Ay, ay, ay,… que estamos muy tiernos, muy blanditos. Parecemos un bollito recién sabado del horno, calentito, tierno. Llenos, llenitos de amor y de leche ganas de dar abrazos. Y besitos. De hacer un traje de besos. De miradas a los ojos. De manos entrelazadas. De conversaciones por teléfono que acaban con un “cuelga tú” al que se responde con un “no, cuelga tú”. De sonrojarnos. De conocer a un chico guapo, que nos mire directamente a los ojos y que el primer día nos diga cosas como ¿activo o pasivo? “me gustas, ¿quieres salir conmigo?”. Hace ya tanto tiempo que no nos pasa eso… Que no nos sentimos adolescentes… Así que para volver a aquellos tiempos en que comenzábamos a ser bellos (ahora somos atractivos y estamos buenorros), hemos leído Eterno amor adolescente. Un título que nos describe lo que somos en esta redacción, eternos como divas, puro amoooooorrrrrrrrrr y adolescentes, que el brilli-brilli es lo que tiene, unos efectos conservantes que ya quisieran para sí el formol y las cremas del mercadona.

MeSientoEterno
¿Qué crema crees tú que utilizo?

Este pequeño libro es un conjunto de relatos cortos escritos por Juan Arcones con una pluma tan bonita, tierna y delicada que nos ha hecho suspirar deseando tener un novio que nos hable como él escribe. Pero Eterno amor adolescente es también un conjunto de ilustraciones de Sanz i Vila, que le dan un toque de luz y color que resulta de lo más cuqui. Y lo realmente importante, que el trabajo de ambos se compenetra perfectamente. Los textos de Juan le van como anillo al dedo a lo dibujado por Pau (que así se llama Sanz i Vila). Y al revés, las imágenes de Sanz i Vila nos transmiten a la perfección lo que Juan nos cuenta.

vila_y_arcones_eterno_amor_adolescente
Teñirse la barba y el pelo de rosa puede ser una de las tendencias de este año.

A lo largo de varias historias Juan y Pau recuerdan a aquel chico que fue su primer beso y su primer amor, del que nunca más supo nada hasta que una noche de marcha muchos años después se lo encuentran y se dirige a él. O aquella temporada en el que cada viernes te encontrabas a otro que te gustaba y no te atrevías a hablar con él. La piscina en la que se marcaba todo y tu humedad no era producto del agua. Ese pelirrojo ay los pelirrojos que te dejó sin aliento sentado frente a ti en el vagón del metro. Esas ideas de película que teníamos como la de querer un final feliz (“Un happy ending lleva escrita la palabra “final”. Un FINAL nunca puede ser FELIZ“). Las cosas a las que no nos atrevíamos, como a subir a la montaña rusa en el parque de atracciones. Queríamos ser mayores, pero al tiempo seguir teniendo la ilusión de un niño…

beso_EB
¿Te acuerdas de aquellos besos con sabor a chicle de fresa?

Pues si os hacéis con este libro vais a recordar todos estos momentos. Quizás no vivisteis la adolescencia de la misma manera, pero seguro que os pasaron cosas parecidas. Que guapas no lo sois todas ¡ni versátiles!, pero adolescentes seguro que sí, ¡y mucho! Y a las que decís que no, que sois una rancias, pues leed. Leed y recordad, que ya veréis. ¡Qué bonito es el amor! ¡Que bonito es el Eterno amor adolescente!

Portada_eterno_amor_adolescente_Juan_arcones_Sanz_i_vila

  • Podéis comprar Eterno amor adolescente de Juan Arcones y Sanz i Vila aquí.