• El, por ahora, único detenido por la agresión homófoba de Berga ha sido puesto en libertad provisional y sometido a una orden de alejamiento de 500 metros de las dos víctimas.
  • Los Mossos d’Esquadra siguen investigando lo que se considera un delito de odio en el que podría haber de cuatro a seis implicados más.

El juzgado de instrucción número 1 de Berga ha decretado que el, por ahora, único detenido acusado de agredir a la pareja gay que se dio un beso frente a la puerta de la discoteca La General sea puesto en libertad provisional y le ha impuesto una orden de alejamiento de 500 metros para cada uno de los dos chicos agredidos. Además el juez le ha prohibido entablar contacto con Andy o Jorge. Las medidas podrían prorrogarse si el juez lo considera oportuno.

Andy y Jorge, durante la concentración en Berga. (Foto: Aida Morales)

Los Mossos d’Esquadra siguen investigando la agresión porque aunque ya hay un detenido, un chico de 19 años vecino de Berga, diversos testigos (como el portero de la discoteca) aseguraron que podría haber entre cuatro y seis persona implicadas. Según el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, el caso sigue abierto y se está tratando como un delito de odio (tipificado en el artículo 510 del Código Penal) y dos delitos leves de lesiones.

El juez ha solicitado una revisión forense de las heridas de las víctimas y también ha solicitado un informe sobre el estado del detenido.

La agresión a Andy y Jorge provocó una multitudinaria muestra de apoyo a la pareja y de rechazo a la violencia homófoba en Berga, que reunió a más de 500 personas en la plaza del Ayuntamiento el pasado lunes.

Te in-Teresa
Marine Le Pen deja caer que se cargará el matrimonio igualitario en Francia
Concentración contra la homofobia en Berga (Foto: Aida Morales)

Pero ésta no es la única agresión homófoba ocurrida en Cataluña este fin de semana. Un chico denunció ante los Mossos una brutal paliza recibida en el distrito de Sants, en Barcelona, a manos de un hombre que le insultaba al grito de “Maricones fuera” y “Putos Maricones.

Fuente: Nació Digital