Cuando lo mismo te da miércoles que domingo, sábado o lunes. Cuando de acuerdas de tu ex, de que fue él quien te dejó, quien te dijo que ya no te quería y se fue un día para no volver nunca jamás. Cuando hace más frío en tu corazón este es un post sobre poesía que en tu cama y entre tus piernas. Cuando te parece oscura hasta una tarde de verano. Cuando ni siquiera un mix de Madonna, Kylie Minogue y Rihanna consiguen que te arranques a bailar. Entonces es que el desamor y la desesperación se han adueñado de ti, has entrado en esa fase que son Todos los putos días de mi vida. Te miras al espejo melifluo y lánguido, te echas colirio para semejar estar siempre al borde del llanto y la lágrima cinematográfica, ensayas esa mirada perdida en la nada, buscando lo mismo que tú en el infinito que tan bien te sale. Pero te falta un detalle para demostrarnos que lo tuyo es auténtico y no solo postureo. ¿Serías capaz de escribir lo que te está ocurriendo, lo que te está pasando? ¡Te pillamos! ¡Eres una mentirosa! ¡Tú no eres Rubén Guallar!

RubenGuallar
Tú pareces el auténtico Rubén, pero hasta que no te toquemos no podremos saber si eres de verdad.

Rubén Guallar tiene una solida carrera como escritor a sus espaldas ojalá él a nuestras espaldas a sus 39 años, tal y como demuestran un premio literario que ya ganó en 1995 y una novela posterior. En Todos los putos días de mi vida no solo escribe, sino que también fotografía e ilustra (valga como ejemplo el dibujo de los dos hombres abrazándose de su portada), lo que hace que esta sea una obra muy personal. Una duda Rubén, ¿de quién es el paquete fotografiado en la página 127? Algo muy sugerente, pero al tiempo muy significativo. Si la poesía es una muestra del alma desnuda de su autor, ¿por qué, nosotros lectores, no la leemos sin boxers, slips, tanga o cualquier tipo de lencería que usemos? Con esto no sé si parezco un poeta o un incitador al nudismo.

Te in-Teresa
"Los nombres del fuego", una novela valiente
RecitarPoesia_EB
Ven, que te voy a recitar una poesía muy íntima y profunda

La poesía de Rubén tiene un importante punto narrativo, cuenta historias que relatan el contexto de las emociones que expresa, y esto hace que sea mayor la posibilidad de conectar e identificarnos con lo que escribe, con lo que comparte con nosotros. Otro aspecto a destacar es que no hay pudor alguno, y se desnuda ¡otra vez! a nivel emocional ¡ah! dejándonos ver las ilusiones, las esperanzas y los sueños que un día tuvo, pero que por unos motivos o por otros no llegaron a buen puerto. Y como siempre que hay amor, también hay sexo, unas veces en modo delicado (Tu noche en la mía anclada / tu noche fuego en mi garganta / tu noche arpón en mi pecho) y otras mucho más directo tú te agachas yo te la… (Fui tu polla / en la que viajaste al galope de quien no quisiste).

Pero no os creáis que este título es tan sólo sexo y amor. No sería realista entonces, ¡si no ciencia-ficción! No, su realismo está en dar cabida a acontecimientos de la infancia, éxitos que se esfuman de manera casi instantánea, encuentros fortuitos en baños públicos, reencuentros después de muchos años, decálogos de grupos musicales o mujeres abandonadas tienen también su hueco en este poemario que nos ha despertado las ganas de leer y saber más de Rubén Guallar.

  • Podéis comprar Todos los putos días de mi vida de Rubén Guallar aquí.

Deja tu comentario