• Luis Asúa, el rival de Cristina Cifuentes en las primarias del PP de Madrid, dice que su partido no debería apoyar los derechos LGTB porque eso es una “bandera de la izquierda”. ¡Qué partido más moderno!

Hay que reconocer una cosa: lo de ser marica del PP se hace más complicado cada día. Ya os hemos hablado de las intenciones de Cristina Cifuentes de alzarse como abanderada del colectivo LGTB, lo que ha provocado arqueo de cejas de muchos de nosotros y el apoyo del COGAM, esa organización que ahora se reconoce por su heteronormatividad y su homofobia. A nosotros lo de Cifuentes aún no nos convence del todo como sabréis por varios artículos que podéis haber leído en esta misma web.

Y es que Cifuentes es una pequeña parte de un partido en el que a determinados sectores eso de sugerir que cualquier género o sexualidad no normativa se considere igual de válido les parece, como poco, el enemigo. Y en esto tenemos a Luis Asúa, quien se ha montado en su caballo a luchar contra la progre de Cifuentes que es demasiado de izquierdas para él. Para el PP. Para ESPAÑA.

Eso ha dicho en una charla con Federico Jiménez Losantos. La entrevista es justo como recordaba que eran las de Federico: distendida hasta el punto de que ves la copa de balón de Soberano, la ración de bravas y la servilleta de papel aceitosa encima del plato. En ella Asúa habla de cómo es un incomprendido dentro del PP, cómo a veces se identifica con los perseguidos en el franquismo (de verdad, lo ha dicho) al presentar su candidatura y luchar contra el establishment del actual partido. Y cómo el PP de ahora es un desastre, que si Rajoy, que si tal, que si casi no hay afiliados y es una vergüenza, que qué horror los impuestos, que qué coño, que el PP es un partido de izquierdas ahora y eso no puede ser, hombre, qué vergüenza. Y en la ronda de preguntas, cuando le han preguntado su opinión sobre las leyes proLGTB de Cifuentes ha respondido lo siguiente:

Me parecen que son banderas de la izquierda que debería promover la izquierda y que el partido popular nunca puede estar a la cabeza, y por supuesto el voto en conciencia hay que aceptarlo.

Sinceramente, este intento de hacer un House of Cards en la política madrileña desde una radio no puede ser más cutre. Se pasan media entrevista hablando de cómo el PP no debe gestionarse como una marca para luego hablar de cómo llegar a más afiliados; qué cosas se pueden defender y qué cosas no; defendiendo el ultraliberalismo para luego defender la intervención “moral” ya que la moral cristiana bla, bla, bla… Y hablando de afiliados y de estrategias de números que son de un absurdo tal que no se sostiene por ningún lado.

Te in-Teresa
El Foro de la Familia pide retirar la Ley Integral de Transexualidad madrileña

No tengo intención alguna de defender a Cristina Cifuentes, pero su llegada tuvo un innegable efecto positivo: pudo con Esperanza Aguirre. Y es esto de lo que va el programa, de lo que va la entrevista, de lo que va Asúa: la eterna obsesión de Losantos por Aguirre, obsesión que comparte con sus oyentes y con Asúa, el querer desbancar a Cifuentes con la excusa de “esto ya no es lo que era”, y volver al PP bueno de antes. Make PP great again.

Pero lo que dice de los derechos LGTB tiene miga.

Primero, habla de esos derechos como algo de izquierda. Por ahora, por lo que tenía entendido en el ideario losantista, el liberalismo trataba de que al dinero no habría que tocarlo mucho, que Adam Smith por aquí, que mercados por acá, que el estado es el enemigo, etc. ¿Desde cuando la defensa de los derechos humanos no forma parte de, no sé, la democracia mismo? ¿De verdad está diciendo que esto es algo que debería ser patrimonio de los partidos de izquierdas? ¿De verdad está diciendo que cualquiera que no tenga normatividad por bandera puede olvidarse del PP?

Hola, maricas del PP: el PP mismo os está diciendo que vosotros no sois de su partido. Hola Maroto, ¿qué tal?

Y después de decir eso habla de ganarse a la gente de la calle, a las bases, y luego habla de que esas bases son Chamberí y Salamanca que haciendo números (no os perdáis el balbuceo del minuto 29, digno de los hermanos Marx) podrían ser 11000 afiliados más, a ojo de buen cubero. Toda una lección de fantasía hilarante.

Te in-Teresa
Italia aprueba una ley de uniones civiles bastante descafeinada

Pero es que entonces Federico Jiménez Losantos dice que tiene razón. Que el voto en conciencia es constitucional (esas defensas arbitrarias de la constitución…). Sobre todo cuando son sobre algo tan discutible como los derechos LGTB. Hola de nuevo maricas del PP ¿os acordáis cuando Losantos era como muy abanderado y muy pro gay y…? Never happened. Por mucha Alaska y mucho Vaquerizo que tuviera en el programa.

Así que queridos afiliados del PP con tendencias LGBT, pensaos otra vez, porfi, qué es lo que estáis apoyando.

Fuente: Libertad Digital