Refrescos Pepito

El hetero rockero que no puede faltar en ninguna web mari.

Patricia Benedicto dirige un montaje sobre las excusas que ponemos mientras nos alejamos de la felicidad.

Showtime | Teatro

Antón Chejov (1860-1904) es un autor muy querido en Madrid, pues siempre hay en cartel alguna obra del gran dramaturgo ruso en las salas madrileñas. Cuando no es su célebre La Gaviota, es el Tío Vania. La tristemente desaparecida, como teatro activo, sala La Guindalera tenía a Chejov como uno de sus actores predilectos, habiendo llevado a escena su novela corta Tres Años, con la gran María Pastor o, precisamente, Tres Hermanas, obra en la que está basada esta Moscú (3442 km.).

849b4061fd-almuerzo-2_op

Laura Lorenzo, Antonio Lafuente y Elena Corral.

Las típicas digresiones de Chejov sobre el amor, la felicidad, el paso del tiempo o la esperanza de una vida mejor se encuentran perfectamente en este estupendo montaje dirigido por Patricia Benedicto. Contando con la obra chejoviana como recreación irrespetuosa, y viajando desde la Rusia de 1901 a la España actual, la directora pone a las actrices Laura Lorenzo y Elena Corral y el actor Antonio Lafuente tanto en el papel de las célebres hermanas Masha, Olga e Irina como en sus mismos zapatos. Así, actrices y actor entremezclan tiempos, nacionalidades y sus propias vidas con las de sus personajes, dándonos a entender la universalidad de Chejov y que aquellas preguntas que se hacía el autor ruso hace ciento quince años son las mismas que nos hacemos ahora.

moscu-en-la-sala-el-umbral-de-la-primavera

Un momento relajado de la obra.

Moscú, como una Utopía, una Arcadia o una Ítaca, es un lugar, o un sentimiento, al que se tiende. Es el ideal de la felicidad. Para el actor y las actrices su Moscú era el teatro o, mejor dicho, la representación. Para las tres hermanas era el que alguien, o algo, las salvara. La obra intenta hacernos reflexionar sobre cuál nuestro Moscú y qué hacemos para conseguirlo.

TE IN-TERELU  Mucho teatro mariconcil para celebrar el Orgullo en Nave 73

Y 3442 son los kilómetros reales, en una línea recta imaginaria, que separan Madrid de Moscú. Y es, también, la distancia a nuestra felicidad.

moscu_cartel

En un escenario donde reina la austeridad, compuesto por una alfombra, una mesa, un viejo tocadiscos y algunos objetos más, Antonio Lafuente, Elena Corral y Laura Lorenzo hacen suyas las palabras del dramaturgo ruso, mezclándolas con reflexiones propias y viajando de Moscú a Madrid y de principios del siglo XX a principios del XXI. Con una gran imaginación, los tres protagonistas, descalzos, interpretan cada una de las ideas contenidas en el texto como si tuvieran entidad propia, y tienen la fabulosa capacidad de alejarse mucho del tema pero haciendo constante referencia a él; algo que es realmente muy complicado de hacer. La música, muy bien medida, sin tener el mero papel incidental de acompañamiento, va desde los ballets rusos hasta una canción de Irving Berlin cantada por Ella FitzGerald (Russian Lullaby, claro). Asimismo, el imaginativo diseño de luces es casi un elemento más de la función.

Si realmente están ustedes buscando una buena obra, basada de manera genial en un texto inmortal y con interpretaciones que tocarían la fibra hasta a un robot de protocolo, esta es su obra. Les aseguramos que no saldrán defraudados y la huella de la experiencia será duradera.

 

FICHA:

Moscú (3442 KM.)
COMPAÑÍA: La trapecista autómata.
DRAMATURGIA Y DIRECCIÓN: Patricia Benedicto, basada en Las tres hermanas de Antón Chejov.
INTÉRPRETES: Elena Corral, Antonio Lafuente, Laura Lorenzo.

El hetero rockero que no puede faltar en ninguna web mari.