Un tío del joven asegura que la causa del crimen es la homofobia de la madre.

[divider]Actualidad | Alerta Homo[/divider]

El cuerpo de Itaberlly Lozano, de 17 años de edad,  apareció carbonizado el pasado 7 de enero en un cañaveral de Cravinhos, Brasil. Lo que nadie se esperaba es que su propia madre, Tatiana Lozano, confesara haberle matado. Según ha informado la policía, el joven fue apuñalado con un cuchillo para, al parecer, ser quemado luego por su padrastro.

Un tío de la víctima ha declarado que el móvil podría ser la orientación sexual de Itaberlly ya que la madre nunca llegó a aceptarla. Las continuas discusiones por este asunto provocaron que el joven se fuera a vivir con su abuela quien dio la voz de alarma ante su desaparición.

La versión de la madre es que lo hizo en defensa propia porque había recibido amenazas de su hijo mientras este se encontraba bajo los efectos de las drogas. Actualmente se encuentra en prisión mientras su pareja sentimental está a la espera de disposición judicial.

[divider]Fuente: Cuatro[/divider]

 

Deja tu comentario