Mike Lightwood  ha sabido llevar con maestría la problemática del bullying homófobo a las páginas de una novela valiente y comprometida. El fuego en el que ardo está cosechando críticas muy positivas, y aunque el propio autor confiese que también las ha recibido “destructivas” se queda con una impresión general de haber contribuído a ayudar a adolescentes vulnerables. “De verdad que no sabéis lo que significan para mí esos mensajes y lo que he llorado leyendo algunos de ellos“, confiesa emocionado cuando nos cuenta la ayuda que le supuso su libro a personas que sufren o han sufrido bullying homófobo o incluso a chicos que se han atrevido a dar el paso de salir del armario en sus casas. Sin duda esos testimonios son la mejor crítica, y Mike Lightwood lo sabe. Por eso la emoción sincera con que se expresa es tan contagiosa.

el fuego en el que ardo Neo Mike Lightwood

Solamente por eso, la publicación del libro ya ha merecido la pena. Pero El fuego en el que ardo es más, mucho más…

Se comenta que eres el nuevo David Levithan español…

Uy, yo creo que esa comparación me queda muy grande… Es un honor y me hace mucha ilusión porque es uno de los autores que más admiro.

¿Ejerció alguna influencia sobre ti?

Creo que aún me faltan muchos años, libros y experiencia para llegar a su nivel. En cualquier caso, sí que ha tenido bastante influencia, ya que es uno de los autores que mejor tratan las orientaciones no heterosexuales y las identidades de género en novelas para jóvenes.

Mike vive entre libros. Y eso es bien.
Mike vive entre libros. Y eso es bien.

En tu libro dices que “no es fácil crecer con una orientación sexual diferente a la de la mayoría”, pero también que tuviste suerte y no tuviste que pasar por situaciones como las que describes. ¿Cómo fueron tu infancia y adolescencia?

La verdad es que no son etapas de las que me guste demasiado hablar, aunque tampoco es que fueran tan dramáticas, ojo. Yo era el niño nuevo (llegué al colegio donde pasé casi toda la vida escolar cuando ya había empezado 2º de primaria) y encima era el gordo de la clase, y ya se sabe lo crueles que pueden llegar a ser los niños. Como consecuencia de eso posteriormente creo que «aprendí» a ocultar mi orientación sexual (no quería más motivos de burlas), lo que hizo que tuviera una adolescencia bastante reprimida en la que me negaba a mí mismo, al menos hasta los diecisiete o dieciocho años.

¿Cómo te surgió la idea de escribir la historia de Óscar?

Óscar está formado a partir de muchas personas que he conocido en situaciones parecidas a la suya, sobre todo de una en concreto. Eran personas cuyas realidades estaban ocultas, y me di cuenta de que eran mucho más numerosas de lo que podría parecer. Y también me di cuenta de que esas personas no tenían apenas referentes en la literatura juvenil, así que empecé a plantearme la idea de escribir una historia así. Cuando me di cuenta de que tal vez podía utilizar la historia para aportarles un poco de esperanza, me decidí por completo. Mi intención era escribir algo con lo que pudieran sentirse identificados, algo que les mostrara que siempre hay salida, y también algo que sirviera para abrir los ojos a otras personas.

Figura22

Dices que está construída mezclando casos reales de adolescentes acosados… ¿Cómo contactaste con ellos? 

Realmente no fui yo quien contactó con ellos, sino al revés. Desde hace muchos años he sido abiertamente gay en internet, así que muchos adolescentes no heterosexuales acababan preguntándome sus dudas o contándome sus cosas. Muchas veces me hacían preguntas anónimas a través de Ask y yo les respondía allí, y más adelante me acababan dando su correo o su twitter para que pudiéramos hablar mejor. Sigo teniendo contacto con muchos de ellos, y es muy bonito ver cómo han evolucionado desde entonces hasta ahora.

¿A quién crees que va destinado este libro? ¿Quién debería leerlo? ¿Es más útil para víctimas de acoso o para acosadores?

Es una pregunta difícil. Como decía, yo escribí el libro con esas personas que mencionaba  en mente, pero no creo que eso signifique que sean el único público. Creo que muy poca gente que no se encuentre en una situación parecida va a comprender el libro al cien por cien, pero eso es algo que yo sabía desde el minuto cero. Lo bueno es que está gustando a mucha más gente, llegando a gente con la que no contaba y también abriendo algunos ojos; es decir, yo escribí el libro para estos chicos adolescentes gays, pero ha habido por ejemplo muchas chicas heterosexuales que lo han leído y me han dicho cosas preciosas de él. Algunas tenían problemas de autolesión, otras con el bullying, y el libro les ha ayudado. Y también ha habido personas sin estos problemas que me han dicho que el libro les ha abierto los ojos sobre realidades que no conocían. Por tanto, aunque tuviera un público concreto en mente, creo que el libro puede ir mucho más allá.

Figura23

Muchos adultos están leyendo el libro y les está gustando… ¿Lo esperabas?

¡Para nada! A mí me gusta escribir lo que considero juvenil, porque conecto mucho más con un público adolescente, con sus problemas, sus miedos y sus inseguridades, así que no esperaba que muchos adultos fueran a leer mi libro. La primera pista llegó desde la editorial, pues al parecer muchos de los que trabajan en ella leyeron el libro y les encantó, y, claro, son todos adultos. Y tras la publicación he recibido muchos mensajes preciosos de personas adultas que sufrieron a causa de su orientación sexual de jóvenes o que tienen hijos LGBT+ o con problemas de bullying o autolesión.  En la presentación de Madrid se acercó un hombre que me dijo que había visto reflejado en el libro a su yo de hace 25 años y me pidió que firmara un ejemplar del libro para su hijo que había tenido por gestación subrogada. Me pareció algo precioso y todavía me emociono al pensar en ello.

Desgraciadamente, estos días el tema del acoso escolar está muy presente en la prensa y se habla bastante de ello en los medios; sin embargo, pocas veces se cita que una inmensa mayoría de alumnos ha presenciado o ha sido víctima de bullying homófobo. ¿Por qué crees que se invisibiliza tanto este tipo particular de acoso? 

Yo creo que es porque no interesa darle visibilidad. Todavía hay un sector de la población demasiado grande que no acepta las orientaciones sexuales no tradicionales, y reconocer el bullying homofóbico significa reconocerlas también a ellas. También creo que es un problema de concienciación, de que la gente no se da cuenta de lo que pueden doler estas cosas. Muchas veces hace gracia que un alumno llame «mariquita» a otro, pero la gente no se da cuenta de lo que le puede doler realmente a un adolescente confuso una palabra tan aparentemente inofensiva.

Figura24

Nos dio la sensación de que muchas reseñas de tu libro pasan muy de puntillas sobre el bullying homófobo o a la homosexualidad, que es la parte central y esencial del libro… ¿Cómo te lo explicas?

Bueno, por lo que he visto (al menos yo) creo que no han sido demasiadas, pero supongo que habrá de todo. Como decía antes, creo que si no vives o has vivido alguna situación parecida, no entiendes el libro en su totalidad, así que tiene sentido que haya quien no toque el tema. Para mucha gente El fuego en el que ardo es exactamente lo que es para mí, pero para algunos el libro será simplemente una historia de amor, para otros será una historia de superación, y para otros será un dramón infumable, y es normal.

¿Te molesta?

En la literatura tiene que haber de todo y en las opiniones de la gente también, así que tampoco es algo que me moleste: lo bonito de los libros es que cada uno es libre de extraer sus conclusiones y de interpretarlo como quiera. Mi libro favorito puede parecerle una mierda a otra persona, o viceversa, y creo que es algo que hay que aprender a aceptar. 

mike perrito
Bonito, tú; y con un perrito al lado, aún más

¿Cómo abordarías tú el problema del bullying homófobo? 

Es necesario que haya cambios «desde arriba», y que los haya YA. Necesitamos charlas obligatorias en los colegios e institutos sobre el tema (y no vale una por curso escolar) y necesitamos también que se conciencie a los padres al respecto. Por usar el ejemplo de antes, a muchos padres les puede parecer una chiquillada que su hijo llame «mariquita» a otro, sin tener en cuenta el daño que pueden hacer a nivel psicológico. Es necesario concienciar primero a profesores y padres para que ellos puedan concienciar después a los alumnos y a sus hijos y educarlos correctamente en este tema.

Figura25

¿Qué es lo que está fallando? ¿Es el sistema, los padres, los profesores que no se implican lo suficiente para no tener más problemas…? 

Creo que lo que falla es todo en general, aunque también hay toda clase de casos, lógicamente. El sistema por un lado es nefasto, de ahí lo que respondía a la pregunta anterior. Y es cierto que hay padres y profesores que se implican muchísimo con estos temas y que pueden suponer una ayuda enorme, pero si no lo hacen todos y no lo hacen en serio, de poco sirve. No sirve de mucho que un profesor intente ayudar a sus alumnos si luego hay otro que hace la vista gorda cuando ve estos problemas.

A veces creemos que hay un cierto sentimiento de que “siempre son los hijos de los demás…”. Muchas madres y padres dirán que sus hijos son excelentes sin imaginarse de lo que son capaces de hacer a otros niños en el patio del colegio… ¿Crees que los profesores podrían usar tu libro en sus clases? ¿Cómo?

No es la primera vez que me hacen esta pregunta, y la verdad es que nunca sé qué responder. Como decía antes, creo que el libro podría ser útil para abrir ojos y mostrar realidades, y también para dar una esperanza a personas en situaciones parecidas. Pero yo no soy docente y no sé hasta qué punto podría utilizarse el libro en una clase, aunque no descarto la idea. A mí desde luego me encantaría.

Tu booktrailer lo petó … ¿Ha tenido continuación con un abundante feedback sobre tu libro una vez publicado? ¿De qué tipo?

La verdad es que no podría estar más contento con la acogida. El booktrailer es ya el tercer vídeo más visto de mi canal en poco más de dos meses, y aunque mi canal no sea de los más conocidos tengo más de 150 vídeos subidos, así que tiene mérito. La gente se ha interesado mucho por esta historia y me parece algo muy bonito porque para mí es muy importante el mensaje que quiero transmitir. Casi todos los días recibo al menos uno o dos mensajes de personas que se acaban de terminar el libro y la mayoría de las veces acabo con lágrimas en los ojos (o bien llorando del todo). Lógicamente ha habido también críticas malas y también otras que son destructivas solo por ser destructivas, pero he recibido tantos mensajes preciosos y conmovedores que el resto pierde importancia.

Figura26

¿Te han llegado más historias reales de acoso?

Sí, desde que se publicó el libro me han llegado muchas historias de personas que me han contado sus experiencias, tanto actuales como pasadas, aunque no siempre relacionadas con el acoso. Ha habido ya cuatro o cinco chicos que se han atrevido a salir del armario con su familia gracias al libro, e incluso hubo otro que después de leerlo contó en casa la situación de homofobia que vivía en su instituto para buscar una solución. Y he recibido muchos mensajes más de personas que están aprendiendo a aceptarse después de haberlo leído, o que vieron reflejado su yo anterior en el libro. De verdad que no sabéis lo que significan para mí esos mensajes y lo que he llorado leyendo algunos de ellos. Aunque el libro no gustara a nadie más, solo con los mensajes que he recibido hasta el momento yo ya me doy por satisfecho.

Vemos que eres un apasionado de Harry Potter y eso se nota en tu libro; el tema del bullying también está presente en esas novelas, sobre todo en las primeras que tienen un tono más ligero. ¿Crees que está bien resuelta esta parte de la trama en las novelas de J. K. Rowling?

Yo creo que sí, la verdad. Siempre me gustó cómo trataba temas reales aunque fuera en un mundo mágico, y todo el asunto del racismo mágico, del acoso de «los ricos» a las clases inferiores y demás está muy bien llevado.

mike hogwarts

Figura27

¿Qué opinas de los que dicen que no conviene hablar de casos de maltrato o de acoso como los que tú describes, porque es una forma de darle «ideas» a los acosadores?

No estoy de acuerdo, la verdad. Un maltratador y un acosador no necesitan que nadie les dé ideas, así que no hablar de estas cosas lo único que hace es invisibilizar. No se puede olvidar que hoy en día absolutamente todo está en internet, así que un libro es una forma mucho más lenta y trabajosa de «dar ideas». Solo con unos segundos en Google seguro que se encuentran muchas más «ideas» que en un libro que hay que leer y dedicarle tiempo.

Una amiga que leyó el libro se pregunta si lo explícito de situaciones como las que describes, tales como la adicción a autolesionarse del protagonista no tendrá un contraproducente efecto llamada / imitación por parte de personas que están viviendo una situación semejante…
¿Exagera? ¿Por qué te pareció importante esta parte de la historia de Óscar? 

Mi respuesta es parecida a la anterior: si una persona quiere hacerse daño, no necesita que un libro le diga cómo hacerlo. Hay hasta foros, blogs y páginas donde la gente enseña «trucos» para cortarse, y desde luego no dan el mensaje que intento dar yo: que ese no es el camino. A mí me parecía un tema importante porque es algo que yo mismo he hecho, y es algo que han hecho personas que he conocido, y la gente no se lo suele plantear. Cuando estás en una espiral autodestructiva como esa es difícil ver la salida, y yo quería reflejar que sí que la hay. En el libro muestro cómo es algo que el protagonista utiliza como vía de escape, pero también que es algo negativo, que esa no es la solución.

Hasta ahora sólo hemos leído magníficas opiniones de tu libro tanto de lectores como de blogueros especializados. Seguro que llevas días poniéndote colorado…

También ha habido algunas malas, ¿eh? Como decía antes, las hay que son destructivas por ser destructivas, ¡así que no creas que es todo bonito! Pero bueno, no se puede contentar a todo el mundo, y menos a los haters que buscan cualquier excusa para intentar hacer daño, así que yo me quedo de momento con todas las personas que ya me han dicho que el libro les ha ayudado, y con las críticas constructivas de cosas que pueda mejorar en futuras novelas. De las críticas malas, si están bien argumentadas (cosa que no suele darse, todo hay que decirlo) se puede aprender muchísimo más que de las buenas.

Algo nos dice que el título de tu libro está inspirado en una canción de María Villalón… 

El título y tantas cosas… María Villalón no solo es uno de los mejores seres humanos que he tenido la suerte de conocer sino también una de mis mayores inspiraciones y ejemplos a seguir. La admiro muchísimo.

¿Para cuándo el próximo?

Uy, pues es muy buena pregunta, la verdad. Hace unos meses envié otra novela (escrita antes que El fuego en el que ardo) a un par de editoriales pero aún no han contestado… ¡a ver si alguna se anima! Eso sí, el tema no tiene nada que ver, pues es una historia de ciencia ficción, aunque también hay una relación homosexual (aparte de visibilizar, que es lo que hago con esta novela, también es muy importante normalizar). Y en cuanto a futuros proyectos, ahora mismo estoy escribiendo la historia de Darío, que también tiene mucho que contar. El problema es que estoy yendo por rachas de escribir mucho seguidas por rachas de no escribir nada. Es una historia bastante psicológica y muy dura, así que escribir me deja agotado y destrozado emocionalmente. Ahora mismo estoy «de parón», pero en cualquier caso espero tenerla terminada como mucho en un par de meses. Y si el primer libro funciona, seguro que la editorial se anima a publicarlo. Hay muchos Daríos en el mundo, así que también me parece importante contar su parte de la historia. 

Deja tu comentario
Te in-Teresa
ENTREVISTA: ¡Vuelven las Alazán! Con nuevo single: "Si No Te Tengo"