El caso de Juan Andrés Benítez, el empresario del Gayxample que murió el pasado 5 de octubre de 2013 durante una intervención de los Mossos d’Esquadra en Barcelona se ha cerrado con un acuerdo entre la acusación popular y los abogados de los policías para evitar que entren en prisión.

Mossos-acusados-vista-conformidad_EDIIMA20160509_0378_18Los Mossos acusados en la vista de conformidad (Sandra Lázaro)

La Asociación Catalana para la Defensa de los Derechos Humanos, que actuaba como acusación popular, ha aceptado la propuesta de los agentes que aceptan una condena de dos años de prisión (a la que no entraran porque no tienen antecedentes) por un delito de homicidio por imprudencia y otro contra la integridad moral. Además la familia de Benítez recibirá una indemnización de 150.000€ y los agentes no podrán ejercer como policías durante dos años.

La plataforma Justicia Juan Andrés se ha mostrado totalmente en contra de esta decisión y acusan a la ACDH de haber aceptado el pacto de forma unilateral y sin haberles consultado; ya que lo que siempre han reclamado era que llegara a celebrarse un juicio público. Esta misma tarde a las 19:30 la plataforma se concentrará en la calle Aurora, donde ocurrieron los hechos, como protesta por este acuerdo.

Desde la ACDH dicen entender el enfado de los amigos y compañeros de Benítez, pero Àlex Solà (el representante de la Asociación) ha justificado esta decisión insinuando que en un juicio público los Mossos podrían haber sido absueltos porque “sin venir demasiado a cuento la Fiscalía introduce elementos de duda en el caso“. Y es que desde el ministerio público hace unos días adujeron que, dejando a un lado la actuación de los Mossos, había otras “concausas” que podían explicar la muerte de Benítez (como el consumo de cocaína o las dolencias cardíacas del fallecido).

Te in-Teresa
MARIAGENDA: Del 5 al 11 de mayo de 2016

Básicamente: los abogados de los Mossos sólo tendrían que haber convencido al jurado de que había una duda razonable para no condenar a los agentes, duda razonable que de forma totalmente inocente les proporcionó la propia Fiscalía. Con esa “duda” en juego, la ACDH se temía que el jurado optara por la absolución y de ahí que hayan aceptado este pacto.

Josep Maria Fuster-Fabra, uno de los abogados de los Mossos, se ha mostrado satisfecho porque este pacto no cruza ninguna de las líneas rojas que habían planteado en la defensa (que los agentes no fueran a la cárcel y que no fueran inhabilitados de forma permanente). Los agentes, eso sí, se muestran “moralmente convencidos” de que actuaron de forma correcta. Lo que no deja de ser bastante insultante teniendo en cuenta que en la sentencia de conformidad reconocen que:

  • Propinaron dos patados y cinco puñetazos en la zona superior del cuerpo de Benítez.
  • Propinaron seis puñetazos y golpes de rodilla en las extremidades inferiores.
  • Propinaron “varias patadas” en la parte lateral izquierda inferior del cuerpo de Benítez.

¿Y por qué están convencidos de que actuaron correctamente? Porque, según Fuster-Fabra: “obraron de acuerdo a lo que les enseñaron y actuaron de acuerdo a los protocolos correctamente“. Los mismos abogados presentaron un escrito ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya solicitando que se expulsara a la ACDH del proceso, ya que era la única de las partes que se oponía al primer acuerdo de conformidad al que habían llegado los Mossos, la Fiscalía y la acusación particular (la hermana de Benítez). Este nuevo acuerdo, eso sí, aumenta las cláusulas del anterior. Así los Mossos, además de ser condenados, no podrán ejercer como policías en dos años y no podrán volver a patrullar en cinco años. Durante ese tiempo no podrán acercarse a menos de 1.000 metros de la Calle Aurora (donde mataron a Juan Andrés) y tendrán que acudir a un curso de derechos humanos. Sí, lo sé. No digo nada.

Te in-Teresa
MARI-AGENDA GAY SEMANAL: Del 24 al 30 de Abril de 2014

LAVANGUARDIA_G_17318916979-kPAF-U401515552723KDD-992x558@LaVanguardia-WebLos mossos entrando en la Ciutat de la Justícia (Roser Vilallonga)

Ahora desde la Generalitat tienen que decidir qué harán con los agentes, que tenían un expediente abierto a espera de la resolución del juicio. El abogado de la Generalitat que estaba presente en la vista de conformidad lo único que ha dicho es que la administración se compromete a revisar el protocolo de reducción “a personas alteradas.

Me voy a ahorrar los comentarios, pero si te diré que me preocupa que un agente de la ley (repito: un agente de la ley, el que se supone que te tiene que proteger) admita haber matado a alguien y ni vaya a la cárcel ni pierda de forma permanente su trabajo.

Fuente | Eldiario.es