Me vais a tachar de Little Monster, pero me suda la polla.

Rosa Benito Lady Gaga parece estar recuperándose de la pájara tontería profunda depresión que sufrió a finales de 2013 y con las entradas de la gira de Artpop ya a la venta vuelve a la carga con la promoción de su último disco. Disco que, como todos últimamente, nadie ha comprado pero todos hemos escuchado.

Otro día os hablamos de la absurdez que supone tener como referente de “éxito” no comercial las listas de ventas en la época del todo gratis.

El caso es que anoche la Germanotta se plantó en el show de Jimmy Fallon e interpretó en directo el tema que da nombre al disco, Artpop, en otra más de sus idas de olla/actuaciones/locurones; y volvió a demostrar que más allá de las pelucas a lo Donatella, los gestos histriónicos y los bailes epilépticos mientras intenta no matarse bajando unas escaleras cubiertas de humo (eso tiene mucho mérito, si no que se lo pregunten a Atzur); la chica tiene un talento para la música y una forma de interpretarla que, aunque joda (que yo lo entiendo, jode), la hace única. Y si no única, al menos diferente al resto.

Mirad qué ojitos pone mientras canta. ¡Es que me la como!

httpvh://youtu.be/YQxXmfdwXGA

Eso sí: MUY MAL, porque no había “iiiiiiIIIIIII iiiiiIIIIIIII”s.

El dueño del cortijo