• El partido ultraconservado “Party for Freedom” ha convocado el evento “Straight Live Matters” para protestar contra el matrimonio igualitario.
  • El acto se ha convocado para el 23 de septiembre en Taylor Square, en pleno centro de la zona de ambiente de Sydney.

En Australia tienen un follón enorme con el matrimonio igualitario. Que si se aprueba, que si no, que si se hace un absurdo referéndum por correo… y ahí siguen dando por culo saco con el tema.  Y como ya hemos visto en otros países, cuando el “debate” sobre el matrimonio se abre, los homófobos salen en tromba a decir que si cuidado con la familia, que si Dios, que si los niños…

Ahora es el partido Party for Freedom el que ha convocado una manifestación llamada “Straight Live Matter”, aprovechándose del Black Lives Matter, el movimiento que surgió a raíz de la violencia contra las personas de raza negra, solo que esta vez, en lugar de salir para reivindicar derechos, lo hacen para pedir que otros no los tengan.

Claro que ellos no lo ven así ya que Nick Folkes, líder del partido, llama así a la asistencia:creemos que la tradición es importante y la institución biológica del matrimonio no debería ser redefinida para encajar en una orientación sexual minoritaria”.

¿Institución biológica del matrimonio?

A lo mejor por “institución biológica” se refieren a casarse con Ana Obregón pero no, parece que simplemente tienen una empanada mental tan grande que parecen creer que el matrimonio es algo que crece en la naturaleza con las manzanas y las peras.

Pero si pensabas que es un tema solo de semántica, como cuando el PP mentía diciendo que el problema era solo la “palabra matrimonio” estás equivocada. En su página web tienen este párrafo tan bonito:

“El matrimonio gay es la última moda de los políticos de izquierda, los medios de comunicación de la izquierda, los grupos de los derechos de los homosexuales y los guerreros de la justicia social bajo la moderna perversión de los “derechos” como movimiento de justicia social. El movimiento de los derechos de los homosexuales se basa en la compasión ignorando los peligros que su experimento de estilo de vida pueden plantear a los niños”.

Y el evento en facebook se define así:

“Hay muchos australianos que se sienten excluidos del debate sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo debido a las tácticas utilizadas por los activistas del matrimonio homosexual intimidando y avergonzando a aquellos que no apoyan la última moda del marxismo culural para redefinir el matrimonio tradicional. Este acto dará la oportunidad a aquellos que apoyan el matrimonio tradicional para unirse en solidaridad y hablar en contra de la propuesta de legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo.

Las mismas personas que apoyan la agenda multisexual para redefinir el matrimonio también apoyan el multiculturalismo, la inmigración del tercer mundo, el calentamiento global y las restricciones a la libertad de expresión. Estos ideólogos intolerantes quieren normalizar la homosexualidad de la misma manera que el multiculturalismo ha sido normalizado. Si la Ley de Matrimonio se modifica para dar cabida al matrimonio entre personas del mismo sexo, se promulgarán nuevas leyes contra la discriminación para proteger y privilegiar a las minorías LGBT”.

De todas esas tonterías, tan absurdas que no merecen la pena comentarlas, nosotros nos quedamos con lo de la “agenda multisexual” que suponemos que debe ser algo así como “la chorboagenda” en Australia ¿no?

El “Party for Freedom” comenzó su actividad en 2012 tras una escisión del conservador “Australian Protectionist Party” y sus “manifestaciones” son un poco circo. Para “denunciar” que la izquierda es peligrosa, que apoya el terrorismo islámico y demás memeces, suelen acudir a sus concentraciones vestidos de clérigos musulmanes o de centuriones espartanos.

Eso sí. Como se ve en las fotos apenas consiguen convocar a unas pocas personas, que suponemos, son los propios miembros del partido y algún amigo al que hayan convencido para disfrazarse.

Gracias a Dios.

Fuente | Queerty

Deja tu comentario