• Valencia aprueba la ley que garantiza la igualdad y los derechos del colectivo trans en aspectos como la identidad, la sanidad y la educación.
  • El único partido que ha votado en contra, el PP.

Día grande para el colectivo trans en al Comunitat Valenciana. El parlamento autonómico ha aprobado hoy la Ley Integral del reconocimiento del derecho a la identidad y a la expresión de género, conocida como la Ley Trans.

Los únicos que han votado en contra (¡¿a qué no lo adivinas?!) el PP. Vale, era fácil; sobre todo teniendo en cuenta que una diputada valenciana fue la única en salir a defender el #putobus.

RECREACIÓN: Tú al leer cualquier cosa sobre el papel del PP en una ley a favor del colectivo LGTB.

Los motivos por los que el PP ha votado en contra de la ley (aunque realmente nos importan una mierda porque no es otra cosa que la transfobia y la LGTBfobia que aún circula por el ADN del partido) son que la ley no regula bien algunas cosas importantes, que es susceptible de ser recurrida ante un tribunal (¿quién recurriría ante un tribunal una cuestión así? pues ellos mismos y sus votantes, claro -y si votas al PP y te parece mal lo que he dicho, pues mira, mala suerte-).

Pero sobre todo se quejan de que se aparte a los padres de decisiones que afectan a los menores. Sobre este aspecto Mónica Oltra, vicepresidenta de la Generalitat y consellera de Igualtat, ha explicado que “no es una cuestión de consentimiento sino de conflicto de intereses” y apunta que en caso de que un menor transexual no tenga consentimiento de sus padres puede acudir a los tribunales para que sea un juez quien decida.

Te in-Teresa
Barcelona quiere mejorar la vida de las personas trans

Otro punto en el que el PP se mostraba en contra es la eliminación de los informes médicos y psicológicos. Esos informes se eliminan porque la Comunitat Valenciana deja de considerar la transexualidad como un trastorno y pasa a ser considerada una expresión más de la diversidad humana. Porque es lo que es. Que no te engañen. Oltra ha dicho que a partir de hoy la Comunitat se declara “libre de entender a los transexuales como personas enfermas“.

Que alguien le diga a los del PP que la propia OMS ya está dando pasos (pequeños, pero pasos) para despatologizar la transexualidad. ¡Feliz 2017!

Con esta nueva ley se garantiza el derecho de autodeterminación de género de las personas que manifiestan una identidad diferente a la que se les asignó cuando nacieron y recoge el derecho al reconocimiento de la identidad de género sin necesidad de una prueba psicológica o médica. Además permitirá que las personas trans accedan a la documentación administrativa (que sea competencia de la Generalitat) adecuada a su identidad.

En cuanto a la sanidad, la nueva ley incluye los tratamientos quirúrgicos para el cambio de sexo y garantiza a los menores trans el acceso a los tratamientos hormonales. Y en el ámbito educativo se establece un protocolo que permitirá a los menores trans utilizar las instalaciones de los centros de acuerdo a su identidad de género sentida. Vamos, como las famosas leyes de los lavabos americanas pero al revés y sin dramas. ¿Veis que fácil?

Uno de los detalles más novedosos de la ley es que la Generalitat, dentro del ámbito de sus competencias, tomará partido en los procesos penales en los que sea importante defender los derechos del colectivo y los intereses de las personas trans.

Te in-Teresa
El PP se pasa la justicia por el forro y seguirá discriminando a lesbianas y mujeres solteras

Oltra ha advertido de que la ley ha de ser cumplida, y ha defendido que una sociedad basada en la convivencia y la igualdad ha de basarse en el respeto. “¿Alguien se imagina que un colegio pudiera enseñar que los negros son inferiores a los blancos? ¿Verdad que es una cuestión que hay que obligar que en un currículum escolar se eduque en igualdad? Pues eso pasa con todos los colectivos, sean mayoría o minoría en la sociedad“.

Fuente: Cáscara Amarga