Beyoncé ha sacado disco. Por sorpresa. Otra vez. 

Recreación: Una fan de Beyoncé tras conocer la noticia.

Bueno, o no tan sorpresa. Porque sabiendo que iba a emitirse un documental-musical en HBO el pasado fin de semana y que en nada la diva estará moviendo las caderas (y todas esas partes del cuerpo que ella tiene pero el resto de los mortales NO) en su Formation Tour, no hacía falta ser muy lista para darse cuenta de que algo estaba por llegar. Y llegó Lemonade

Pero como en la redacción no hemos visto ni escuchado la película/musical/documental de Beyoncé porque nos parece un coño no tenemos tiempo, hemos decidido hablar de lo que de verdad importa sobre Lemonade: LOS CUERNOS DE BEYONCÉ

Ahora ya sabemos porque Solange atacó a Jay Z ante la im-PASIVA mirada de su hermana B.

Lo que oyes amiga. Y es que Beyoncé se queda muy a gusto en 12 canciones (y sus correspondientes videoclips) hablando de los cuernos que Jay Z le ha puesto con perlitas como “Today I regret the night I put the ring on”“You can taste the dishonesty, it’s all over your breath, especially comin’ up after midnight, I smell your secret”, o “If you try this sh*t again, you gon’ lose your wife”. Toma nota, Jay. 

Pero al final, después de mucho meditar la situación, el dinero el amor que siente hacia su marido ha hecho que le perdone (no sin antes hacerle pasar por esta suerte de penitencia mediática) para que así puedan seguir disfrutando de esa vida perfecta que nos llevan años vendiendo por Instagram. Y de paso seguir aumentando la cuenta conjunta, porque con los 18 pavos que cuesta el disco y los millones de copias que venderá, seguro que les da para unas cuantas sesiones de terapia de pareja. 

Te in-Teresa
Míster Absurdo: Cuánto más cornudo, más nos gusta
B destrozando el coche de su marido cuando le pilló carmín rojo en la camisa.

Pero aquí no acaba la historia, amigas. Por si no estuviéramos ya lo suficientemente devastadas con la noticia (guiño, guiño), Marissa Jackson, una fans de 31 años residente en Houston que coleccionaba bragas usadas cd’s, videos, pósters y autógrafos de Beyoncé, además de idolatrar a la pareja hasta límites insospechados (y no lo decimos nosotros, que lo dicen sus familiares) decidió SUICIDARSE después de descubrir que su pareja favorita no era tan perfecta como creía. Ver para creer. 

beyonce_shock_gif

A nosotros el título del álbum nos parece de lo más apropiado porque “Si la vida te da limones, haz lemonade“, o lo que en el star system se traduce como “Si mi marido me pone los cuernos, saco un disco con el tema y ME FORRO“. 

Fuente | Vanity Fair