Los derechos de las personas transexuales difieren según la comunidad autónoma de residencia.

[divider]Actualidad | Activismo LGTBQWERTY[/divider]

La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales, FELGTB, se suma a las actividades y la conmemoración del Día Internacional de Acción por la Despatologización Trans denunciando una vez más la psiquiatrización de la transexualidad y las graves consecuencias del llamado ‘diagnóstico de disforia de género’. Como parte de la Red Internacional por la Despatologización Trans (STP2012), FELGTB también quiere visibilizar la violencia que se ejerce sobre las personas intersexuales mediante los procedimientos médicos vigentes.

“La transexualidad debe dejar de ser considerada como un ‘trastorno de identidad sexual’ de una vez por todas, tanto a nivel nacional como en la Clasificación Internacional de Enfermedades de la Organización Mundial de la Salud”, ha asegurado Ares Piñeiro, responsable del Grupo de Políticas Transexuales de FELGTB. “Es intolerable que la psiquiatrización siga relegando a las instituciones médico-psiquiátricas el control sobre las identidades de género”, ha añadido.

FELGTB recuerda que en el Estado español existe una gran disparidad con respecto a los derechos de las personas transexuales como consecuencia de las leyes promulgadas a nivel autonómico. “Andalucía, Canarias, Euskadi, Navarra o la Comunidad de Madrid cuentan con legislaciones que reconocen los derechos de las personas trans, produciéndose una disparidad con respecto al resto del país que ha de solucionarse con la mayor celeridad”, ha explicado Mané Fernández, portavoz de FELGTB y experto en transexualidad. “La propuesta de ley de igualdad y no discriminación LGTBI que presentamos el pasado 28 de septiembre establece medidas efectivas contra la desigualdad de derechos persistente”, ha asegurado.

En el manifiesto de la Red Internacional por la Despatologización Trans también se reivindica, entre otros asuntos, el derecho al cambio de nombre y sexo en los documentos oficiales sin tener que pasar por ninguna evaluación médica ni psicológica; así como la puesta en práctica de políticas específicas para acabar con la marginación y la discriminación de las personas trans en los ámbitos laborales.

Te in-Teresa
Yago Blando (Arcópoli): "Los protocolos no funcionan porque no se aplican"

Fi[divider]Fuente: FELGTB[/divider]