• Un estudio realizado por la inmobiliaria estadounidense Trulia y la web Ok Cupid demuestra que el precio del metro cuadrado en barrios con alto porcentaje de habitantes gais, lesbianas o bisexuales ha subido un 30% en los últimos 5 años.

Tías, no sé qué estáis haciendo con vuestras vidas pero ya está bien de despilfarrar el dinero. Que luego pasa lo que pasa y la gente se cree que por ser gay eres el Bankinter y mira, no. Dejad de gastar.

RECREACIÓN: Tú comprando el pan

Un estudio realizado en Estados Unidos entre la inmobiliaria Trulia y la web Ok Cupid ha descubierto que en los últimos 5 años los barrios en los que viven muchos gais han visto cómo aumentaba el precio de las casas. ¿Porque las dejamos maravillosamente bien decoradas? No. El motivo es el de siempre: que como no tenemos hijos nos gastamos el dinero en otras cosas y eso hace que florezcan muchos negocios lo que hace que el barrio se vuelva más caro.

Vamos, la gentrificación de toda la vida; pero en versión marica. ¡LA MARIFICACIÓN! Lo que le pasó a Chueca, básicamente.

¡LA MARIFICACIÓN!

Con los datos sobre gaylords marineros, soldados, solteros y casados que la web Ok Cupid tiene almacenados y con lo que dice el censo de EE.UU. sobre parejas gais, pudieron localizar los barrios en los que había más porcentaje de parejas gais o de hombres gais solteros buscando pareja. Así, por ejemplo, descubrieron que West Hollywood era la zona en la que había más homosexuales (3 cuartas partes de los habitantes), seguido por el distrito de Castro en San Francisco (casi dos tercios) y con el Uptown de Dallas, Palm Springs, el barrio de Hillcrest en San Diego y las áreas de Edgewater y Andersonville de Chicago en tercer puesto con -más o menos- un 50% de habitantes gais.

Eso son muchos maricones, maricones.

Tú, mudándote a esos sitios ahora mismo.

El siguiente paso fue comparar los precios del metro cuadrado en 2012 en esas zonas con los de 2017, y a los de la inmobiliaria les empezaron a salir billetes de 50 dólares por las orejas al descubrir que, como media, el precio del metro cuadrado en esas localizaciones había subido un 28,9%. En dólares, para que lo entendamos, el precio del metro cuadrado subió de los 209$ de media a los 320$. Los sitios en los que más ha aumentado el precio eran Nueva York (56%), Nueva Orleans (52%) y Boston (27%) mientras que en Miami, Buffalo y ¡San Francisco! el precio había bajado un 5%.

Que suba el precio en una zona no sólo implica que es que haya más negocios sino que también ha subido la demanda. Así que ahora mismo hay más gente queriendo vivir en Nueva York que en San Francisco o en Nueva Orleans que en Miami.

La conclusión del estudio es, como te decía antes, que los barrios a los que se trasladan las personas homosexuales o bisexuales se vuelven más caros porque no suelen tener hijos y gastan más lo que atrae más negocios. Pero desde Trulia aclaran que puede ser que esos negocios ya estén allí y gais, lesbianas y bisexuales se muden allí por la presencia de esos negocios. “Es un duro dilema del huevo o la gallina“, literalmente dicen eso sí.

Sea como sea, ¿soy el único que cada vez tiene más claro que el futuro pasa por irse a vivir a la montaña y crear una comuna hippiegay? Que mientras haya internet para el Grindr yo creo que todos podemos ser felices.

Fuente | Trulia

  • .

    sois lo peor, viciosos, infantiles y encima gentrificais zonas