El pasado domingo todos nos llevamos una desagradable sorpresa. Bueno, todos no: para algunos ha sido muy agradable. Jesús Grande, el presidente del COGAM, publicó en El Mundo un artículo de opinión en el que, en teoría (según dice el titular), analiza la realidad sobre la LGTBfobia en 2016. Y, en teoría, debería ser algo bueno que un periódico generalista publique un escrito del presidente del COGAM hablando sobre LGTBfobia; pero no. Porque lo que viene a hacer Grande en esa columna es echarse unas cuantas flores porque mira qué bonito es el COGAM, qué de cosas hacemos, qué guapo soy y qué tipo tengo… Y decir que en realidad lo de las agresiones en Madrid tampoco son para tanto.

Excuse-me-GIF

No hace falta leerse el texto entero para entender por qué el artículo ha provocado reacciones muy negativas en mucha gente, coges los dos extractos que hay junto al titular en la web y te queda claro:

El presidente de COGAM afirma que “indicar que las agresiones por LGTBfobia están subiendo es pervertir la realidad

Y:

Resulta muy sorprendente ver cómo hoy en día algunas asociaciones participan en foros, comités, reuniones de expertos sobre LGTBfobia cuando no es su verdadero ámbito de actuación.

A ver Jesús, por partes. Decir que en Madrid en pleno 2016 no hay un repunte de las agresiones por LGTBfobia no es pervertir la realidad: es tener el valor de contarla. Sí, lo sabemos: es complicado ir a pedir dinero al político de turno si públicamente estás diciendo que no cumple con su trabajo, pero decirle a los políticos que no hacen su trabajo es, en parte, por lo que recibes ese dinero.

downton-abbey-maggie-smith

Lo que el presidente de COGAM pretende hacer es restarle importancia a la situación que se vive en la capital de España, por un lado reconociendo tímidamente que sí, que bueno, que hay agresiones y a la vez utilizando de forma torticera un argumento que se repite mucho estos días y que el propio Yago Blando, coordinador de Arcópoli, nos explicó en la entrevista que publicamos en esta web hace un par de días: la gente denuncia más. O más bien, la gente tiene menos miedo a hacer públicas estas agresiones (porque luego hay muchos motivos por los que muchas de ellas no se convierten en denuncia). El hecho de que las parejas gays ahora se sientan más cómodas yendo de la mano o que a un chico gay no le importe llevar el pelo teñido de rosa cuando va a coger el metro o ir travestido a una fiesta… ha hecho que, como colectivo, nos hayamos vuelto más visibles.

RECREACIÓN: Un maricón volviéndose visible
RECREACIÓN: Un maricón volviéndose visible

Esta visibilidad afecta de otra forma a, por ejemplo, las lesbianas; porque que dos chicas vayan por la calle cogidas de la mano llama menos la atención que si lo hacen dos chicos. ¿Quién detiene palomas al vuelo? ¿EH? ¿QUIÉN? Pues el COGAM no. O sí. Depende de por dónde les sople el viento.

Así que sí, es evidente que esa visibilidad hace que los intolerantes y los agresores detecten a sus posibles víctimas de forma más fácil y se atrevan a cometer el delito. Pero que en menos de medio año ya llevemos contabilizadas 64 agresiones en Madrid no se debe únicamente a que hayamos perdido el miedo al qué dirán cuando le damos un beso a nuestro chico en la Gran Vía. Repito: SESENTA Y CUATRO agresiones en menos de medio año. Negar que hay un incremento es, directamente, una irresponsabilidad. ¿Cuántas agresiones se contabilizaron en 2015? ¿En 2014? ¿Eran tantas?

Taylor_confused_gif

Bueno, hagamos bien la pregunta. En 2015 y 2014 ¿HABÍA ALGUIEN CONTANDO LAS AGRESIONES? Porque el COGAM lleva 30 años trabajando, que digo yo que en algún momento a alguien se le habrá ocurrido coger un papel y un boli y apuntarlas. Y si el presi dice que no ha habido un repunte será porque en 2014 la cosa fue igual de escandalosa. Y entonces ¿POR QUÉ NO NOS ESCANDALIZAMOS EN 2014?

WHY

La cosa es que aunque aceptáramos que lo que pasa es que ahora somos más visibles y que en 2015 le partieron la cara a mucha gente pero no nos enteramos porque no denunciaron; 64 agresiones son una burrada y la postura del COGAM no puede ser ponerse a la defensiva porque Manolito le ha quitado el cromo del Bollycao y restarle importancia al problema. Y si crees que el COGAM no le resta importancia, échale un ojo a sus setecientas setenta y siete cuentas de Twitter y mira en cuántas hay alusión al tema (antes del domingo, que en los últimos 3 días no han parado).

Pero te decía que el COGAM no puede reaccionar así, y no puede hacerlo por dos motivos importantísimos. El primero es que el COGAM ha de hacer honor a sus 30 años de lucha dentro del colectivo y aunque sólo hubiera UNA agresión poner toda la carne en el asador y sacar las antorchas y los tridentes de camino al Ayuntamiento para que lleguemos al punto en el que no haya ninguna (o que, si la hay, haya una condena contundente por parte de toda la sociedad). El segundo motivo es que decir que no hay un problema de LGTBfobia en las calles de Madrid (o que lo hay pero naturalizarlo diciendo que es que somos más visibles) es darle argumentos a los enemigos del colectivo para frenar la puesta en marcha de medidas contra esa LGTBfobia.

¡Voy a abrir un melón! Nos consta que el artículo del presidente del COGAM en El Mundo está circulando entre varios políticos del Partido Popular que lo han entendido como un respaldo a su postura frente al problema. Corrijo: frente a la nada. Porque ahora resulta que no hay un problema, que estamos distorsionando la realidad. ¿Recuerdas que hace unos días el PP de Madrid se abstenía en una votación en el Ayuntamiento de la ciudad para aprobar medidas contra la LGTBfobia? Beatriz Elorriaga, concejal del PP, decía que esas medidas no eran competencia del Ayuntamiento (quédate con esta idea) y que el texto que aportaba medidas “sobre este grupo de personas” era impreciso y lleno de tópicos. Pues Elorriaga ahora debe estar muy contenta con lo que ha dicho el presidente del COGAM. Y eso, amiga mía, es muy preocupante.

Te in-Teresa
El día en que Facebook me baneó por decir "maricón" mientras todos decían "puta"

concerned gif

En el otro párrafo destacado por El Mundo, Grande Rama hace referencia a “algunas asociaciones” que se han colado -pasaban por ahí y dijeron ¡coño! ¡un catering!- en foros, comités y reuniones de expertos sobre LGTBfobia cuando no es su verdadero ámbito de actuación. Que si luchar contra la LGTBfobia no es el ámbito de actuación de estas asociaciones entonces… ¿CUÁL ES SU PUTO ÁMBITO DE ACTUACIÓN? ¿Organizar veladas para ver Rupaul’s Drag Race? ¿Una excursión a la sierra para hacer cruising? ¿Una charla sobre los diferentes tipos de vaginas?

Por cierto ¿notas la similitud entre lo de el “ámbito de actuación” y las “competencias” del Ayuntamiento? Pues eso.

winking_lucille_arrested_development

A nadie se le ha escapado (y hemos hablado con mucha gente de muchos colectivos y muchas asociaciones sobre este tema) que ese trozo en concreto del texto es un dardo envenenado a Arcópoli. Arcópoli es una asociación que nació como un punto de encuentro para los universitarios LGTBQWERTY y que poco a poco ha ido creciendo hasta convertirse en un referente del activismo LGTBQWERTY en la Comunidad de Madrid. Y claro, eso escuece jode.

Siendo un poco desconfiados, podríamos pensar que el único objetivo de Arcópoli es terminar ocupando puestos de responsabilidad política o cobrar subvenciones. Pero lo cierto es que Arcópoli está cumpliendo con su labor. A mí me parecería mal que se le diera dinero a una asociación y luego no hiciera lo que tiene que hacer con él; me parecería mal que una asociación recibiera (por ejemplo) una subvención para realizar pruebas gratuitas de VIH y cuando una persona fuera a la sede a hacérsela le derivaran a su centro de salud. Así que puede que Arcópoli sea en realidad una forma de sacar dinero; puede que Arcópoli sea el último invento de Lex Luthor para dominar el mundo o puede que Arcópoli sea una asociación formada por activistas comprometidos que realmente trabajan por la igualdad real del colectivo. Al final lo que importa no es lo que sea Arcópoli, si no lo que hace Arcópoli (o cualquier otra asociación). Y lo que hacen, por ahora, lo hacen muy bien. Y lo hacen tan bien que, como nos explicó un chico que fue víctima de una agresión, cuando se dirigió al COGAM para pedir ayuda en los trámites de la denuncia desde allí le derivaron directamente a Rubén Lodi, uno de los coordinares de Arcópoli.

Gif39

Como lo lees: el COGAM recibe formaciones sobre LGTBfobia de gente de Arcópoli y además les derivan los casos de agresiones. Y sabiendo eso yo interpreto dos cosas: o bien el COGAM no tiene capacidad para realizar ese acompañamiento a la víctima de una agresión y por eso lo derivan a Arcópoli (cosa muy preocupante teniendo en cuenta que reciben sus buenas subvenciones), o bien el COGAM no quiere meterse en el tema (que me preocupa casi más que lo anterior). Sea como sea, hay que tener muy poca vergüenza para quejarse porque “otras asociaciones” salen en la foto de las reuniones y los comités de expertos mientras la tuya no, cuando tú mismo estás contando con esas “otras asociaciones” para hacer lo que deberías estar haciendo tú. También. Porque no se trata de que lo haga uno y ya está: el COGAM es una institución de referencia en la Comunidad de Madrid y su trabajo no ha de depender de lo que hagan los demás sino de ellos mismos. Por ponerte un ejemplo: si yo veo que Cromosoma X hace algo mejor que yo, intento mejorar yo; no les pongo a parir.

Laughing-Then-Crying-Gif-Tumblr-08

Bueno vale, no cuela.

Al presidente del COGAM no se le caen los anillos al decir que esas “organizaciones oportunistas (…) entran a ‘trabajar’ (.sic) en campos de actuación que le son ajenos y relegan o excluyen a aquellas verdaderas organizaciones que tienen el conocimiento y la experiencia“. Para que quede más claro: al COGAM le jode que Arcópoli (entre otros) salgan en la foto. Porque cuanta más gente haya en la foto entre más gente hay que repartir el dinero que reparte el que hace la foto.

a52

Los méritos y las fotos no deberían preocupar a nadie en el COGAM si realmente están haciendo lo que se supone que están haciendo. Según cuenta el presidente en El Mundo, desde 2006 tienen disponible el servicio S.O.S. Homofobia (sos@cogam.es / 911838555) para atender a las víctimas de ataques por LGTBfobia en Madrid.  ¿Tú conocías ese servicio? Si tú o un amigo tuyo sois agredidos en Madrid ¿pensáis en el COGAM y en el servicio S.O.S. Homofobia como primera ayuda? Probablemente no. Probablemente pienses en Arcópoli. No te sientas culpable, porque en el COGAM también piensan en Arcópoli.

Pero que tu referente sea Arcópoli o el Observatorio Contra la Homofobia de Madrid no es culpa suya, no es algo malo. Es que están haciendo las cosas bien. Y si el COGAM no llega a la gente y nadie se acuerda de él puede que sea porque tienen una comunicación desastrosa.

Si buscas ese número de teléfono en Google, lo único que encuentras es un tweet de MARZO DE 2015:

El siguiente resultado en el buscador es el artículo publicado el domingo en El Mundo.

Si repasas las cuentas de Twitter del COGAM (una de las tres mil, porque cada departamento tiene la suya y es un caos) verás muy pocas (o ninguna) referencia a las agresiones en Madrid. Por no ver ni siquiera verás una imagen promocionando el servico S.O.S. Homofobia. Lo lógico sería pensar que aunque el presidente diga que no hay un repunte (basándose en los misteriosos datos que sólo manejan ellos y nadie más ha visto ni verá), si la gente está hablando del tema es el momento ideal para darle presencia en redes por si acaso. Pero no. ¿Pa’ qué? ¡Si ya lo hacen los de Arcópoli! Eso sí: fotos de congresos, de personalidades, de reuniones y de talleres las tienes a tutiplén.

Las pocas veces que hablan de las agresiones o han sido en la última semana (la mayoría después de que se publicara el artículo provocando las reacciones que ha provocado); o son retweets de otras cuentas que enlazan a artículos de periódicos en los que se habla de ese repunte en las agresiones. ¿En qué quedamos? ¿Hay un problema o no hay un problema?

Te in-Teresa
Los obispos y la "libertad de expresión"

frankdisapprove

¿Y por qué nosotros, como medio LGTB que recibimos notas de prensa de la FELGTB, de Arcópoli y de un montón de asociaciones más no teníamos ni idea de que existía ese teléfono? ¿Por qué no sabemos cuánta gente llama para pedir ayuda o cuánta gente sabe siquiera que existe? Te voy a decir por qué: porque desde hace más de un año venimos solicitando de forma constante al COGAM que nos incluyan en su base de datos, que nos pasen una memoria de las actividades que realizan (que ni 2014 ni 2015) o que, desde que fue elegido presidente hace un año, Jesús Grande nos conceda una entrevista. ¿El resultado? Mira, para que te hagas una idea:

Esos tweets son de ayer. Mayo de 2016.

Por cierto, que la única nota de prensa que hemos recibido por parte de ellos está fechada el 20 de octubre de 2015. Algo nos dice que les caemos mal.

Bloody-Teary-Tom-Cruise-No-Reaction-GIf

No dudamos de que el COGAM hace cosas, a lo Rajoy. Pero ¿qué cosas? Y más importante: ¿por qué no nos enteramos de esas cosas? Queremos ser buenas y creer que es que nos las comunican. ¿Tú, que no eres miembro del COGAM, te enteras de si hacen algo más que poner su logo en alguna pancarta?

Porque ahora mismo parece que lo más importante para el presidente del COGAM es lamentarse porque otras asociaciones están robándole el protagonismo en lugar de ponerse las pilas para mejorar el funcionamiento de la suya. Pero es más fácil decir que la culpa es de los demás, porque están haciendo más de lo que en teoría deberían estar haciendo y están dejando al COGAM “relegado” a un segundo lugar. Esto no es nuevo, el COGAM no es la primera asociación que se queja porque han venido otros que les están haciendo sombra. Pero la solución a la sombra no es talar el otro árbol sino hacer que el tuyo crezca más.

Termina su artículo Jesús M. Grande diciendo que ellos reciben muchas solicitudes de ayuda pero no las hacen públicas porque aplican un código ético que se centra en la ayuda a la víctima y no en “salir en medios de comunicación para sacar a la luz cualquier agresión“. Me contaba ayer otro chico víctima de una agresión en Madrid que él agradece que se hable de las agresiones en público, porque el hecho de que (sorpresa) Rubén Lodi fuera a la SER a hablar sobre el tema hizo que el taxista que le llevó al hospital después de ser agredido se mostrara especialmente comprensivo y empático con su situación.

macrockyhorrorgif

 

Pero por si toda la irresponsabilidad que ha quedado de manifiesto hasta ahora fuera poca, dicen desde el COGAM que publicar noticias sobre estas agresiones genera “alarmismo con sensación de vulnerabilidad e indefensión en las personas LGTB, así como genera un efecto llamada a los posibles agresores por la ‘sensación’ de que ‘no pasa nada’“.

Black-Guy-Really-GIF

Aquí directamente pasamos de la irresponsabilidad a la falta absoluta de vergüenza. Para el presidente del COGAM el problema no es que no se apliquen los protocolos, que las denuncias no lleguen a ninguna parte porque no se aplica la ley, no es que las penas para los agresores sean ridículas. ¡Qué va! El problema es que si hablamos en público de que en Madrid te parten la cara día sí día también por maricón (o por parecerlo, a lo mejor no lo eres) ¡los agresores se vienen arriba! Salvando las distancias, es como cuando en una campaña contra la violencia sexual hacia las mujeres se les recomienda que no vistan minifalda. No hagas público tu caso si te agreden, maricón, no sea que luego veamos que al agresor no le pasa nada y otro agresor (pobrecitos ellos, que les provocamos siendo tan maricones) haga lo mismo.

Y eso, amiga, te lo está diciendo EL PRESIDENTE DEL COGAM

¡¡DEL COGAM!!

Funny-Facepalm-GIF

Desde una de las siete millones de cuentas de la cuenta de twitter del COGAM ayer me acusaban a mí personalmente de “frivolizar” con este tema para conseguir seguidores y visitas en la web.

Pues habrá que seguir frivolizando.

Si a esta web llegan más noticias sobre agresiones, se van a publicar. Primero porque un puede publicar ese tipo de noticias sin desvelar datos personales y segundo porque es nuestra obligación explicarle a la gente que las calles de su ciudad no son tan seguras como le cuentan. Si a esta web llegan noticias sobre campañas o concentraciones organizadas por cualquier asociación (lleven 30 o 3 años funcionando) se van a publicar. Y si los miembros de otras asociaciones acceden a que les hagamos una entrevista cuando se la solicitamos y no dos años después, la vamos a hacer.

Nosotros, en la medida de nuestras posibilidades, vamos a intentar estar a la altura y vamos a seguir aportando nuestro grano de arena. A lo mejor al COGAM no le gusta que “frivolicemos“, pero gracias a que nosotros (y muchos otros) “frivolizamos” la gente se entera de lo que está pasando. De que llevamos 64 agresiones en Madrid en 2016. Lo malo es que no somos El Mundo y lo que decimos no generará tantos comentarios y tantas reacciones como lo que publican ellos. Por cierto, Jesús, que le doy personalmente las gracias por ver cómo su artículo le ha dado alas a uno que comenta que las ONG no sirven para nada porque sólo buscan beneficio económico o que una ley contra la homofobia sólo genera más “segregación por mecanismo de autodefensa.

Pero como le decía, nosotros vamos a seguir haciendo lo que parece que no le gusta que hagamos. Y lo vamos a hacer sin recibir ninguna subvención. Es lo mínimo que esperamos de las asociaciones que trabajan por y para el colectivo.

Es lo mínimo que esperábamos del COGAM.

shade-latrice

P.D.: Hola, FELGTB. ¿Estáis vivos?

Deja tu comentario