todo el mundo y no avisa, que le dijo que estaba sano y follaron sin condón“. A lo que siempre respondo con lo mismo: “Pues dile a tu amigo que le diga a su amigo que la culpa es suya por follar sin condón, porque si tu amigo es mayorcito para follar también es mayorcito para responsabilizarse de su salud.”

Cuando digo que ese dato no tiene validez no lo hago pensando en un hipotético seropositivo pérfido y malvado, sino en la cantidad de gente que desconoce su estado serológico (que es la mayor vía de nuevas infecciones) y se pone que es negativo porque todo el mundo lo tiene puesto y si no lo pones a lo mejor se piensan que es que eres positivo y no lo quieres poner y, por lo tanto, no van a follar contigo.

Te In-TERELU:  Querido Alain Delon: ¡Váyase usted a la mierda!

Porque al final todo se reduce a eso, a follar con alguien. O para las bobas románticas, a conocer a alguien con el que “ya se verá” lo que ocurre. Que ya te lo digo yo: en la frase “lo que surja” el “lo” es una polla y surge de unos calzoncillos.

Y teniendo en cuenta esa intención ¿de qué te sirve saber si es seropositivo? ¿Vas a dejar de hablarle si lo es o si no te dice que es seronegativo? ¿No te acostarás con él? ¿Le invitará a una copa y pedirás que desinfecten el vaso? ¿Luego me dirás que no eres serofóbico? ¿Eres idiota? “¡Oh Dios mío cuánto prejuicio en las palabras de la gente ignorante de 1992, pero contigo no hablo que en tu Grindr pone que eres seropositivo, o peor no lo pone porque seguro que lo eres y eres un cobarde y yo tengo derecho a saber si eres seropositivo pero tú no tienes derecho a tu privacidad porque esto es un problema de salud pública“.

De los periodos de ventana, por cierto, también podemos hablar largo y tendido. “Soy negativo, me hice la prueba hace dos meses“. Y ya está, ya has arreglado el mundo. Pero luego tuviste la mala cabeza de follar a pelo con un chico monísimo porque mira, te pudo el calentón, y hace 4 semanas que eres portador del VIH. ¿Vas a poner eso en tu Grindr también? “Me hice la prueba en octubre pero luego me he comido 3 pollas, me he tragado una lefada; he follado 15 veces con condón, dos sin. Hay tres que no recuerdo porque iba hasta las trancas.” Porque si crees que es lógico publicar tu estado serológico ¿por qué no publicas todo lo demás? Mira, tan cansados que estáis de que os saluden con un “hola” (¿con qué queréis que os saluden? ¿con un pingüino?) empezar una conversación dando una descripción detallada de tu vida sexual en los últimos tres meses es una gran opción para romper el hielo.

A todo esto súmale una percepción mucho más perversa a lo de decir si eres seropositivo o no. Vivimos en la época en la que hay más medios a nuestro alcance para frenar el VIH, para evitar el contagio. No sirven de mucho, básicamente porque las campañas de concienciación se han abandonado (aunque ése es otro tema), pero ahí están. Los condones, la PrEP, las pruebas rápidas, la PeP… No todas están disponibles en todos los países a los que llegan estas apps, pero muchas de ellas sí. La lógica nos señala que si todas las personas seropositivas están tomando antirretrovirales y se mantienen indetectables (es decir, intransmisibles) y si todas las personas seronegativas (las que lo necesitan) están tomando la PrEP, nos quitamos el VIH de encima en una generación.

Así que en una sociedad en la que, en teoría, todos podemos estar “a salvo“, señalar a la persona seropositiva en una app como Grindr es añadirle un estigma más a los muchos que ya tiene. Y es que ahora no sólo una persona seropositiva es todo lo que ya era antes, es que además pasa a ser alguien que no sólo no se cuida (¡con todo lo que tiene a su alcance!) sino que seguro que es un peligro para los demás. “¿Qué le costaba ponerse el condón? ¿Tomarse la pastilla? ¿Tan poco le importa su vida? ¿La mía?” Felicidades Grindr, estáis contribuyendo a un mundo mejor. Un mundo en el que el seropositivo sigue siendo alguien que se lo ha buscado, que algo habrá hecho. Y un mundo en el que el seropositivos sigue siendo el verdugo, en el que sigue siendo el culpable en el caso de un contagio porque es más fácil culpar al que ya tenía el VIH que reconocer que sus parejas sexuales también pueden ponerse el condón, o exigir que el otro se lo pongan, o solicitar la PeP en caso de accidente, o (dependiendo del país en el que viva) tomar la PrEP.

Te In-TERELU:  Los siete errores de Iñaki López en la entrevista a Ignacio Arsuaga

Pero ojo porque hay algo aún más más hipócrita en el hecho de que las apps de ligoteo ofrezcan la opción de desvelar si eres seropositivo: disfrazar la serofobia de intento por mejorar la salud sexual de los que utilizan la app. Generalmente al ladito de la opción para poner tu estado hay un link que te envía a una página con información sobre prácticas de riesgo, métodos de prevención y demás datos útiles. Tan útiles como los perfiles en los que se permite poner cosas como “6SesionBB” o “Chems?” o “Vendo chuches” o “Fiesta Blanca“. Y todo eso siendo como son conscientes de que sus apps son los medios predilectos precisamente para montar sesiones de chem-sex, que son hoy por hoy uno de los grandes problemas a la hora de frenar el VIH. Siendo conscientes de que en sus apps se venden drogas. Siendo conscientes también de que en sus apps hay personas que se prostituyen.

Y que conste que a mí me parece fenomenal que cada uno haga lo que le dé la gana. Si la gente quiere pues que se junten para follar, que organicen orgías, que disfruten de su sexualidad y hagan lo que les dé la gana sin molestar a los demás. Pero hay que tenerlos cuadrados para decir que esa opción está pensada para contribuir a la salud sexual de tus usuarios, que te preocupan mucho, tanto que mira la de drogas que puedes comprar en un pim pam.

Así que no; Grindr, Scruff, Whatever no, no voy a poner si soy seropositivo o no. Porque lo que estáis consiguiendo con esta medida es fomentar la serofobia y la discriminación. Que me parece fenomenal que etiquetemos nuestros gustos sexuales para que elegir tu próximo polvo o tu próximo intento de novio (para las recatadas) sea más fácil (literalmente) que elegir un Danone; pero no hay forma de colar el estado serológico como un “rasgo” a tener en cuenta a la hora de entablar una relación de cualquier tipo con alguien salvo justificar la serofobia o el bug-chasing. Porque no tenemos bastante con aplicaciones que fomentan el racismo, la xenofobia, el fat-shaming y la plumofobia; ahora también tenemos que ¿aplaudir? que Grindr permita a los usuarios “seleccionar” a las personas según su estado serológico.

No me vengas ahora a decirme que estoy exagerando, que es sólo un dato. Porque no es sólo un dato. Es un dato íntimo, confidencial, privado, que a nadie le interesa y que, sobre todo, no tiene por qué afectarte en ningún aspecto de tu vida salvo en los relacionados con TU salud. Y lo que se consigue con estas gilipolleces es perpetuar el estigma de las personas seropositivas. Algunos dirán que se trata de concienciar, de visibilizar, de normalizar… Pero el efecto que se consigue es el contrario porque le estamos dando más armas a los serofóbicos para que sigan discriminando, señalando y estigmatizando. ¿Queremos concienciar? ¿Queremos visibilizar? Hablemos del VIH, hagámoslo de forma natural, ayudemos a informar, demostremos a la gente que una persona seropositiva no tiene nada de qué avergonzarse ni es un peligro para nadie, avancemos de una puñetera vez.

No vamos a difundir ese mensaje si seguimos creando herramientas que sólo consiguen dividirnos, señalarnos y estigmatizarnos.

Que fíjate, es gracioso. Tanto escándalo en Twitter por lo que la gente decía en televisión en 1992, y resulta que en pleno 2017 ese pueblo del que echaron a un seropositivo por miedo bien podría llamarse Grindr.

  • Frank Mijares

    Dios ustedes ven fobias por todos lados, creo que en vez de “empoderar” a la poblacion gay lo unico que hacen es victimizarla mas

  • Bombmix

    Peores son los que follan contigo sin condón, sin preguntar ni nada, y a los dos días empiezan a mandarte wasaps preguntándote alarmados si “estás sano” porque se están rallando mucho, y encima te dicen que “tú” follas sin condón. Claro, YO follo sin condón; ellos NO. Cada día crece más en número este tipo de personajes. En serio que flipo con tanta hipocresía y cinismo.

  • El que sea

    A ver, ya que estamos hablando del tema expongo una duda que me ronda la cabeza estos dias. Mamada sin condon y sin eyaculacion, hay riesgo PUTO SI o PUTO NO? porque estoy harto de que cada uno diga una cosa distinta. Riesgo en cuanto al VIH (dejando de largo la lista de ets que puedes contrar por sexo oral) gracias.

  • Oscar

    Gracias por poner un estigma mas por intentar quitar otro. ¿Que tiene que ver la prostitución con el VIH? ¿Porque esta mal que alguien se prostituya? Porque alguien no puede hacerlo mediante grinder?

    • Parodi Paradise

      Pues en principio, la prostitución si es voluntaria no tiene ningún problema. En cuanto a hacerlo por Grindr… En las normas del perfil sólo pone (cita literal): “No hay publicidad. Si tienes algo que vender, ponte en contacto con nuestro departamento comercial”. No sé si eso incluye los servicios como scort.

      Lo que sí es ilegal es que te ofrezcan dinero por sexo.

      • Hidroboy

        No creo haber relacionado el VIH con la prostitución en ningún momento. Lo que digo es que es una hipocresía intentar vender la medida sobre los perfiles como “salud sexual” o como “protección a los usuarios” cuando por otro lado se hace la vista gorda respecto a la venta de drogas (que es ilegal) o a la prostitución, que dejo claro en el artículo que me parece fenomenal pero por desgracia es una actividad ilegal.

        Y, que quede claro, estoy totalmente a favor de la legalización de la prostitución.

        • DiegoC

          Lo mismo estoy metiendo la gamba, pero creo que la prostitución, ejercida libremente, NO es delito. Otra cosa es el proxenetismo y la prostitución de menores y disminuidos o ejercida bajo coacción,que sí que está penada. Como también lo está el hecho de ejercerla (según las ciudades) en la vía pública o cerca de lugares como colegios,parques,etc.

  • Bravo por el artículo. He echado en falta un tema, que yo aprendí charlando de esto precisamente con un amigo norteamericano. Antes de que Scruff y otras plataformas añadieran este campo, la gente lo hacía notar directamente en sus nombres de usuario, poniendo (+) o (-), y a mí me sorprendió muchísimo. Él me contó que, desafortunadamente, muchos estados en Norteamérica aún tienen leyes de criminalizazación del VIH que obligan a revelar el estado serológico a personas con las que mantengas relaciones sexuales. Pasadas, presentes y futuras.

    Es decir, un seropositivo, aunque sea indetectable, tiene que hacérselo saber a la persona con la que queda. Es horrible, pero ya sabéis cómo es el mindset estadounidense en cuanto a la demanda judicial.

    Insisto en que no trato de defender la medida, ¿eh? Solo de añadir un dato que me parece relevante para entender un poco mejor este hecho concreto. Mucha gente lo utiliza y piensa “pues ya está, así me libro de cualquier demanda”. Porque te puede demandar incluso una persona que no se haya contagiado, simplemente por no habérselo dicho.

    Un enorme WTF.

    • Hidroboy

      ¡Cierto! De hecho cuando escribí el artículo tenía eso en mente, y quería enlazar a las noticias sobre criminalización de los seropositivos en Estados Unidos (y las campañas que hay luchando contra esas leyes) y es algo que se me quedó fuera. En la web hemos hablado sobre ello varias veces.

  • DiegoC

    Una cosita que me lleva rondando por la cabeza desde hace tiempo,aunque sea muy traído por los pelos con respecto al artículo: Grindr,Scruff, y todas estas apps ¿realmente se toman en serio los reportes/denuncias que hacemos los usuarios sobre los perfiles de chaperos,camellos y demás? Porque me da a mí que no les hacen ni puto caso….